lamarea.com

miércoles 19 septiembre 2018

Política

“No creo que salirse de IU resuelva los problemas centrales que tenemos”

El candidato de IU para el Ayuntamiento de Madrid es optimista y cree que se depurarán responsabilidades a tiempo para confluir en una candidatura “de unidad popular”

07 febrero 2015
12:50
Compartir
“No creo que salirse de IU resuelva los problemas centrales que tenemos”
El candidato de IU al Ayuntamiento de Madrid, Mauricio Valiente - Jose Hinojosa / DISO Press

Mauricio Valiente (Madrid, 1966) fue elegido en primarias abiertas, tanto por simpatizantes como por militantes, como candidato de IU al Ayuntamiento de Madrid. Lo hizo con un compromiso: el de confluir con Ganemos, por lo que su candidatura pretendía ser, en realidad, la apuesta de la federación de izquierdas en unas futuras primarias celebradas desde la iniciativa municipalista. Sin embargo, la tensión entre el proyecto político que representaban tanto él como Tania Sánchez y la dirección de IU-CM ha acabado con la dimisión de ésta última y una guerra interna que debería resolverse a tiempo para reaccionar de cara a las próximas elecciones municipales y autonómicas. Este viernes, la dirección de IU federal ha abierto finalmente un expediente “muy grave” a los portavoces de la organización en la Comunidad de Madrid. Valiente, que cita a La Marea en una asociación de vecinos de Tetuán, en el momento en que se está celebrando una asamblea de Ganemos, es optimista y cree que se depurarán responsabilidades a tiempo para confluir en una candidatura “de unidad popular”.

¿Qué opina del paso que han dado Tania Sánchez y los suyos?

Lo veo con tristeza, porque la militancia y el compromiso político fundamentalmente es un acto racional, de identidad con un proyecto. Evidentemente, la lucha de estos años y sobre todo de estos meses ha sido muy dura y una división de este tipo siempre tiene esa tristeza acompañada. Creo que es un error, no lo comparto. Creo que hay que luchar para que IU esté en los instrumentos de cambio que estamo construyendo desde la base. Además, creo que si IU no está y renunciamos a luchar para que esté se perderá un elemento fundamental, que es el que va a darle una conexión con nuestra base organizada, con el acumulado de elaboración, de práctica política, y el irnos impide todo esto. Por tanto no comparto esa decisión. Aunque también creo que no ha sido una decisión resultado de una opción libre, sino condicionada. Por un lado, por una presión externa, que yo creo que es asumible, por parte de la derecha y de aquellos que se ven en peligro ante un posible triunfo de una opción que claramente apuesta por la unidad popular y el cambio. Por otro, por la presión de una parte de la organización, que ha puesto el altavoz y ha utilizado de una forma escandalosa esa crítica de la derecha como un ariete interno. Eso debilita y duele especialmente. Y creo que ha condicionado mucho la salida de Tania.

El mayor problema que tienen los que quieren cambiar IU en estos momentos es el de los reducidos plazos antes de las elecciones autonómicas y municipales. ¿Cómo lo ve usted? ¿Se puede imponer el espíritu de convergencia?

La situación de IUCM y los pasos que ha dado su dirección la ha situado fuera de la organización. Esto es una reflexión que habíamos hecho colectivamente y no antesdeayer, sino hace un mes. El no cumplimiento de las resoluciones federales sobre Bankia-Caja Madrid o la gestión para la elección de una nueva dirección tras la dimisión de Eddy Sánchez. Nosotros diseñamos una línea de actuación que no nos la iba a condicionar ni la iba a sabotear esa actitud, porque entendemos que había una apuesta clara de nuestras máximas asambleas federales, regionales y de Madrid ciudad. Por otro lado, es cierto que estamos jugando con unos plazos políticos que no ponemos nosotros y hay que tomar decisiones con mucha rapidez y con mucha contundencia. Por último, el problema es que no creo que el hecho de salirse de IU resuelva los problemas centrales que tenemos y por tanto no creo que ese argumento sea válido. La necesidad de impulsar un proceso de convergencia hoy está igual que antesdeayer. Y en ese proceso vamos a estar todos. Por eso no comparto que eso vaya a facilitar el desarrollo de ese proceso de convergencia. No lo comparto, o yo no lo veo. A lo mejor alguien tiene una visión distinta y nos lo pueda explicar. Pero yo no lo veo. Va a ser muy difícil. Además los actores que intervienen tienen una posición distinta a nivel municipal y a nivel autonómico. Me estoy refiriendo en este caso a Podemos. Eso no es una cuestión de voluntarismo, es cuestión de la realidad.

En cualquier caso, ¿se esperaba la salida de Tania Sánchez y su entorno? ¿Le propusieron que diese el paso con ellos?

Era un elemento que estaba presente en la situacion tan difícil que hemos vivido, yo diría que desde antes de las primarias. Había gente que decía ya que el clima era insoportable. Así que esa tentación estaba presente. Y luego llegó el anuncio de Jorge Garcia Castaño, que también fue sorpresivo. Yo me enteré por la prensa. Eso ya traducía un malestar y una opción de algunos compañeros. Aun así Tania no me lo comunicó con anterioridad, lo hizo una hora antes de que comenzara la reunión en la que anunció la decision. No sé cuándo la ha tomado. Hay que tener en cuenta los tiempos políticos tan acelerados que estamos viviendo. Pero vamos, no fui consultado y también es cierto que yo nunca he contemplado esa posibilidad. No porque no esté harto de este tipo de intromisiones, sino porque creo que si me voy me tienen que explicar dónde voy, para qué me voy y con quién me voy. Porque si no, no acabo de entender la ganancia, máxime cuando hay una ruptura de hecho en la organización de Madrid y te vas de la organización en vez de irte con los que estamos luchando. Pero bueno, eso cada uno lo valora y lo pone en práctica.

¿Cree que Cayo Lara y la dirección federal tomará cartas de manera contundente en el asunto? Se ha abierto un expediente, ¿cree que llegará a algún lado?

Yo creo que sí, porque no hay otro camino. No hay otro camino. Creo que llega tarde. A mí me habría gustado que en la anterior presidencia se hubieran adoptado las resoluciones claras que hablaban de intervención de la federación de Madrid y aun así no me cabe duda de que al final se tendrá que tomar esa decision, porque nos jugamos mucho. No internamente, porque todas las organizaciones son instrumentos. Lo que nos jugamos es la posibilidad de un cambio real. Esto no es un discurso. Si no está IU en este proceso no habrá condiciones reales para que vaya a buen puerto. Por la base, por el proyecto, por la capacidad y porque, respetando a Podemos y a todos los procesos participativos que está habiendo, yo creo en el proyecto de IU y creo que si hemos tenido problemas para estar a la cabeza en muchas ocasiones no ha sido por el proyecto sino por la incoherencia. Decir una cosa y hacer otra.

Ganemos y Podemos han acordado concurrir a los comicios como “partido instrumental”, mientras que la posición de IU es apoyar la coalición. Si de verdad se toman cartas en el asunto y triunfa la facción por la convergencia, ¿qué forma jurídica apoyaría?

Para empezar, éste es un debate totalmente pervertido. Cuando nosotros hablamos de convergencia y confluencia, lo hacemos de un proceso de organización social desde la base. Eso es lo fundamental. Toda la gente que se ha movilizado durante estos años y que no milita en organizaciones nos está reclamando procesos políticos de organización desde abajo. Eso requiere una forma distinta de hacer el trabajo, como hemos hecho en las mareas ciudadanas. Despues de dejar sentado esto, podemos ver cómo reflejamos eso electoralmente. Hemos estado trabajando en Municipalia y luego en Ganemos Madrid desde el verano pasado. Y ahí la participación es un hombre o una mujer, un voto. No es en representación de los partidos. Y por último, después de todo ese recorrido, se da el debate sobre la forma jurídica para registrar una candidatura. Porque claro, si lo que hacemos es que el debate que tenemos que tener sea el del instrumento jurídico, es una perversión. Creo que ha sido una perversión interesada para intentar sabotear estos procesos. Después de aclarar todo esto, yo creo que la mejor forma jurídica es la de coalición electoral, que es la que proponía IU y creo que es de sentido común, para aprovechar lo que tiene la representación de los partidos que estamos participando en estos procesos, para controlar ademas la representación que tengan desde los partidos al dia siguiente, porque una agrupación electoral desaparece después de las votaciones. Creo que es la mejor fórmula jurídica. Y ya digo, hablar de coalición electoral es hablar simplemente de cómo registrarlo, no estoy diciendo que eso signifique que para construir esas candidaturas tenga que haber cuotas de partido y nos sentemos en una mesa los representantes. Y por último, aquí en Madrid, después de negociarlo llegamos a un compromiso que no nos satisface al 100%, que tiene pegas, pero que tiene una ventaja fundamental, que es que nos ha permitido seguir adelante con la esperanza que supone esa candidatura de unidad popular para Madrid.

¿Se refiere la fórmula de “partido instrumental” que ha conseguido imponer Podemos?

Sí. El partido instrumental, pues bueno, ha servido para eso, para llegar a un acuerdo.

No es lo más deseable pero lo aceptan.

Sí, sí, eso se conversó entre la representación de Ganemos y la representación de Podemos y al final llegamos a ese compromiso. Ya digo, a mí me habría gustado otra cosa, pero bueno, viéndolo en su conjunto creo que es una decisión que permite seguir luchando y avanzando.

Se dice desde algunos sectores, sobre todo desde la dirección que esta fórmula equivaldría a diluir IU.

Hay que leer el acuerdo, que es público. Además, es de lógica política. Yo estos días estoy dando la cara por IU. ¿Voy a ir a un tipo de proceso que suponga la disolución de la organización en la que creo, por la que estoy luchando? No tiene sentido. Es más, nuestras experiencias históricas, tanto del PCE como de IU, están llenas de infinidad de apuestas de este tipo, porque la base y el contenido fundamental no es la fórmula, sino el proyecto político.

¿Dónde queda en todo esto Alberto Garzón? Parece que él y Sánchez eran las cabezas más visibles de esta renovacion. ¿Queda cojo?

Creo que no, que Alberto representa una esperanza para el proyecto de IU. Por tres motivos: por su rigor político, por su capacidad para llegar a muchísima gente y por la honestidad que se le ve en la cara. No es un discurso, es algo que se transmite y eso es fundamental. Evidentemente, es un golpe que Tania no esté, y lucharemos para encontrarnos en el camino, pero yo creo que en absoluto afecta al proyecto y a lo que representa Alberto Garzón. Lo que sí afecta es la incoherencia, hablar de un proyecto de refundación y no haberlo terminado, haber hablado de confluencia y meternos en una dinámica de florituras, de discursos identitarios falsos. Eso es lo que nos perjudica. Haber denunciado la estafa de esta crisis y no haber depurado hasta el final las responsabilidades por el caso Bankia. Eso es lo que tenemos que resolver y yo creo que Garzón, lo ha demostrado estos días, lo va a defender con fuerza. Y yo en lo que pueda aportar estaré.

Estan siendo muy contundentes algunas agrupaciones, como IU Vicálvaro, Chamberí, incluso IU Getafe, que han declarado que no reconocen a la dirección de IU-CM. También lo ha hecho el PCM. ¿No debería haber llegado antes esa contundencia?

Bueno, somos una organización bien estructurada, disciplinada en el mejor sentido de la disciplina, de desarrollar lo que acordamos colectivamente, de respetar las opiniones que entre todos vamos marcando. Y eso ha hecho que un comportamiento totalmente ajeno a lo que nos exige el momento histórico, muy centrado en los intereses de un pequeño grupo de dirigentes de IU-CM, ademas con un tono muy desagradable, haya saboteado este proceso y toda esa esperanza inmensa que arrancamos con las primarias. Muchas veces lo que nos pedía el cuerpo era forzar la máquina mucho más y yo creo que hemos ido paso a paso. Los tiempos se han ido acelerando y posiblemente yo, como muchos, nos hayamos equivocado al no forzar más, pero creo que ha sido un proceso inevitable tal y como se ha venido dando. No ha dependido de nosotros, porque en este momento lo fundamental es salvar lo que representa IU, su capacidad de lucha. Hay otros compañeros que hablan de la historia. Yo no, a mí la historia me da lo mismo. Hablo de la capacidad de sus militantes, de sus cuadros, de su participación en el movimiento vecinal y obrero. Eso es lo fundamental que hay que salvar porque el cambio lo necesita. Eso es lo que nos ha hecho aguantar en muy difíciles condiciones. La responsabilidad está en una dirección que ha demostrado una ineptitud y una estrechez de miras que no la merece IU en Madrid.

¿Cómo es posible que exista esa dirección si la mayoría de militantes está en contra de esas prácticas? ¿Se han agudizado los problemas en los últimos años?

Sí, creo que ha habido un manejo muy antidemocrático. Un manejo ademas con muchas trampas internas, desde la Asamblea Regional de 2012, en la que hubo una situación muy dramática, con apenas un 1% para no tener la mayoría. Luego se entró en una dinámica de viejos aparatos, de burocracias, de intereses muy mezquinos, que es lo que ha permitido que la voluntad y lo bueno que se había desarrollado durante ese tiempo no se hubiera manifestado más.

¿No tienen miedo de quedarse fuera de la convergencia si no se actúa rápido contra esa dirección?

Bueno, nosotros estamos en Ganemos y estaremos hasta el final. Creo que el único peligro que tenemos que podría hacernos desaparecer es no ajustar cuentas con toda la radicalidad de un bisturí con esa parte de nuestra organización que se ha acomodado y que lo que busca es el interés personal y más sectario, en vez de apostar por la que es nuestra seña de identidad, que es la transformación de nuestro pais. Si yo, igual que muchos de mis compañeras y compañeros, estamos militando y dedicamos tiempo de nuestra familia, de nuestros amigos, de nuestros hobbies… si lo hacemos es porque queremos cambiar una sociedad que no nos gusta. Moriremos en el momento en que prioricemos, en vez de estar ahí, otra cosa por comodidad. Autoestimularnos con banderas y cosas que no tienen sentido. La finalidad es el cambio y en él es donde nos identificamos. Y yo no tengo miedo a que desaparezcamos o que nos quedemos marginales. A lo mejor algunos se podrán quedar, pero como proyecto o como militancia no lo creo.

Pero si no se consigue dar la vuelta a la organización en Madrid, todo apunta a que IU se quedará descolgada del proceso de convergencia.

Sí, bueno, ya veremos. Hemos vivido situaciones muy difíciles y hemos demostrado nuestra capacidad de regeneración. Creo que en este momento sería un drama, un error histórico y un desastre. Porque nosotros en el fondo somos un instrumento. Creo que no habrá cambio sin la izquierda real. No es una cuestión de siglas, es una cuestión de organización, de capacidad.

¿Quién cree que debería ser ahora el candidato de IU para la Comunidad de Madrid? ¿Cómo debería elegirse?

Lo primero es resolver la situación de división de hecho que tenemos, depurar las responsabilidades de Bankia, liberar los órganos de direccion de esa especie de secuestro que hemos tenido este tiempo y abrir un proceso participativo que nos permita situarnos en buenas condiciones. No pueden ser unas primarias a estas alturas, pero sí una asamblea o una conferencia lo suficientemente amplia como para que haya una decisión muy participada, y siempre pensando que el momento histórico, a todos los niveles. Pensando en confluir, no en salvar unas siglas. En salvar una apuesta política, que es la que estamos haciendo.

¿Sabes que 'La Marea' rechaza la publicidad sexista y la del Ibex35?

Un medio debe ser tan libre como coherente.

Protege nuestra independencia.

SuscríbeteHaz una donación

Eduardo Muriel

Eduardo Muriel

5 comentarios

  1. joan
    joan 07/02/2015, 18:39

    al final el copañero de Tania a las primarias tiene la misma opinion que ella aqui el problema es ladireccion de IUM que no se ha tomado responsabilidades tanto Mauricio como Tania tenian y tiene la misma opinion de de ganemos que no es Podemos ok era seguir en IUM. Hasta que la direccion se la han cargado

    Responder a este comentario
  2. ArroyoClaro
    ArroyoClaro 07/02/2015, 15:52

    La izquierda es en estos momentos más necesaria que nunca.
    El capital conoce quien es realmente su enemigo y aunque nunca ha conseguido derrotarla definitivamente sigue empeñado en aplastarle la cabeza con su pesada bota.
    En estos críticos momentos o salimos por la izquierda o no salimos.
    Al tiempo

    Responder a este comentario
  3. MKG
    MKG 07/02/2015, 14:14

    Tania Sánchez ha estado sometida a la lupa de los medios de comunicación , lo que muchas veces te dan (protagonismo) ,también se convierte en tu punto debíl. La Batalla de Hastings

    http://mkgpolitico.blogspot.com.es/2015/02/tania-sanchez-la-batalla-de-hastings_6.html#more

    Responder a este comentario
  4. Tinejo
    Tinejo 07/02/2015, 13:41

    Emociona el discurso de Mauricio, porque el respeto a unas siglas y la trayectoria de miles de militantes bajo unas siglas como las del PCE, a lo largo de la historia, merecen el respeto de no ser abandonadas, sino dar la batalla, como por otra parte es casi historia cotidiana de la izquierda real, para impulsar tus convicciones.

    http://casaquerida.com/2015/02/07/monedero-a-tus-monedas/

    Responder a este comentario

Escribir un comentario

No se publicará tu dirección de email.
Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

LM63 – Septiembre 2018

Cómprala 4 €

Última hora

Tus artículos

10 años después de la crisis financiera: nuestros ‘dirigentes’ nos han fallado, el futuro depende de nosotros 

"El 15 de septiembre se cumplirán 10 años desde que la quiebra de Lehman Brothers abrió una caja de Pandora", afirman.

Los socios/as escriben

Nicaragua: La corrupción de lo mejor

"Durante estos años en España se hablaba muy poco de Nicaragua. Sólo llegaban el color de las banderas rojinegras y el discurso revolucionario de Ortega".