lamarea.com

viernes 23 febrero 2018

LA UNI EN LA CALLE

La Web 2.0 como herramienta para la alfabetización digital

“Urge emprender procesos de multialfabetización con una mirada amplia y plural y con las posibilidades que nos ofrece la tecnología”, sostiene el autor, Doctor en Ciencias de la Educación

04 noviembre 2014
13:42
Compartir
La Web 2.0 como herramienta para la alfabetización digital

La concepción lineal de la alfabetización que se hace en la lengua dominante únicamente es una concepción muy limitada que contrasta con una sociedad globalizada, tecnificada y basada en el conocimiento. Dada la relevancia de los alfabetismos digitales asociados con la información y la comunicación (TIC), materializados en nuevas pantallas y nuevas herramientas Web, y la amplia variedad de formas de alfabetización culturalmente específicas en las sociedades complejas y plurales, el objetivo estratégico de la educación debe ser, sin duda, la multialfabetización.

La educación debe reorientar sus objetivos hacia la comprensión de nuevos lenguajes, hacia la alfabetización en el sentido que apunta Cummins (2005): “Fuera de la escuela, los alumnos se encuentran con prácticas alfabetizadoras que pueden involucrar otras lenguas diferentes a las lenguas de la escuela, así como tecnologías que han progresado mucho más allá del papel y el lapicero”. Los jóvenes, en general, interpretan el mundo a través de las nuevas pantallas. Las TIC deben conectar la escuela con la realidad circundante, los conocimientos de “fuera” con los de “dentro”. Es urgente, desde el ámbito educativo, facilitar y promover el conocimiento y análisis de las características de cada una de estas nuevas pantallas, con el fin de desembocar en una alfabetización digital que permita el uso y desenvolvimiento en una sociedad compleja y plural.

Lankshear y Knobel (2008) afirman que los alfabetismos digitales son “formas socialmente reconocidas de generar, comunicar y negociar contenidos significativos por medio de textos codificados en contextos de participación en Discursos -o como miembros de Discursos-”. Este concepto nos acerca a la idea de multialfabetización, lo que implica necesariamente la permanente comunicación entre la escuela y la realidad.

Las nuevas herramientas tecnológicas (armas de colaboración masiva como dicen Tapscott y Williams) desarrolladas en lo que se ha dado en llamar la Web 2.0, hacen posible el acceso de las personas a la creación de sus propios contenidos y a la generación de sus propias redes o comunidades virtuales. Podemos considerar la Web 2.0 como una nueva forma de inteligencia colectiva.

Algunas de estas herramientas que la Web 2.0 pone a nuestro servicio, como son los blogs, las wikis, las webquest, el software colaborativo, etcétera, pueden constituir estrategias y actividades que pongan en práctica procesos de alfabetización capaces de dar respuesta a la diversidad cultural y lingüística que encontramos en los centros educativos. Así pues, urge emprender procesos de multialfabetización con una mirada amplia y plural y con las posibilidades que nos ofrece la tecnología. Las estrategias para el desarrollo de la multialfabetización encuentran su tratamiento organizativo en la forma y metodología que hemos planteado en diversas ocasiones y que hacen referencia a las posibilidades didácticas y alfabetizadoras de las TIC o de las herramientas de la Web 2.0, en una triple vertiente: como un recurso, como un medio de expresión y comunicación y como la posibilidad de analizar críticamente la información.

En este sentido, las herramientas de la Web 2.0 contribuyen al desarrollo de nuevos procedimientos de aprendizaje, a la adquisición y utilización de otros códigos y otras formas de representación simbólica y, sobre todo, al establecimiento de mecanismos de comunicación, de expresión y comprensión que favorezcan la emancipación de las personas. Todo esto, sin embargo, no será posible sin una actitud positiva del profesorado hacia los medios tecnológicos.

La educación del siglo XXI debe convertirse en el primer paso de esa emancipación, procurando hacer de la solidaridad, la comunicación, el respeto a otras culturas, la convivencia pacífica y la capacidad de decidir y exigir las principales herramientas de un aprendizaje social que permita articular lo global desde lo local, reconstruir el conocimiento y reelaborar la realidad críticamente.

———————–

Isidro Moreno Herrero es Doctor en Ciencias de la Educación. Profesor de Tecnología Educativa de la Facultad de Educación de la UCM. Codirector del grupo de investigación INDICE (investigación sobre diversidad cultural y educación). Ha participado en diversas investigaciones relacionadas con la educación intercultural, formación del profesorado y TIC. Es autor de diversas publicaciones, artículos y libros sobre educación y atención a la diversidad cultural, alfabetización digital y las TIC como medio expresión creativa.

faldon_noticias

¿Sabes que 'La Marea' rechaza la publicidad sexista y la del Ibex35?

Un medio debe ser tan libre como coherente.

Protege nuestra independencia.

SuscríbeteHaz una donación

Isidro Moreno Herrero

Isidro Moreno Herrero

0 comentarios

No hay comentarios

There are no comments at the moment, do you want to add one?

Escribir un comentario

Escribir un comentario

No se publicará tu dirección de email.
Los campos obligatorios están marcados con *

Última hora

LM57 – Febrero 2018

Tus artículos

‘Homo Lubitz’, de Ricardo Menéndez Salmón

Reseña de la última novela de Menéndez Salmón, una obra que "nos adentra en un mundo donde se ejerce una nueva dimensión de lo atroz, esa dimensión no representable ni imaginable y que, al mismo tiempo, nos muestra una visión de futuro de nuestra especie", según Portela.

Los socios/as escriben

Un derecho inhumano

"Un centenar de personas acumulan la misma riqueza que 3.000 millones de sufrientes empobrecidos". Antonio Zugasti reflexiona sobre el derecho a la propiedad.

“La desigualdad es más profunda que el tema salarial si la llevamos a la desigualdad de género y la de clase”

La escritora y directora Irene Hernanz reconoce también su admiración por el bilingüismo en Cataluña.