lamarea.com

sábado 15 diciembre 2018

Sociedad

Seis activistas se enfrentan a penas de cárcel por las protestas contra un plan urbanístico

Este lunes ha comenzado el juicio contra varios jóvenes por su participación en las movilizaciones contra el Pla Caufec en Esplugues de llobregat (Barcelona), que no llegó a realizarse

27 octubre 2014
13:32
Compartir
Seis activistas se enfrentan a penas de cárcel por las protestas contra un plan urbanístico
Protesta de apoyo a los encausados, el pasado18 de octubre en Esplugues de Llobregat. FOTOMOVIMIENTO

BARCELONA // Este lunes ha comenzado en la Ciutat de la Justicia del Hospitalet de Llobregat (Barcelona) el macrojuicio contra seis activistas por su participación en diversas movilizaciones contra el plan urbanístico Porta BCN, conocido popularmente como Pla Caufec. La Fiscalía pide para ellos penas de entre 2 años y 2 años y 3 meses de cárcel, y los Mossos d’Esquadra elevan la petición a entre 2 años y 4 años y tres meses bajo la acusación de desórdenes públicos, atentado a la autoridad, y faltas de desobediencia.

El proyecto, diseñado en 1991 y que todavía no se ha puesto en marcha, prevé la urbanización de 40 hectáreas de terreno en la falda de la sierra de Collserola, entre los barrios de Finestrelles y Can Vidalet de Esplugues de Llobregat (Barcelona), para conectar el municipio con la Diagonal de Barcelona, y desde el principio contó con la oposición de numerosos vecinos, entidades de la zona y partidos políticos, que llevaron a cabo protestas de rechazo. El plan contempla la construcción de más de 600 viviendas de lujo, dos rascacielos de 105 metros de altitud, un hotel y un centro comercial. La llegada de la crisis dejó aparcado el proyecto, que ahora se pretende retomar.

Es en este contexto, y siete años después de que se produjeran los hechos que se juzgan esta semana, cuando arranca la vista contra los seis jóvenes por las movilizaciones que se llevaron a cabo entre 2004 y 2009. En la protesta del 6 de octubre de 2007, en la cual participaron alrededor de mil personas, se inició una carga policial después de que un grupo de activistas intentase colgarse de un puente para desplegar una pancarta. En la carga no se produjeron detenciones ni identificaciones, explican desde la plataforma de apoyo, que denuncia que las imputaciones fueron discriminadas, y los acusados, elegidos “a dedo”.

Cinco de los acusados, además, tienen pendiente otro juicio por una protesta contra el Plan Caufec en Esplugues de Llobregat, en el cual la policía municipal les acusa de daños, desórdenes, atentado a la autoridad y lesiones por entrar al Ayuntamiento en marzo de 2009 para protestar contra el encarcelamiento de un miembro de la plataforma vecinal –que estuvo preso durante diez días-. En caso de ser condenados por partida doble, supondría su entrada en prisión.

“Cabezas de turco”

En 2012 se puso en marcha la campaña Ni muts ni a la gàbia para coordinar las acciones de apoyo a los jóvenes, hoy con edades comprendidas entre los 30 y los 36 años. Los miembros de la campaña denuncian que se seleccionó a los encausados “como cabezas de turco de un castigo que llega años después de la fallida del proyecto y cuando, casualmente, Sacresa y el Ayuntamiento de Esplugues quieren volver a poner en marcha el rebautizado como Porta BCN”.

También subrayan que, en aquella protesta, miembros históricos de las asociaciones vecinales con edades que superan los sesenta años también participaron de la movilización, sin que ninguno fuera encausado por ello. De hecho, según alguno de los activistas de mayor edad, “se eligieron a los jóvenes a dedo porque vendía más eso que hacerlo a personas mayores”. El mismo Ayuntamiento de Esplugues, en 2012 y este año, aprobó dos declaraciones institucionales en las que calificaba de “desmesuradas” las peticiones de condena formuladas por la Fiscalía. El consistorio señala que el ayuntamiento no puso ninguna denuncia por los hechos y que la actuación judicial se deriva exclusivamente de las diligencias abiertas por los Mossos d’Esquadra.

Durante este tiempo, se han llevado a cabo numerosas acciones de apoyo a los activistas encausados. El pasado 14 de octubre, cuatro activistas contra el Plan Caufec se encadenaron a dos bidones de cemento frente al Departamento de Interior de la Generalitat con pancartas con el lema “Por el derecho a protestar y contra el miedo”. Agentes de los Mossos d’Esquadra necesitaron dos horas para desengancharlos de los bidones. El juicio se alargará durante tres días en la sala de vistas 221 de la Ciutat de la Justicia, donde los colectivos de apoyo han convocado concentraciones todas las jornadas a las 9 horas.

*Fotografía: Fotomovimiento

faldon_noticias

¿Sabes que 'La Marea' rechaza la publicidad sexista y la del Ibex35?

Un medio debe ser tan libre como coherente.

Protege nuestra independencia.

SuscríbeteHaz una donación

La Marea

La Marea

1 comentario

  1. Carmen
    Carmen 31/10/2014, 22:50

    Las personas sensatas que piden políticas de desarrollo sostenible en defensa de un mundo que agoniza, a la cárcel.
    Los jueces honestos que pretenden ajusticiar a ladrones y corruptos se les destituye de su cargo.
    Este país es para caciques, ladrones, cazadores, toros, católicxs de fe ciega, siesta soporífera.
    ¿quien les mandaba meterse con la política a estos activistas?

    Responder a este comentario

Escribir un comentario

No se publicará tu dirección de email.
Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

LM66 – Diciembre 2018

Cómprala 4 €

Última hora

Tus artículos

Quorum Global o cómo construir en común

"Las recetas aplicadas hasta ahora no han conseguido el giro de timón que necesitamos. Debemos aprender a escucharnos y a detectar temas, valores y actitudes colectivos", asegura el autor

Los socios/as escriben

¿Es tan sorprendente?

Reflexión tras las elecciones andaluzas: "Lo peor es que la izquierda no se plantea en profundidad los motivos de ese resurgir de la extrema derecha".