Inicio del curso escolar, con más religión. El PP, el PSOE y los obispos

"A partir de ahora, la nota de religión y su alternativa, conforme se vaya implantando, contará para el expediente académico, ¡como querían los obispos!", señala el autor

Pues sí, comienza -durante estos días- de forma escalonada un nuevo curso escolar, por cierto con no muchas novedades reales para las familias y los escolares. Eso sí, un dato importante: gana peso el papel de gestión de la dirección de los centros  y lo pierde el Consejo Escolar, algo inaudito y posiblemente no constitucional.

Este año se apreciará el cambio parcial de la LOMCE en los tres cursos de primaria (1º, 3º y 5º) y en algunas ligeras cuestiones relacionadas con la formación profesional y con los horarios en general. Pero al margen de la LOMCE, se aprecia una subida de ratios en algunos lugares y el desvío a centros privados (católicos) de una parte del alumnado de infantil, en casos que conocemos en contra de la libertad de conciencia de padres y madres. En estos tres cursos de primaria hay un aumento del porcentaje de horas de lengua y matemáticas, a costa de áreas artísticas, físico-deportivas y creativas, sin perder, de forma generalizada, horas en religión, ahora, con su correspondiente “alternativa”, como “dios” y los obispos mandan. Eso sí, advertir que las CCAA y los propios centros tienen un buen margen de maniobra a la hora de aplicar los horarios y los porcentajes por asignaturas. Veremos, con el paso de las semanas, qué horas se dedican a religión, cómo se planteará esa alternativa de “valores sociales y cívicos”, sus contenidos y quiénes lo van a impartir.

A propósito del inicio del curso: leo en un diario local que, en Alicante y ante más de dos mil afiliados, el nuevo líder del PSOE, Pedro Sánchez, ha expresado (de nuevo): “Derogaremos los acuerdos con la Santa Sede y, apostilló: “Quitaremos la religión de las escuelas”. Según cuenta este diario: “Fue en ese momento cuando el sonómetro del local registró los niveles más elevados y algunos de los asistentes al acto se alzaron de sus sillas y prorrumpieron en fuertes aplausos”. ¡Por fin! Treinta  y dos años esperando y, ahora parece que es verdad. Claro, en la oposición… Aunque no tengo por qué dudar de las buenas intenciones. Espero que no sea pura retórica, como en otras ocasiones. Si es que el PSOE llega a gobernar próximamente o puede participar de mayorías para hacerlo. No obstante: ¡Bienvenidos a la “Campaña religión fuera de la escuela” y “No a los acuerdos con la Santa Sede”. que al parecer, antes, era cosa de “radicales”…

Pero ¡¡¡cuidado!!!, Pedro, porque también leí hace unas semana que colectivos ultra-católicos, entre ellos “Hazte Oír”, han iniciado una ofensiva para denunciar lo que califican de “purga socialista de los docentes de religión”. ¿Dónde, cuándo…?  Al parecer han iniciado una campaña de recogida de firmas para instar al nuevo secretario general del PSOE a que “obligue” a las CCAA de Canarias, Asturias y Andalucía (donde gobiernan en coalición) a cambiar su política de Educación respecto a esta asignatura, en la que consideran que “están marginando al profesorado de religión”, y le amenazan con que podían estar incurriendo en un delito tipificado en el artículo 511 del Código Penal. ¡Nada más y nada menos! Pues, menos mal, porque Andalucía -que sepamos- ya ha “vuelto al redil”, si es que alguna vez se había salido. Según hemos comprobado en las “normas de inicio de curso”, a pesar de que la LOMCE del PP lo posibilita no han rebajado ni un minuto de religión, con respecto a años anteriores.

Más bien, estos ultra-católicos deberían de estar cabreados con el PP, digo yo, por lo de la flexibilidad horaria de la LOMCE, que permite rebajar horas de religión para aumentarlas en matemáticas y lengua.  Y quizá deberían de revisar el presunto incumplimiento del 511 del CP, en centros de ideario católico y en algunas derivas confesionales excluyentes que se puedan dar, a través de personas que imparten religión en centros públicos, con total complicidad por parte de los poderes públicos.

Que nadie se llame a engaño, se seguirá ofertando la religión confesional (es decir la catequesis bis) y, nada más y nada menos, que ¡desde los tres años! Por supuesto, faltaría más, al alumnado cuyos padres y madres quieran… Esos niños que reciban religión junto a mitología y moral religiosa diversa, se les enseñará: ¿Qué es el pecado? – ¿Qué significan los sacramentos y la liturgia?, etc.

Impartida, claro, por unos señores y señoras designados por los Obispos y otros jefes religiosos, pero pagados por toda la ciudadanía. Y es más, en algunos lugares también estas personas designadas a dedo están impartiendo otras asignaturas o haciendo otros menesteres que no les corresponden en los centros, además de proselitismo religioso de una moral que puede atentar  contra la libertad de conciencia… Con la complicidad, eso sí, de los poderes públicos (todos) y de algunos agentes sociales y sindicales.

Y para finalizar indicar que, a partir de ahora, la nota de religión y su alternativa, conforme se vaya implantando, año tras año, contará para el expediente académico, ¡como querían los obispos! Ahora bien, habrá que esperar a los nuevos porcentajes de asistencia a religión. Hasta ahora, cada año descendía el número de alumnado que la solicitaba, sobre todo en los cursos más altos, llegando el curso pasado a ser más del cincuenta por ciento del alumnado de la escuela de titularidad pública de todo el Estado y de todas las etapas no universitarias los que (ya) no solicitaban religión. Ahora, con la nueva alternativa, quizá los obispos se lleven un susto, o no.

*Francisco Delgado es Presidente de Europa Laica

Francisco Delgado

PUBLICIDAD
Banner
Comentarios

5 respuestas a “Inicio del curso escolar, con más religión. El PP, el PSOE y los obispos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

PUBLICIDAD
Banner