El BOE autoriza a Repsol a realizar prospecciones petrolíferas en Canarias

Las organizaciones ecologistas critican la autorización del Ministerio de Industria y recuerdan el rechazo popular a las perforaciones y los riesgos medioambientales que supone

El Boletín Oficial del Estado (BOE) ha publicado este miércoles la autorización para que Repsol Investigaciones Petrolíferas S.A. realice sondeos exploratorios en las Islas Canarias. El proyecto autorizado consiste en la realización de dos sondeos (Sandía-1X y Chirimoya-1X), más un tercero (Zanahoria-1) sujeto a los resultados de los dos primeros, en los permisos denominados Canarias 1 a Canarias 9.

Hasta el momento, la cuenca atlántica de Canarias en la que se encuentran no se había explorado por sondeo. Su objeto, explica el BOE, es «investigar la existencia de hidrocarburo en la cuenca, siendo el objetivo principal depósitos arenosos turbidíticos del Terciario y Cretácico».

Sin embargo, las conquistas de la multinacional contrastan con el rechazo popular y de ONG en Canarias, que ha ido en aumento en los últimos meses. Las organizaciones ecologistas Amigos de la Tierra, Ecologistas en Acción, Greenpeace, SEO/BirdLife y WWF han emitido hoy un comunicado criticando la autorización del Ministerio de Industria, Energía y Turismo a Repsol. «Aparte de lo cuestionable democráticamente que es imponer a un pueblo una decisión como ésta», las organizaciones consideran que el proceso para emitir dicha autorización ha sido «notoriamente irregular». Por todo ello, recurrirán la decisión administrativa ante los tribunales españoles y europeos.

Los ecologistas vienen denunciando desde hace meses que el proyecto recién autorizado por el gobierno de España a la multinacional ignora información científica crucial sobre los valores naturales del área, entre los que destaca su importancia mundial para los cetáceos. La empresa «ha minimizado» los impactos que tendría sobre el resto de la fauna y ecosistemas marinos, así como sobre sectores de gran importancia social y económica en el ámbito insular, como la pesca o el turismo, «muy dependientes de la calidad de las aguas y costas» e incluso del propio abastecimiento de agua potable para la población de las islas orientales que depende directamente de la desalinización del agua del mar, destaca el comunicado.

La tramitación del expediente «ha estado plagada de falta de información y trabas burocráticas» que han impedido que se conociera con claridad su contenido, denuncia el comunicado. Además, «no se ha propiciado una verdadera y transparente participación en el proceso». Ejemplo de ello, aseguran los ecologistas, es la nueva y abundante documentación aportada al expediente por Repsol, que fue recibida por las ONG el pasado 10 de julio, «sin tiempo siquiera para ser analizada».

Protestas populares

«Las declaraciones de los responsables del Ministerio de Industria «siempre han ido dirigidas a apoyar los intereses de la multinacional Repsol, y en contra de los intereses generales, de la opinión científica y de la voluntad del pueblo y las instituciones canarias», prosigue el comunicado, que recuerda que la oposición ciudadana a este proyecto ha sido «muy contundente y clara». El pasado 7 de junio, por ejemplo, cifran en 200.000 las personas salieron a las calles de Canarias para mostrar su rechazo a este proyecto.

Además, las cinco organizaciones defienden que buscar nuevos hidrocarburos «no es el camino para reducir nuestra demanda energética, sino que la solución pasa por apostar por la eficiencia, el ahorro y las energías renovables, de las que España era líder mundial». Esto es lo que realmente nos dará la independencia energética y nos permitirá luchar contra el cambio climático. Nuestro Gobierno deja pasar la oportunidad de elegir el camino de la sostenibilidad y se vuelca en favorecer los intereses particulares de las grandes empresas energéticas en contra de los generales de la ciudadanía.

Sondeos a 12.000 metros de profundidad

El barco que llevará a cabo el programa de perforación propuesto es la unidad de posicionamiento dinámico Rowan Renaissance, con capacidad para perforar sondeos de hasta 12.000 metros de profundidad, en profundidades de lámina de agua de más de 3.500 metros.

Repsol deberá contratar un seguro de responsabilidad civil de un mínimo de 40 millones de euros para hacer frente a eventuales daños a personas o bienes y una garantía financiera destinada a cubrir sus responsabilidades medioambientales, por 20 millones de euros.

faldoncino

aportacion la marea
PUBLICIDAD
Banner
Comentarios

4 respuestas a “El BOE autoriza a Repsol a realizar prospecciones petrolíferas en Canarias”

  1. como turista tuve la experiencia inolvidable de poder observar a una colonia de » calderones»( cetaceos) en Tenerife.Que pena que los políticos no demuestren ni un mínimo de sensibilidad ante tanta riqueza marina y prefieran contaminar los océanos y con ello hacer desaparecer estas especies únicas
    Desde Mallorca; Miguel y María Martorell Ramis.

  2. Sobre este asunto hay que tener en cuenta muchos aspectos, a menudo contradictorios. Algunos de ellos:

    1. La doble postura del propio Partido Popular en esta cuestión. El PP de Baleares está en contra de posibles prospecciones en sus aguas, mientras los populares canarios y el Ministerio de Industria las apoyan en Canarias. Además el propio Rajoy ha dicho que mientras él sea presidente, no habrá prospecciones en Baleares si existe el mínimo riesgo medioambiental para ese archipiélago.

    2. Tanto Coalición Canaria (CC) como el Partido Socialista Canario (PSC) -ahora socios de Gobierno- contemplaban la posibilidad de prospecciones petrolíferas o reclamaban competencias en esta materia antes y en las elecciones autonómicas de 2011.

    3. Tanto el Ministerio de Industria como el Gobierno de Canarias -en esta y en la pasada legislatura- no han tenido ninguna discrepancia en apostar por el mismo modelo de combustibles fósiles con la ejecución de los puertos industriales de Granadilla (Tenerife) y Arinaga (Gran Canaria), -cercanos a importantes núcleos turísticos y con el consiguiente riesgo para el sector- así como plantas regasificadoras para la introducción del gas natural licuado en el Archipiélago.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

PUBLICIDAD
Banner