lamarea.com

miércoles 21 noviembre 2018

Cultura

El Teatro Valle Ocupado: de la Fundación del Bien Común a ‘La noche de los deseos’

El Teatro Valle Occupato de Roma fue ocupado en junio del 2011 y desde entonces ha sido un referente en la escena teatral italiana

02 agosto 2014
13:48
Compartir
El Teatro Valle Ocupado: de la Fundación del Bien Común a ‘La noche de los deseos’
Anfiteatro del teatro. TEATRO VALLE OCUPADO

El Teatro Valle Occupato de Roma ha pasado unos días delicados: estrés y mucha energía para hacer frente a la orden de desalojo que recibieron del ayuntamiento de la capital italiana. Ante esta noticia, personas del mundo artístico, político, académico, y también ciudadanos en general, reaccionaron rápidamente y se unieron en torno a la defensa de este espacio que fue ocupado en junio del 2011. David Harvey, Slavoj Zizek o el jurista italiano Stefano Rodotà firmaron el manifiesto de apoyo al Teatro Valle Occupato : “L’esperienza italiana, nata nel 2011, è l’esempio di come si trasforma un prestigioso teatro in un bene comune” (“La experiencia italiana, nacida en el 2011, es el ejemplo de cómo se transforma un prestigioso teatro en un bien común”). Esta experiencia italiana ha sido galardonada este mismo año con el Premio Princess Margret de la European Culltural Foundation al Mejor Centro Europeo.

El pasado 31 de julio, la Asamblea de la Fundación del Teatro Valle decidió aceptar la propuesta municipal y abandonará el edificio el próximo día 10 de agosto.

El Teatro Valle o Fundación Teatro Valle Bene Comune

En el centro de Roma, justo en la calle que lleva su mismo nombre, está situado el Teatro Valle. En este edificio del siglo XVIII, se han representado, desde su construcción, centenares de libretos teatrales u operísticos de los más variados autores. En marzo del 2011, el Valle, que pertenece a la Red de Teatros Nacionales, cerró sus puertas: el ente de investigación sobre el teatro fue desmantelado. Esta entidad, que entre otras tareas, hacía un trabajo de evaluación de las compañías, costaba 160 mil euros al año y el Estado Italiano dejó de financiarlo. Meses más tarde, este teatro histórico fue ocupado por diversos artistas interesados en darle vida. Desde entonces, no ha cesado de recibir a niños y mayores en su patio de butacas.

Alessandro es uno de los actores que trabajan en el Teatro. Forma parte del “elenco” de casi 50 personas que trabajan en este espacio y uno de los 5600 socios que forman parte de la Fundación Teatro Valle del Bien Común. Para él “la Red de Teatros Nacionales tenía -entre otras- las tareas de impulsar la nueva dramaturgia italiana, permitir que continúe en el circuito internacional y crear un nuevo lenguaje”

El Teatro Valle Occupato y la Fundación del Teatro Valle del Bien Común

Teatro Valle Ocupado

En la ocupación del Teatro Valle había una razón por encima de todas: que este teatro histórico no cayera en manos de ninguna empresa privada. Alessandro cuenta que “ocupamos para que este teatro histórico no fuera privatizado, y no porque estemos en contra de lo privado, es porque queríamos evitar este escenario entrara en la lógica comercial , que el consumismo no fuera aplicado a la cultura”.

El primer paso, fue redactar las bases para la creación de la Fundación Teatro Valle del Bien Común. Una entidad que brindó a este teatro la posibilidad de obtener su propio patrimonio- la de una cuota de 10 euros por parte de los 5.600 socios para su constitución- y que genera un espacio abierto en la que sus socios y espectadores puedan aportar sus opiniones e ideas en las asambleas con el fin de poder gestionarlo entre todos. Como apunta el actor, “además, a los profesionales de lo inmaterial: escritores, periodistas, diseñadores, etc., nos ha permitido unirnos en torno a este teatro y crear un espacio de todos, europeo, cargado de pluralidad, de sensibilidad y en donde se discute, se comparten experiencias”. Alessandro añade que “es básico utilizar una institución para hacer crítica a un sistema que aplica el consumismo a la cultura y para reivindicar una subjetividad que cuelga del laboratorio del espectáculo. Con todo ésto, no se puede decir que el Teatro Valle Occupato sólo ha sido un acto simbólico que dura ya tres años”.

La asamblea de la Fundación ha recalcado, en el manifiesto arriba indicado, que el Teatro Valle Occupato se ha convertido, con éxito, en lo que deseaban: “una nueva institución del común cuyo modelo ha sido estudiado en numerosas publicaciones de todo el mundo”.

“El Teatro Valle Ocupado ha sido una máquina increíble, ha producido muchísimo”

Efectivamente. Este teatro, como nos comenta Alessandro, ha producido una gran cantidad de espectáculos. El número de producciones durante estos tres años rondan alrededor de 30 espectáculos para adultos, 7 espectáculos infantiles -entre otros El Barbero de Sevilla”, que lo han disfrutado más de 10 mil niños de diferentes escuelas italianas. A los montajes teatrales, hay que añadir los conciertos, conferencias, formación teatral, proyecciones cinematográficas y el compromismo político. De hecho, el pasado 2013 el Zentrum fur Kunst und Medientechnologie (ZKM) (Centro para las Artes y las Tecnologías) de Karlsruhe (Alemania) brindó un espacio destacado a la experiencia del Teatro Valle Occupato en la muestra internacional dedicada al movimiento social en el mundo.

Alessandro tiene claro que “es el único espacio que ha estado resistiendo ante este momento de crisis, hemos demostrando que esta gestión es sostenible, que funciona mucho mejor con este modelo. Además, ha servido para remediar la situación de precariedad que vive el mundo artístico”

La negociación con las administraciones públicas, la orden de desalojo y La noche de los deseos

3Nada más terminar la constitución de la Fundación Teatro Valle Bien Común, comenzaron con los intentos de diálogo tanto con el Ministerio de Cultura Italiano, como con el ayuntamiento de la capital gobernado por el centro izquierdista Ignazio Marino.

Al final, las discusiones sobre la situación del teatro se han entablado con la municipalidad romana, pero no han sido tan fluidas como se esperaba. El único resultado claro ha sido la orden de desalojo que los inquilinos del Teatro Valle Occupato han recibido esta semana. Un aviso, que según los miembros de la Fundación, ha venido acompañado con la amenaza de una intervención policial y un anuncio, por parte de Marino, en el que había ofrecido la gestión del teatro a manos privadas. Ante esta situación y en la asamblea del 31 de julio, han aceptado desalojar el Teatro Valle y la oferta de colaboración -que se les ha hecho finalmente- para gestionar este histórico teatro. Estos inquilinos tan especiales se irán bajo el nombre de La noche de los deseos.

Señoras y señores, la función no ha terminado, en breve se representará el Teatro Partecipato o el teatro de la participación. Ya están escribiendo el libreto.

Más información: #iostocollvalle

https://www.facebook.com/teatrovalleoccupatohttps://www.facebook.com/teatrovalleoccupato

http://www.teatrovalleoccupato.it

¿Sabes que 'La Marea' rechaza la publicidad sexista y la del Ibex35?

Un medio debe ser tan libre como coherente.

Protege nuestra independencia.

SuscríbeteHaz una donación

Lola Matamala

Lola Matamala

0 comentarios

No hay comentarios

There are no comments at the moment, do you want to add one?

Escribir un comentario

Escribir un comentario

No se publicará tu dirección de email.
Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

LM65 – Noviembre 2018

Cómprala 4 €

Última hora

Tus artículos

Quorum Global o cómo construir en común

"Las recetas aplicadas hasta ahora no han conseguido el giro de timón que necesitamos. Debemos aprender a escucharnos y a detectar temas, valores y actitudes colectivos", asegura el autor

Los socios/as escriben

“Próximo año en España”, desde Berlín

La asamblea de Izquierda Unida en Berlín organiza un tour para recordar a los brigadistas y exiliados de la guerra civil española.