lamarea.com

lunes 21 mayo 2018

Cultura

La SGAE tuvo 8,5 millones de pérdidas antes de impuestos en 2013

El análisis financiero de la entidad muestra que existen dificultades para hacer frente a las deudas y a largo plazo, además de un creciente déficit por la reducción de la actividad cultural

18 junio 2014
06:42
Compartir
La SGAE tuvo 8,5 millones de pérdidas antes de impuestos en 2013
Sede de la Sociedad General de Autores y Editores (SGAE), en Madrid.

MADRID // La Sociedad General de Autores y Editores (SGAE) declarará en su próxima asamblea del 26 de junio unas pérdidas de 8,5 millones de euros antes de impuestos. Así lo recoge el informe de gestión de la entidad en 2013 al que ha tenido acceso en exclusiva La Marea. La situación que dibuja el balance presenta a una SGAE que tendría grandes dificultades para su supervivencia debido a que las deudas a largo y corto plazo (pasivo exigible) son superiores a su activo, es decir, a las posesiones de la organización. La situación de 2013 es peor que la que se reflejó en el informe de 2012, cuando las pérdidas de la entidad se limitaron a 1,5 millones de euros.

El pasado viernes el presidente de la Asociación de Compositores y Autores de Música (ACAM), José de Eusebio, denunció en el diario El Mundo que la SGAE estaba en “quiebra técnica”, afirmación que fue rápidamente desmentida por la organización al “carecer de fundamento”. No obstante, el análisis financiero del balance que ha obtenido La Marea decanta la balanza en favor del presidente de los compositores.

El ratio de solvencia es el indicador con el que se mide si una empresa (o entidad en este caso) puede hacer frente a sus deudas. La SGAE tuvo en 2013 un ratio de solvencia del 98% (100% en 2012), cuando los expertos aseguran que lo ideal para dar estabilidad a cualquier organización es situar el ratio cerca del 150%. El coeficiente de solvencia, otro de los indicadores que se manejan en los análisis empresariales, tampoco arroja muchas esperanzas para la SGAE. Este coeficiente mide el nivel de liquidez (dinero o activos fácilmente convertibles en dinero) que tiene la empresa y con el que puede hacer frente a sus deudas a corto plazo. Lo ideal para una organización sería tener un coeficiente entre 1 (que representa que se puede hacer frente a todas las deudas del año) y 2. Según el balance de 2013, la SGAE tendría un coeficiente de 0,69, es decir, no podría hacer frente a todas las obligaciones de pago a corto plazo a terceras personas. En 2012 el coeficiente era mayor, 0,71, pero también insuficiente

La Marea se ha puesto en contacto con la SGAE para trasladar los resultados de estos cálculos y pedir una valoración, pero desde la gestora se han vuelto a remitir a lo que ya explicaron en la nota que enviaron a la prensa para desmentir las declaraciones de José de Eusebio. En ella se asegura que la situación que vive actualmente la SGAE es fruto de la herencia que legaron las antiguas administraciones y su mala gestión, en concreto, “por las inversiones del pasado en la red de teatros Arteria, las rémoras de una gestión fiscal y financiera inapropiada y los inadecuados acuerdos con algunos usuarios”. Desde la SGAE aseguran que muchas de sus pérdidas se deben a que están haciendo aflorar datos ocultos en el pasado, un ejercicio de transparencia que no obstante no supone una mejora para la solvencia de la entidad.

En lo que respecta a los resultados del ejercicio, que hacen referencia solo a los movimientos que ha tenido lugar durante 2013, la SGAE presenta un déficit de 5 millones de euros, muy superior a los 1,8 millones de pérdidas que tenían en 2012. Estos datos coinciden con los menores ingresos que muestra su balance debido a la reducción que se ha experimentado tanto en los conciertos (-15,4% de recaudación respecto a 2012), arte dramático (-12,1%), los ingresos fruto de las emisiones de TVE (-45,2%) y los operadores de cable, TV, ADSL, etc. (-55%), por ejemplo.

El próximo 26 de junio la asamblea general ordinaria tendrá que aprobar tanto las cuentas como la gestión del actual presidente José Luis Acosta, que sigue sin conseguir llevar la estabilidad a una SGAE agitada por los escándalos y la investigaciones policiales desde los tiempos de Teddy Bautista. Las asambleas territoriales previas a la general han mostrado su apoyo a la gestión de Acosta, que ha obtenido 1.481 votos a favor, 734 en contra y 341 abstenciones, a falta de contar los resultados de Toledo y Las Palmas de Gran Canaria. No obstante, dos situaciones apuntan a que este resultado previo no será sinónimo de tranquilidad.

La primera es que el año pasado Antón Reixa tuvo muchas dificultades para aprobar sus cuentas cuando presentó un balance con resultados levemente mejores. La segunda es que varios colectivos de peso dentro de la SGAE están exigiendo cambios en la organización e incluso la celebración de unas nuevas elecciones, ya que Acosta sustituyó a Reixa directamente, sin que mediaran ningún comicio.

faldoncino

¿Sabes que 'La Marea' rechaza la publicidad sexista y la del Ibex35?

Un medio debe ser tan libre como coherente.

Protege nuestra independencia.

SuscríbeteHaz una donación

Juan Antonio Cañero

Juan Antonio Cañero

0 comentarios

No hay comentarios

There are no comments at the moment, do you want to add one?

Escribir un comentario

Escribir un comentario

No se publicará tu dirección de email.
Los campos obligatorios están marcados con *

LM60 – Mayo 2018

Cómprala 4 €

Última hora

Tus artículos

Las CUP, Torra y los carnés de izquierdista

La prioridad de las CUP no es la investidura de un presidente los textos del cual han causado náuseas a la mayoría de sus integrantes, como se pretende. La prioridad de las CUP, junto a ERC y Junts per Catalunya, es la lucha contra un estado y una mayoría política que tiene fobia a la diversidad existente en su propio territorio.

Los socios/as escriben

“La imagen se ha convertido en una obsesión, el contenido se ha quedado a un lado”

El escritor y músico Iñaki Domínguez lanza su nuevo libro sobre “visionarios, locos y criminales del siglo XX”.