lamarea.com

martes 13 noviembre 2018

Opinión

¿Cómo afecta la crisis económica al sistema sanitario español?

El autor analiza el empeoramiento del sistema sanitario en España y propone soluciones para revertir la situación

<em>¿Cómo afecta la crisis económica al sistema sanitario español?</em>
Una manifestante en defensa de la sanidad pública. FERNANDO SÁNCHEZ

En España se ha sufrido especialmente los efectos de la crisis sobre el sistema sanitario y la salud de las personas. El sistema sanitario español era muy eficiente, como puede verse en la figura adjunta, en la que se observa que obtenía muy buenos resultados en salud con un gasto social comparativamente bajo.

 

 

A partir de la crisis y de la victoria del gobierno conservador del PP se ha llevado a cabo una verdadera contrarreforma sanitaria basada en serios recortes económicos y en un cambio legislativo (RD Ley 16/2012), que se concretó en:

  • Recortes presupuestarios en Sanidad: 12.800 millones € menos desde 2009 (- 18,21%)
  • Recortes de servicios
  • Cambio de modelo (de sistema universal a modelo de seguros)
  • Exclusión de colectivos (inmigrantes no regularizados: aproximadamente 800.000 personas; ciudadanos que pasen mas de 90 días en el extranjero.)
  • Copagos generalizados, sobre medicamentos (se aumentan y se incluye a los pensionistas), sobre transporte sanitario, dietas, ortesis y prótesis.

Los resultados han sido cierres de camas hospitalarias, de quirófanos, de centros de atención continuada (urgencias), etc., así como una reducción de personal (unos 53.000 trabajadores sanitarios menos), produciendo aumentos de las listas de espera (en atención primaria, consultas de especialistas, pruebas diagnósticas, intervenciones quirúrgicas, saturación de urgencias, etc). Paralelamente, se ha aumentado el presupuesto de los centros privados, e incrementado las privatizaciones reduciendo aún más el presupuesto disponible para los centros públicos. Aunque aún es pronto para conocer los resultados en salud, los últimos datos señalan un incremento la mortalidad en 2011 y 2012 y un aumento de la tasa de suicidios en 2012 del 11,4%. La situación es tal que incluso los últimos informes de la OCDE, FMI y UE (los mismos que han impuesto estas políticas de recortes y privatizaciones) nos alertan sobre los riesgos que corre España de graves problemas de salud (Sánchez Bayle, 2013).

Se ha demostrado que la privatización incrementa los costes de manera exponencial (entre 7 y 8 veces), empeora la calidad de la atención sanitaria, reduce el personal sanitario y su cualificación, se producen derivaciones de los enfermos complejos o de diagnósticos y tratamientos costosos a los centros públicos (selección de riesgos) y los ciudadanos prefieren lo público.

Hay alternativas

Existen alternativas para hacer frente a la crisis y a su repercusión sobre la situación de salud, y para reorientar la estrategia de la globalización hacia la solución de los problemas y necesidades de la población mundial. Para ello es necesario:

La alternativa necesaria, las tres S:

  • Solidaridad por encima del mercado. Solidaridad nacional e internacional.
  • Modelo Sostenible, con austeridad, protección de la naturaleza, pleno empleo con decrecimiento.
  • Soberanía popular. Democracia participativa a todos los niveles. Soberanía y legalidad internacional.

Para conseguirlo debemos de avanzar en otra estrategia, que se base en:

  • Potenciar los servicios públicos de salud como promotores y garantes de la salud de la población y como motor de la economía (generando empleo y disminuyendo los niveles de pobreza y marginación).
  • Regular las relaciones comerciales internacionales para acabar con los intercambios desiguales.
  • Controlar las actividades de las empresas multinacionales para evitar la depredación de los recursos de los países en desarrollo.
  • Cambiar los sistemas de producción para que no deterioren el medio ambiente y eviten la catástrofe del cambio climático.
  • Políticas de producción y comercialización de alimentos sostenibles que eviten la destrucción de las economías tradicionales, la extensión del hambre y la pobreza y la dependencia de la mayoría de los países del mundo de unas pocas corporaciones multinacionales.
  • Potenciar el papel de los sistemas de salud pública como promotores de salud, barrera preventiva contra la difusión de epidemias en un mundo cada vez más interconectado y creadores de riqueza y empleo.

En esta línea, hay que promover instrumentos que faciliten la información sobre la situación de salud y los riesgos que la amenazan y la participación social en los sistemas sanitarios como fórmula para estimular la responsabilización de la población con su salud, y con el mantenimiento y mejora de los sistemas necesarios para garantizarla.

Crear alianzas, en las que deberían de tener un papel importante las organizaciones existentes (IAHP, ALAMES, FADSP, etc) en torno a cuatro objetivos fundamentales:

1º- Reorientar la globalización neoliberal que defiende los intereses de unos pocos poderosos hacia las necesidades de toda la población y un medio ambiente sostenible.

2º- Mantener los servicios públicos de gestión y provisión pública como garantes de derechos sociales y creadores de riqueza social.

3º- Potenciar y mejorar el papel de los servicios de salud públicos como promotores de salud y barreras contra la difusión de enfermedades y epidemias.

4º- Crear y reforzar instrumentos de solidaridad que garanticen la salud de toda la población a nivel mundial.

Estas Alianzas deberían de realizarse a nivel local, regional o global, y no sólo, sino también, a nivel sanitario. Para ello es fundamental la unidad de acción y se precisa la actuación de los organismos internacionales, los gobiernos, administraciones públicas, los profesionales de la salud y del conjunto de la población, promoviendo actuaciones que favorezcan y consoliden el derecho a la salud para todos como un derecho humano fundamental y que se potencien los servicios públicos de salud como la alternativa mas eficaz y eficiente para conseguirlo. America Latina es un buen ejemplo de que se pueden conseguir avances muy relevantes a pesar de un contexto general muy complicado (OIPSS 2011).

Una última reflexión tiene que ver con la necesidad de encontrar sistemas de consensos unitarios que permitan articular acciones comunes a quienes nos enfrentamos a las estrategias de la globalización neoliberal. Hay que ser capaces de separar lo que es fundamental de lo que es accesorio, pues solo así conseguiremos que los intereses del 99% de la población prevalezcan sobre la rapacidad de las multinacionales. Conviene tener en cuenta lo que dijo Tácito en el siglo I para explicar cómo los demás pueblos de la época habían sido sometidos por los romanos: “Lucharon separados… fueron derrotados juntos”. Que no nos pase a nosotros. En realidad, lo que hay que hacer es llevar a la práctica el grito que se ha repetido durante 16 meses en las calles españolas y que ha logrado paralizar las privatizaciones en la Comunidad de Madrid: “Si se puede, juntos podemos”.

Sergio Fernández Ruiz es vicepresidente de la Asociación para la Defensa de la Sanidad Pública de Madrid (FADSP España)

 

¿Sabes que 'La Marea' rechaza la publicidad sexista y la del Ibex35?

Un medio debe ser tan libre como coherente.

Protege nuestra independencia.

SuscríbeteHaz una donación

Sergio Fernández Ruiz

Sergio Fernández Ruiz

3 comentarios

  1. jon
    jon 13/06/2014, 22:23

    Hay alternativas a la privatización y para recuperar el sistema sanitario y con la RAAS (Red Autogestionaria Antiprivatización de la Sanidad) colectivos de todo el estado proponemos 7 medidas para ello y ofrecemos la adhesion de mas colectivos para vertebrar la lucha contra el desmantelamiento de la sanidad en todo el territorio.

    Visitar http://laprivatizacionmata.org/

    Gracias y como postdata comentar el tratado TTIP es un ataque directo a la sanidad pública para ser privatizada por empresas yanquees, organicemos una oposición FUERTE

    Responder a este comentario

Escribir un comentario

No se publicará tu dirección de email.
Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

LM65 – Noviembre 2018

Cómprala 4 €

Última hora

Tus artículos

Quorum Global o cómo construir en común

"Las recetas aplicadas hasta ahora no han conseguido el giro de timón que necesitamos. Debemos aprender a escucharnos y a detectar temas, valores y actitudes colectivos", asegura el autor

Los socios/as escriben

Nicaragua: La corrupción de lo mejor

"Durante estos años en España se hablaba muy poco de Nicaragua. Sólo llegaban el color de las banderas rojinegras y el discurso revolucionario de Ortega".