lamarea.com

jueves 19 octubre 2017

Política

La hoja de ruta de Alberto Garzón hacia la III República

El autor presenta su tercer libro, ‘La Tercera República’, en el que radiografía la democracia a lo largo de la historia y reflexiona sobre la regeneración de ésta en España

03 junio 2014
15:06
Compartir
La hoja de ruta de Alberto Garzón hacia la III República
Alberto Garzón, diputado de Izquierda Unida. F.S.

MADRID // Tras hacer una revisión de la lucha ideológica, cuestionar los fundamentos de la democracia liberal, repasar los fundamentos de la tradición republicana y los cambios económicos más recientes del capitalismo, el diputado de IU Alberto Garzón dibuja en su nuevo libro La Tercera República (Ed. Península Atalaya), los pilares que deben sustentar la alternativa al régimen monárquico español.

“No se trata sólo de un cambio de forma sino del conjunto del sistema político”, explica. “No queremos limitarnos a poder votar al jefe de Estado de la misma forma que hoy elegimos al presidente del Gobierno. Queremos, por el contrario, dar un vuelco a lo que entendemos hoy por democracia. Queremos y aspiramos a construir una democracia real”.

Esa democracia real de la que habla Garzón se basa en dos principios fundamentales: una democracia procedimental de tipo republicana -con unas reglas de juego “plenamente democráticas y muy participativas”- y una democracia sustantiva de tipo socialista -que dote de contenido sustantivo a las reglas del juego-.

Sobre el primer punto, el diputado desglosa una serie de ingredientes necesarios: “No nos vale una democracia liberal en la que toda la participación política se base en votar cada cuatro años. Queremos un sistema político donde existan revocatorios, referéndums, la fiscalización permanente de los cargos públicos, transparencia y donde los partidos políticos sean entidades igualmente democráticas”.

Libro Alberto Garzón

El segundo pilar de la futura III República es construir una “democracia sustantiva de tipo socialista”. Ésta marca como objetivo que los ciudadanos tengan acceso a una vivienda, un trabajo y sus necesidades más básicas satisfechas. “Y esto nos interpela sobre el sistema productivo y cómo se reparten sus rentas, e incluso nos pone encima de la mesa cuestiones como la renta básica o el Estado del Bienestar”, defiende Garzón en sus páginas. En definitiva, habla de un tipo de libertad que “no es la que suelen emplear los liberales. Hablamos de la libertad para poder ejercer la condición de ciudadano, abandonando la esclavitud frente a un amo, tome éste la forma de patrón o de mercado financiero”.

Definidos los dos grandes pilares, el diputado de IU dibuja una hoja de ruta para poner en marcha un proceso que desemboque en la III República “Necesitamos luchar activamente en el plano ideológico, pero también que hemos de estar en el conflicto político”. Así, Garzón rechaza “los grandes líderes o las vanguardias que nos dicen lo que tenemos que pensar o hacer” y reivindica “estar en el conflicto, es decir, en los desahucios y en las manifestaciones”. Sólo así, defiende, se puede convertir la “sensación de injusticia” en un “verdadero compromiso político”.

En el terreno de los partidos políticos, el libro rechaza aquellos que no sean democráticos: “La democracia debe reinar en el seno de todas las organizaciones que se pretendan emancipadoras, pero sin caer en las trampas que nos ofrece la democracia liberal de mercado y que consisten en mantener formas democráticas para envolver sustancias oligárquicas”. Es necesario, asegura, “reformular” los instrumentos políticos de acción -sindicatos y partidos- para convertirlos en verdaderos instrumentos “de emancipación social y política”.

El autor asegura que la situación actual de España es “idónea” para poner en marcha un proyecto de estas características, si bien “requiere mucho trabajo y esfuerzo por parte de todos”: “Hay que resistir el proceso de transformación social al que nos empuja el neoliberalismo y las agresivas políticas de la troika. Pero esa resistencia debe ser también el punto de inicio para construir la alternativa constituyente republicana”.

Los Borbones y el bipartidismo

Sobre la dinastía de los Borbones, el autor entiende que son un actor más dentro del “proceso constituyente y desdemocratizador” que han puesto en marcha las élites económicas y los dos principales partidos políticos (PP y PSOE):

En este momento histórico estamos siendo víctimas de un proceso desdemocratizador. Éste puede entenderse desde dos ángulos de vista. El primero, desde el que se refiere al proceso por el cual lo económico se independiza de lo político y, en consecuencia, aumenta la subordinación de la vida social para con la lógica del capitalismo. El segundo, desde el que se refiere a las reformas institucionales que destruyen los rasgos sustantivos y procedimentales de la democracia. Todo con el objetivo declarado de facilitar la puesta en marcha de las llamadas reformas estructurales.

Ese proceso desdemocratizador es un verdadero proceso constituyente dirigido por las élites económicas y políticas, las cuales buscan adecuar las instituciones políticas a las necesidades del capitalismo actual. La noción de proceso constituyente debemos entenderla aquí en un sentido amplio, como un proceso de construcción de nuevas instituciones políticas entre las cuales la de mayor rango es la Constitución.

Este proceso constituyente puede ser apellidado de Restauración Borbónica para el caso español, debido al papel fundamental que juegan en él tanto la monarquía como los dos grandes partidos de la democracia española. La triada que conforman PP, PSOE y la Monarquía se presenta como el soporte político más adecuado para garantizar la consolidación de las reformas estructurales en España. No obstante, otras fuerzas políticas también emergen en el escenario político sin que entre sus objetivos se encuentre confrontar con el proceso de reformas estructurales.

faldoncino

La Marea

La Marea

6 comentarios

  1. Mercedes Benz
    Mercedes Benz 18/06/2014, 09:59

    Qué esto lo diga un parlamentario de IU es fuerte e interesante.

    Responder a este comentario
  2. ipatiev
    ipatiev 17/06/2014, 13:06

    el estado esta dirigido por corruptos y mafiosos esto son evidencias no conspiraciones yebo tatuado en mi consciencia al exilio los bolbones

    Responder a este comentario
  3. ipatiev
    ipatiev 15/06/2014, 19:18

    en un estado basado en la herencia del fascismo y en los pilares de la injusticia es de lógica que sus ciudadanos estén al servicio de la economía cuando lo lógico en un estado digno es que la economía este al servicio del ciudadano es por tanto que hago un llamamiento a todos los obreros a que vallan a las manifestaciones armados y organizados para derrocar un estado fascista y corrupto no se puede ir de forma pacifica .organización, orden, y objetivos VIVA LA 3 REPÚBLICA PERO ROJA

    ,

    Responder a este comentario
  4. Elena Lopez Carballes
    Elena Lopez Carballes 04/06/2014, 16:20

    Si a la III República, que se someta a la voluntad popular,

    Responder a este comentario
  5. Sergi
    Sergi 04/06/2014, 11:25

    La primera decisión que debería tomar Felipe VI es someterse a la voluntad del pueblo: http://bit.ly/1p1mPza

    Responder a este comentario

Escribir un comentario

No se publicará tu dirección de email.
Los campos obligatorios están marcados con *

LM53 – Octubre 2017

Última hora

Tus artículos

Damos asco. Carta a nuestros hijos e hijas

"Me da mucho miedo lo que veo, pero me invade la esperanza cuando te veo. Sé que en ese cuerpo diminuto caben cosas como el respeto y la dignidad", escribe Noelia Ordieres.

Diálogo

"Mañana, o pasado, cuando nos despertemos, tendremos que volver a convivir entre nosotros. ¿Seréis capaces de miraros a la cara después de generar tanto odio?", se pregunta el autor