lamarea.com

lunes 21 mayo 2018

Opinión

¿Podemos?

Las referencias de Podemos atacan con fuerza el capitalismo liberal pero no le hacen ni cosquillas al patriarcado sobre el que se asienta todo el sistema, apunta la autora

<em>¿Podemos?</em>
Simpatizantes de Podemos la noche electoral de las pasadas elecciones europeas. F.S.

El éxito de Podemos el 25M ha puesto en evidencia la pobreza de la política española y buena parte de la pobreza mediática también. Realmente, quienes se han puesto nerviosos son los popes de la comunicación política, los súper expertos en comunicación, los Arriola, Arroyo, Campo Vidal, Barroso y compañía. Los que cobran millonadas asesorando partidos que no paran de perder votantes -el equipo de Podemos también les va a disputar el mercado latinoamericano que es donde se juegan los cuartos-. En realidad, Podemos es el partido de los asesores. Cansados de decir lo que hay que hacer sin que les hicieran mucho caso -casi siempre ocurre-, decidieron dejar de poner sus conocimientos a disposición de otros y encarnarlos en su propio proyecto. Acertaron. El núcleo de Podemos, buenos profesores, buenos estudiantes, no solo conocen a fondo la campaña que llevó a Obama a la presidencia de EEUU y todos los términos exitosos de la comunicación política, los marcos, las emociones, los relatos, el manejo de los medios de comunicación tradicionales y las redes sociales; lo han hecho suyo. Y han demostrado que funciona. Imagino que ahora se estarán frotando las manos con la campaña de descalificación conservadora y de la caverna mediática, saben que cada insulto, cada exabrupto, les multiplica el número de seguidores.

Lástima que no hayan leído y estudiado tan a fondo, y sobre todo, hechos suyos los conceptos de El contrato sexual, de Pateman, o Política sexual de Millet o sin ir más lejos, cualquier cosita de Firestone o Amorós, por ejemplo. Como no podemos suponerles ignorancia -ha quedado perfectamente demostrado que son los mejores en comunicación política-, doy por hecho que todas sus referencias son conscientes, meditadas y diseñadas al milímetro. Y hasta ahora, sus referencias atacan con fuerza este capitalismo liberal que está destruyendo nuestras democracias así como las prácticas políticas que lo sustentan, pero no le hacen ni cosquillas al patriarcado sobre el que se asienta todo el sistema. Todo lo contrario, lo alimentan. Sus referencias apelan continuamente al imaginario masculino, desde ese anuncio del programa Fort Apache, protagonizado por Pablo Iglesias subido en una motaza hasta su programa electoral, donde quedan remarcadas las palabras mágicas de la Revolución francesa (libertad, igualdad, fraternidad) pasando por la imagen más repetida la noche electoral: el núcleo duro paseando por las calles de Madrid -los tres mosqueteros-. Como son inteligentes, y aunque el patriarcado no vaya con ellos conocen perfectamente las demandas sociales, han incorporado muy buenas candidatas en su lista aunque los nombres de Teresa Rodriguez y Lola Sánchez no se asocien con Podemos, únicamente ligado a sus héroes: Pablo Iglesias, Juan Carlos Monedero, Íñigo Errejón y si me apuran Carlos Jiménez Villarejo.

La noche del 25M no pude evitar recordar cuando Zapatero decidió irse al lado oscuro y dejar el gobierno y el partido en manos de Rubalcaba (considerado también hasta ese momento el más listo de la clase). El relevo consistió, entre otras muchas cuestiones, en el desalojo de la vicepresidenta María Teresa Fernández de la Vega, el desmantelamiento del Ministerio de Igualdad y todas las políticas que hasta ese momento habían sido la seña de identidad de Zapatero (en 2008, el triunfo electoral del PSOE frente al PP fue posible gracias a la diferencia en mas de 10 puntos del voto de las mujeres).

La toma de posesión de Rubalcaba -que también sabe mucho de comunicación política-, fue ejemplar. Escoltado por su fiel escudero Jáuregui -otro que está encantado con el patriarcado-, y haciendo constantes símiles futbolísticos, dijo más o menos: se acabó la fiesta, ya está bien de tonterías y de discursos igualitarios y demás milongas, dejad paso que aquí llegamos los listos, los que realmente sabemos cómo se hacen las cosas.

Las feministas del PSOE, tan feministas como leales a su partido, -y alguna, por qué no decirlo, encantada con quitar el tapón que suponía para sus aspiraciones la vicepresidenta de la Vega-, decidieron callar y asumir.

Pero todo el mundo sabe que no hay liderazgo que aguante dos relatos contradictorios. Así, nadie se puede creer a un Rubalcaba y en consecuencia a un partido que reniega de las legislaturas de Zapatero al tiempo que hace una campaña electoral centrada en atacar al PP precisamente por su machismo, sus políticas contra la igualdad y lo ejemplifica en la reforma de la ley del aborto, una ley que aprobó el gobierno Zapatero aún a pesar de muchos barones y varones del PSOE. Lo dice con claridad Marcela Lagarde: “Los ideólogos, los dirigentes y los líderes políticos colocan sus valores en términos abstractos, neutros y morales como legítimamente universales, capaces por ellos mismos de mejorar el mundo. La trampa ideológica es evidente. Ha sido muy socorrida la ideología de que la problemática de género es una contradicción secundaria, menor y postergable, y encontrará su solución tras la emancipación general que sí es esencial”. Como subraya la maestra, es posible que las mujeres participen en procesos políticos amplios y no avancen un ápice en la satisfacción de sus necesidades o en sus intereses de género de transformación del mundo.

Quedó dicho en los inicios del 15M, la revolución será feminista o no será. No solo las francesas, todas las europeas salieron peor de aquel movimiento revolucionario que gritaba libertad, igualdad y fraternidad de lo que entraron. Esperemos que la historia no se repita.

¿Sabes que 'La Marea' rechaza la publicidad sexista y la del Ibex35?

Un medio debe ser tan libre como coherente.

Protege nuestra independencia.

SuscríbeteHaz una donación

Etiquetas

Valora:

(Ninguna valoración todavía)
Cargando…
Nuria Varela

Nuria Varela

16 comentarios

  1. Mercedes Ramirez
    Mercedes Ramirez 30/05/2014, 13:11

    Cuando Rubalcaba se lanzó a la Secretaría General y Carme Chacón se lanzó a competir con él, las feministas del PSOE, a pesar de lo que aquí reseñas que todas sabíamos y lamentábamos, se lanzaron de cabeza a apoyarle haciendo además una de las campañas más vergonzosas, atacando lo personal y llamando “mujerista” a Carme Chacón. Fueron de hecho el ariete de la campaña sucia contra Carme. Ahora mismo en PODEMOS hay un circulo feminista justificando toda esta exhibición de testosterona política. Y yo solo lamento que estemos dejando, por simpatías o ambiciones políticas, de defender lo que en un tiempo era prioritario.

    Responder a este comentario
  2. alitas de poll@
    alitas de poll@ 30/05/2014, 00:28

    La igualdad es la igualdad de todos, no solo entre mujeres y hombres. Entre homosexuales y heterosexuales, entre todas las razas. No hay derechos de los negros, derechos de los hombres y derechos de las mujeres. Ni derechos de los inmigrantes ni derechos de los trabajadores. Hay derechos de todos. De cada uno. Todos tenemos todos los derechos. (Por ejemplo el derecho al aborto es el derecho a decidir sobre tu propio cuerpo de cada persona, los hombres ya lo tienen cuando les intentan imponer un tratamiento médico y se niegan. Reivindicar un derecho especial de las mujeres es hacerles el juego a los que limitan los derechos: todos tenemos todos los derechos, los mismos, igualdad total, y real, y práctica).
    La igualdad real no es tan fácil. Y el problema (aunque también) no es solo de símbolos o de lenguaje, sinosobre todo de cuestiones prácticas. Por supuesto el derecho al aborto. Pero también quien hace la comida, quien da los cuidados y quien los recibe. Quien lo hace.. cuando no hay dinero para contratar a otra persona para que lo haga que es como las mujeres de derechas ricas y las de izquierdas de las élites consiguen la igualdad. ¿Quien educa a los hijos y los cuida cuando no hay dinero para contratar a alguien o para usar servicios como los de las guarderías que esa es otra..? ¿que pasa cuando no hay dinero para divorciarse/(separarse) cuando las cosas no van bien en las parejas y no hay dinero para mantener dos casas comosi hacen quienes pueden (o entre padres e hijos emancipables)? ¿que clase de igualdad es posible o reivindiclable en las trincheras de una batalla en la intimidad de la relación de pareja?: (la igualdad está hecha de cosas prácticas cotidianas.. la igualdad real es no tener que luchar por cada cosa práctica cotidiana para que te reconozcan como igual)
    Me puedes decir que el lenguaje, como en el 15m se resaltó era una forma de avanzar hacia esa igualdad, incluso reivindicando probablemente una visión feminista de todas las cuestiones. Y el futuro, como la revolución puede que sea feminista o que no lo sea, pero mientras.. no se, yo prefiero la igualdad real, total, y práctica de las cosas cotidianas (los hijos, los cuidados, las tareas de la casa, el sueldo en el trabajo, los porcentajes en consejos de adminitración y en las listas electorales etc etc), una igualdad que se pueda proteger y exigir en el juzgado, y promovida por un sistema educativo que la formente y la difunda. Si esa ley va en el porograma de un partido, y realmente es creible que la va a intentar legislar, en fin.. Puede ser que sea una mujer la que consiga esa ley, pero.. puede que sea un hombre, también, y al final con respecto a los símbolos y los referentes, y las personas, en cada pareja, cada mujer, cada persona, en esa intimidad compartida, sabe que contestarse a la pregunta de si es libre de verdad o no.. (puede ser que haya que aprender a hacerse la pregunta antes de saber la respuesta..)
    Con respecto a la sociedad, creo que hay que hacer una ley de igualdad total, contra la discriminación de cualquier clase (prestando especial atención a la discriminación de la mujer por razones de género o de ideología machista), que tenga un claro reflejo judicial práctico (una condena por discriminación debe de revertir la situación de discriminación en la práctica y eficazmente), pero claro, para eso.. igual hay que reformar antes la justicia, y mientras.. igual, lo mejor que podemos hacer es prestar atención al lenguaje y a los símbolos y los referentes, así que si, alguien debería de decírselo a los de “podemos” esto que comenta este artículo..

    Responder a este comentario
    • laila
      laila 31/05/2014, 16:16

      todo lo que enumeras, todo, todo, es feminismo. no hay igualdad posible si no vemos cómo se reparte de mal ese mundo práctico y cotidiano y eso es feminismo.

      Responder a este comentario
  3. Roberto
    Roberto 29/05/2014, 13:35

    IU que se jacta de incluír mujeres, estas mujeres tienen una participación pasiva dentro del partido. Más bien diría que es una fachada. Por otro lado, Podemos es el único que incluye directamente a una persona con discapacidad. Para el resto de partidos los discapacitados no cuentan activamente, y simplemente “dicen y muestran” lo que los demás quieren “escuchar y ver”.

    Responder a este comentario
  4. arturo
    arturo 29/05/2014, 09:12

    Un movimiento asambleario no es un partido político. sin embargo un partido político que decide desde su cúpula sí puede adoptar la asamblea como forma de ser visualizado.
    Podemos no está haciendo la revolución desde Sierra Maestra, ni ningún Che Guevara se encuentra entre sus miembros. Pero si esto sigue así, en breve este país venerará a un nuevo jesucristo, el auténtico representante de los pobres en la tierra. No solo muestran carencias en Igualdad y feminismo, su barco tiene bastantes más agujeros, pero no soy politólogo.

    Responder a este comentario
  5. Andrés H
    Andrés H 29/05/2014, 03:24

    No estoy de acuerdo con la afirmación de que las europeas salieron perjudicadas tras el triunfo de la Revolución Francesa y su lema “Libertad, Igualdad, Fraternidad”. En un primer momento pudo ser así, puesto que los primeros logros de los revolucionarios no contemplaron el reconocimiento de los derechos de las mujeres, las cuales fueron discriminadas y confinadas al hogar en el Código Civil napoléonico. Pero quedarse ahí es ver sólo una parte de la trama y no profundizar en la compleja dialéctica abierta en ese proceso. Pues, de no ser por ese impulso universalizador, humanista, ilustrado y definitivamente emancipador contenido en el lema de 1789, el movimiento feminista ni siquiera se podría haber entendido a sí mismo. El feminismo fue el movimiento que justamente vino a señalar las contradicciones de la revolución, al denunciar que esa pretendida universalidad que se proclamaba para todos los hombres les era negada, en cambio, a las mujeres, en virtud de un injusto principio de discriminación, tan injusto como los privilegios contra los que los revolucionarios franceses habían luchado, pues si las mujeres eran por naturaleza iguales en talentos y capacidades, era de todo punto inadmisible que no se les concediera los mismos derechos que a los hombres. Pero al señalar esa contradicción, lo que el feminismo estaba haciendo era reivindicar la universalidad, no renunciando a ella. Admitían el presupuesto de la libertad e igualdad para todos los seres humanos, aunque ampliándolo, puesto que las mujeres también eran seres humanos. Y así, lo que el feminismo hizo no fue sino profundizar, completar, el movimiento emancipador inicialmente promovido por los revolucionarios del siglo XVIII, dándole su sentido más genuino. Plantear el feminismo como una renuncia a los ideales de universalidad es no entender nada, con todos mis respetos. Por eso, hoy, como ayer, la única forma de defender los derechos de las mujeres es, simplemente, defender los derechos de todos. Los fundamentales derechos de cada ser humano, con las especificaciones y diferenciaciones que pueda hacerse en cada contexto concreto. Y Podemos, por supuesto, va en la buena línea, que es la de recuperar la vertiente republicano-democrática de la tradición política, la cual persigue el “empoderamiento” generalizado de toda la gente.

    Responder a este comentario
  6. Arrano
    Arrano 28/05/2014, 21:13

    yo no pertenezco a este partido pero en principio el partido podemos es asambleario. todo el mundo debe tener los mismos derechos hombres y mujeres. espero que los candidatos se eligan en asamblea y no sea como en el resto de partidos. desgraciadamente todavia en este siglo existe discriminacion hacia las mujeres. me da la impresion que la autora hace demasiada alusion al psoe, puede que sea una socialista menospreciando a podemos. del mismo modo que la derecha rancia le esta dando cania. no se si podemos nos defraudara o no, por ahora 1930euros van a ganar por europa en vez de los 8000 que ganan otros partidos. eso no lo hace ni izquierda unida. puede que pertenerca al sistema pero puede que sea el partido que menos pertenezca a el. habra ver sus proximos pasos

    Responder a este comentario
  7. Luciernaga
    Luciernaga 28/05/2014, 21:08

    Pablo Iglesias tiene un carisma peligroso, sabe perfectamente a dónde llegar para no parecer machista….pero a la vez adopta la posición de gallo del corral para ser admirado por sus congeneres de género, lo suficiente héroe de peli de buenos/malos,o caballero para granjearse las lisonjas de las damas. Un personaje tan mediático no puede conocerse hasta que se le vea en acción real. No creo que se pueda saber qué hay de verdad y de fachada en todo esto….yo desde luego también tengo claro que la ‘evolución’ será feminista o no será.

    Responder a este comentario
  8. Jordi
    Jordi 28/05/2014, 20:04

    Me gusta el partido. Pero me gustaría saber que linea tiene frente al separatismo catalán.
    Yo como catalán espero el apoyo del resto de españoles y que no nos dejen solos mientras se construye el tercer Reich en Catalunya!!

    Responder a este comentario
  9. Aitor Martin
    Aitor Martin 28/05/2014, 19:59

    No voté a Podemos porque se baja los pantalones delante de los separatistas.
    Todo lo demás me gusta.
    Pero creo que es importante mantenerse firme frente al separatismo.

    Responder a este comentario
  10. Beatriz Barón Beraud
    Beatriz Barón Beraud 28/05/2014, 18:11

    No voté a Podemos porque no contemplaba políticas feministas, espero que con la crítica constructiva cambie y se enfrente con el patriarcado

    Responder a este comentario
    • Jordi
      Jordi 28/05/2014, 20:09

      Aparte de las políticas feministas es importante saber que modelo de Estado tienen. Yo nunca apoyaría a un partido que apoya el separatismo en Cataluña. Yo soy catalán y tengo que sufrirlo todos los días.

      Responder a este comentario
  11. Mª José
    Mª José 28/05/2014, 18:02

    Estoy de acuerdo con Aure. Si podemos se define por tener una estructura interna asamblearia, dejemos de poner balones fuera y tomemos nuestra responsabilidad en ello. Mujeres somos muchas y variadas, es importante estar ahí y sumar nuestra voz…

    Responder a este comentario
  12. Aure
    Aure 28/05/2014, 14:34

    Algo hay en el programa de Podemos referido a igualdad de género. En cualquier caso, como se trata de un movimiento asambleario nos tocaría a las mujeres estar ahí -como lo hemos estado en el 15M, Marea Blanca, Marea Verde, Plataforma de personas afectadas por la hipoteca, etc.- y hacer valer nuestros derechos, que nadie -ni tan siquiera una opción tan novedosa como Podemos- nos va a regalar nada. Por suerte, las mujeres somos más de la mitad de la población así que también nosotras Podemos.

    Responder a este comentario
    • Ka
      Ka 28/05/2014, 22:15

      Bueno Aure, las exigencias de igualdad de género NO son solamente de mujeres, sería retroceder mucho si pensamos que la igualda sólo afecta a mujeres, a mí nunca me van a representar hombres a los que no les preocupe luchar al mismo nivel contra el patriarcado y contra el capitalismo, son las dos caras de la misma moneda

      Responder a este comentario
    • pat
      pat 29/05/2014, 09:32

      Totalmente de acuerdo con Aure. Me acuerdo en el 2011 cuando bajaron la pancarta y se oyeron en la plaza los abucheos…La solución es estar ahí y luchar. Cuando es la próxima reunión?

      Responder a este comentario

Escribir un comentario

No se publicará tu dirección de email.
Los campos obligatorios están marcados con *

LM60 – Mayo 2018

Cómprala 4 €

Última hora

Tus artículos

Las CUP, Torra y los carnés de izquierdista

La prioridad de las CUP no es la investidura de un presidente los textos del cual han causado náuseas a la mayoría de sus integrantes, como se pretende. La prioridad de las CUP, junto a ERC y Junts per Catalunya, es la lucha contra un estado y una mayoría política que tiene fobia a la diversidad existente en su propio territorio.

Los socios/as escriben

“La imagen se ha convertido en una obsesión, el contenido se ha quedado a un lado”

El escritor y músico Iñaki Domínguez lanza su nuevo libro sobre “visionarios, locos y criminales del siglo XX”.