lamarea.com

domingo 17 diciembre 2017

Internacional

Udo Voigt, el primer neonazi alemán en Estrasburgo

El NPD es la cara canalla del sentimiento racista y xenófobo. En las elecciones europeas le ha superado con creces el nueva partido anti-europeo y anti-inmigrante Alternativa por Alemania.

28 mayo 2014
13:54
Compartir
Udo Voigt, el primer neonazi alemán en Estrasburgo
Udo Pastörs, líder del partido neonazi alemán NPD.

La llegada de los neonazis del Partido Nacionaldemócrata de Alemania (NPD) al Parlamento Europeo (PE) ha sido uno de los hechos más destacados de las elecciones europeas. Con su candidato principal en las elecciones europeas, Udo Voigt, por primera vez en la historia una formación que representa el legado del Tercer Reich se sienta en el hemiciclo de Estrasburgo. Con 300.815 votos y un resultado del 1,03%, el NPD logra uno de los 96 escaños alemanes en Estrasburgo. El NPD se ha beneficiado, igual que otros partidos pequeños como el ultracatólico Partido de la Familia o el satírico Die PARTEI, de un cambio legal en el sistema electoral alemán para las europeas, que pasó a ser proporcional eliminando el umbral del 3% para conseguir un escaño. En las elecciones federales del 22 de septiembre de 2013 se quedó en 1,3%.

Hay muchas maneras de hacer campaña electoral. Una es la que eligió el NPD. La centraron contra los extranjeros y en concreto contra las personas solicitantes de asilo. Aparte de colgar carteles en las calles y avenidas, no han tenido ninguna otra manera de llamar la atención. Así su campaña se centró en convocar concentraciones ante los albergues de refugiados. En la ciudad industrial de Duisburgo protestaron contra una vivienda de familias gitanas de Bulgaria y Rumanía a los que acusan de llegar a Alemania para aprovecharse de los beneficios sociales. El objetivo está claro: instrumentalizar y establecer un clima de miedo y odio hacia los solicitantes de asilo y los inmigrantes –ya sean comunitarios o no–, provocar al personal y obtener algún titular en la prensa. Con proclamas contra el euro no movilizan el electorado, esto ya lo hace el nuevo partido Alternativa por Alemania (AfD), que ha conseguido el 7% de los sufragios y 7 eurodiputados.

El partido de Voigt

El NPD fue fundado en 1964 en Hannover, como reagrupamiento entre todas las formaciones políticas nacionalsocialistas y nacionalpatriotas existentes en la época en la Alemania Occidental y los antiguos sectores del Partido Socialista del Reich (SRP) de Otto Ernst Remer -el partido sucesor del NSDAP de Adolf Hitler. Desde 2009, el otro gran partido de derecha radical del país, la Unión del Pueblo Alemán (DVU) del magnate bávaro Gerhard Frey ya fallecido, forma parte del NPD, después de un largo proceso de colaboraciones y fusiones. El actual líder es Udo Pastörs y tiene una militancia de 6.000 personas. En los parlamentos regionales de Mecklemburgo-Pomerania Occidental y Sajonia, en el este del país, el NPD tiene varios representantes electos. La formación ha sido condenada por un juzgado del contencioso-administrativo a pagar más de un millón de euros por prácticas irregulares de doble contabilidad en sus finanzas.

El nuevo eurodiputado Voigt es un exmilitar con rango de capitán, oficial de la reserva, politólogo y hijo de un miembro de las SA hitlerianas, que también fue líder del partido entre 1996 y 2011. En Estrasburgo representará una formación neonazi, racista, nacionalista völkisch, antisemita, islamófobo y revisionista. El propio Voigt ha sido condenado en más de una ocasión por incitación al odio. “Europa es el continente de los blancos” y “así tiene que continuar”, afirmó Voigt tras convertirse en eurodiputado a la televisión pública alemana. “Queremos asegurarnos que en 50 años un italiano, un francés, un irlandés o un alemán todavía serán reconocidos como europeos y no se los confundirá con un ghanés o un chino”.

Entre 1966 y 1972, el NPD obtuvo representación parlamentaria en siete Parlamentos regionales llegando casi al 8% de los votos en todos ellos. Coincidiendo con la primera gran coalición en el Gobierno alemán, entre Kurt Georg Kiesinger (CDU) y Willy Brandt (SPD), el NPD logró los mejores resultados electorales de su historia. Hoy, con un gran base electoral ubicada en el antiguo Este comunista y con otra gran coalición en Berlín de Angela Merkel, el NPD vuelve a conseguir éxitos electorales y no solo en las europeas sino también en las elecciones locales del Estado federado de Brandenburgo celebradas el mismo domingo 25 de mayo, donde doblaron prácticamente sus representantes. De 27 concejales han pasado a 49.

El NPD es la organización paraguas en la que caben desde diputados regionales hasta terroristas. En la Audiencia de Múnich se juzga desde el seis de mayo de 2013 a Clandestinidad Nacionalsocialista (NSU), el escuadrón móvil neonazi formado por Beate Zschäpe, la única superviviente de los tres terroristas que integraban la célula, y a sus cuatro colaboradores más, entre ellos el ex-dirigente del NPD en Turíngia, Ralf Wohlleben.

El objetivo declarado de la NSU era acobardar personas con trasfondo migratorio en todo el país con la perpetración de delitos violentos brutales y por lo tanto con impacto público. Diez personas fueron asesinadas por la NSU entre 2000 y 2007: ocho turcos, un griego y una agente de la policia. Más allá de las sospechas de pasividad e inoperancia de los aparatos represivos del Estado, ha quedado demostrado ya que la NSU tenía confidentes en las agencias de espionaje estatal y que existía connivencia entre la célula neonazi y la división inteligencia del Estado de Turíngia, el Land de origen de los miembros del comando neonazi.

Varios informes periodísticos y de investigación antifascista han identificado más de 200 personas en el entorno de la NSU. La comisión de investigación parlamentaria del caso en el Bundestag dispone de una lista con 129 personas en el entorno de la NSU, que proveyeron al trío de papeles falsos, tarjetas, nombres falsos, pisos, dinero, vehículos y armas. “La NSU, estaba injertada en la escena neonazi y rodeada por informantes, activistas ellos mismos del movimiento neonazi, a sueldo del Estado alemán”, afirmó a La Marea la vicepresidenta del Bundestag y diputada de Die Linke.

Alrededor de la NSU habría un mínimo de treinta informantes pagados por diferentes organismos de seguridad. Uno de ellos, el líder de un grupo de camaradería de Turíngia donde pertenecían y socializaron los tres terroristas, Timo Brandt alías “Oskar/Otto”, ha sido citado en Múnich. Pero no así los otros veintinueve informantes. Uno de ellos, Thomas Richter alías “Corelli”, miembro de Ku Klux Klan, ha sido hallado este abril misteriosamente muerto por diabetes en su casa. El agente de los servicios de seguridad Andreas Temme, presente en Kassel en el mismo cibercafé donde la NSU asesinó a Halit Yozgat en abril de 2006, fue citado por el juez, pero después de su declaración, su rol sigue sin aclararse y su connivencia con la NSU, está siendo silenciada.

El partido de Lucke

Mejor aún que al NPD le fue al nuevo partido populista de derechas Alternativa por Alemania (AfD),que cosechó en las elecciones europeas el 7% del voto y siete eurodiputados. Fundado en 2013 para recolectar el voto euroescéptico de Alemania, es la reacción conservadora al rescate de la Europa del Sur y de los bancos privados con dinero público. El partido tiene claros objetivos: sacar el país del euro, volver más competencias de Bruselas a Berlín e introducir referéndums populares al estilo suizo. AfD es el gran representante de la nueva forma de xenofobia y chovinismo: se ha mostrado favorable a endurecer las condiciones para solicitar asilo en Alemania, y es contrario al matrimonio homosexual y a la construcción de mezquitas.

Su líder, Bernd Lucke, ha llegado a tildar de gandules y derrochadores a los ciudadanos de Grecia, Chipre, Italia y España, y varios miembros del partido han pedido la ilegalización de los colectivos antifascistas y de todas las formaciones de izquierdas extra-parlamentarias. Gran parte de los simpatizantes de AfD provienen de la CDU de Merkel y del partido liberal FDP, pero también de otras formaciones islamófobas cómo Die Freiheit, y hasta del SPD y Die Linke. Sören Oltersdorf, miembro de AfD por Dresden, participó, en marzo de 2014, en el servicio de orden de un acto organizado por las juventudes del NPD en Kirchheim. A raíz de la polémica causada después de la filtración, Oltersdorf acabó dimitiendo de sus cargos en AfD.

El acto en que participó fue un congreso europeo que reunió al líder del Partido Nacional Británico (BNP) Nick Griffin; a un alto representante de la italiana CasaPound llamado Fabio Di Martino; al jefe de las juventudes del partido neonazi checo DSSS Erik Lamprecht; o al miembro del Partido de los Suecos (SvP) Dan Eriksson. El griego Amanecer Dorado así como el grupo neonazi ucraniano Sector Derecho, responsable del reciente pogromo en Odesa, fueron invitados a participar, pero aun así, la delegación ucraniana no obtuvo el visado y no viajó, y la griega, canceló su participación. La concurrencia de ultraderechistas en el seno de AfD es una característica que, pese a su voluntad, no puede esconderse.

¿Sabes que 'La Marea' rechaza la publicidad sexista y la del Ibex35?

Un medio debe ser tan libre como coherente.

Protege nuestra independencia.

SuscríbeteHaz una donación

Roger Suso

Roger Suso

2 comentarios

  1. blo
    blo 28/05/2014, 18:00

    No muy lejos de Duisburg, en Dortmund unos neonazis reventaron el acto tras las elecciones europeas del ayuntamiento de la ciudad… http://blog.zeit.de/stoerungsmelder/2014/05/26/neonazis-ueberfallen-wahlparty-im-dortmunder-rathaus_16406

    Responder a este comentario

Escribir un comentario

No se publicará tu dirección de email.
Los campos obligatorios están marcados con *

Última hora

LM55 – Diciembre 2017

Tus artículos

Elecciones en Chile: por qué puede ganar el centro-izquierda

"A pesar de todas las críticas, Alejandro Guillier podría ganar a Sebastián Piñera en las elecciones de este domingo en Chile", sostiene Manuel-Fabien Aliana.

Los socios/as escriben

Otra mujer confiesa que la han violado

"Se confiesa, es decir, se reconoce a regañadientes, aquello que avergüenza. Por eso la víctima de un delito no confiesa, la víctima denuncia, acusa al agresor, al delincuente, al culpable", reflexiona Amparo Ariño