lamarea.com

jueves 22 febrero 2018

Sociedad

Sangre homosexual

En algunos países aún está prohibido que los hombres que tienen, o han tenido, relaciones sexuales con otros hombres sean donantes

<em>Sangre homosexual</em>

Los hombres gays sexualmente activos ya pueden donar sangre en Sudáfrica. Hasta la semana pasada, el Servicio Nacional de Donación de Sudáfrica (SANBS, por sus siglas en inglés) exigía a los hombres que tienen relaciones sexuales con hombres (HSH) un periodo de 6 meses de abstinencia para aceptar su sangre.

Esta normativa se basaba en las supuestas mayores tasas de infecciones de transmisión sexual que presenta este colectivo. Sin embargo, las pandemia del VIH en Sudáfrica es principalmente heterosexual. Vanessa Raju, portavoz del SANBS, ha reconocido que la política se basaba en estadísticas y tendencias internacionales que no tenían en cuenta las condiciones específicas del país.

La nueva norma aprobada por el gobierno de Sudáfrica no discrimina en función de la orientación sexual y se aplica por igual a hombres y mujeres. Todas las personas que inicien una relación tendrán que dejar pasar al menos seis meses hasta poder donar sangre y no se permitirá hacerlo a quien tenga más de una pareja sexual.

La controversia de la donación de sangre

No existen datos científicos contundentes en los que apoyar esta prohibición de donar sangre y tejidos a los hombres que tienen o han tenido relaciones sexuales con otros hombres (HSH), independientemente de que se identifican como homosexuales. En algunos países, la prohibición se extiende a sus parejas sexuales femeninas. En ninguno se aplica a mujeres que tienen relaciones sexuales con mujeres.

Las posturas críticas con esta prohibición señalan que, más que un medida que busca reducir el riesgo de infección por enfermedades como el VIH o la hepatitis B y C, se trata de un acto discriminatorio contra el colectivo gay basado en prejuicios y lugares comunes, no en evidencias médicas.

Quienes están a favor de impedir de por vida la donación de sangre a HSH basan su argumento en los llamados falsos negativos y en el periodo ventana. Aunque las pruebas de detección del VIH son cada vez más fiables, se calcula que 5 de cada 10.000 personas  reciben un falso negativo. Además, existe un periodo de ventana inmunológica que puede oscilar entre 9 días y 3-6 meses durante el cual, a pesar de portar el virus y poder transmitirlo, éste es indetectable.

País a país

En Estados Unidos, no se permite donar sangre a ningún hombre que haya tenido alguna relación sexual con otro hombre desde 1977 en adelante.  Según datos del Departamento de Alimentación y Medicamentos, durante 2010 algo más del 60% de las nuevas infecciones por VIH en Estados Unidos se producían en el colectivo de HSH. Las estadísticas de uno de los mayores grupos internacionales dedicados a la lucha contra el VIH, indican que, en 2009, casi la mitad de los nuevos diagnósticos en Estados Unidos los recibieron hombres afroamericanos. ¿Es este dato suficiente para prohibir las donaciones de sangre en función del color de la piel?

Tristemente célebre es el caso de Israel respecto a sus ciudadanos de origen etíope. En 1996 se filtró la noticia de que la Magen David Adom, equivalente a la Cruz Roja, tiraba la sangre de esta comunidad, que se asentó en el país entre 1984 y 1991 y representa en la actualidad casi un 2% de la población. La noticia generó una gran polémica y forzó la dimisión del director del organismo implicado. No obstante, en diciembre de 2013, la diputada Pnina Tamano-Shata, instalada en Israel desde los 3 años, denunció que la habían rechazado como donante basándose en su origen etíope.

Países de la Unión Europea como Francia, Alemania, Grecia o Dinamarca prohíben de forma generalizada y de por vida donar sangre a HSH. Otros, como Reino Unido (excepto Irlanda del Norte), Finlandia o Suecia establecen un periodo de un año sin actividad sexual con otro hombre, aunque se haya utilizado preservativo.

En España, al igual que en Portugal, Italia, México y, desde esta semana, la República Sudafricana, la normativa que regula la donación de sangre no marca a un colectivo entero como de alto riesgo sino a determinadas prácticas. La Cruz Roja describe éstas como “todas aquellas acciones en las que puede existir contacto de sangre con sangre como el intercambio de cuchillas, jeringuillas, cepillos de dientes; mantener relaciones sexuales sin la utilización de preservativos, etc.”.

El próximo 14 de junio se celebra el Día Internacional de la Donación de Sangre. Asociaciones y grupos en defensa de los derechos de las personas homosexuales de todo el mundo aprovecharán, como cada año, para reivindicar que se anteponga la necesidad de disponer de sangre al prejuicio generalizado sobre todo un colectivo.

 La Marea está editada por una cooperativa de periodistas y lectores
Suscríbete aquí para ayudarnos a hacer sostenible este proyecto

¿Sabes que 'La Marea' rechaza la publicidad sexista y la del Ibex35?

Un medio debe ser tan libre como coherente.

Protege nuestra independencia.

SuscríbeteHaz una donación

Laura Gaelx Montero

Laura Gaelx Montero

2 comentarios

  1. Tinejo
    Tinejo 25/05/2014, 13:02

    En todo caso, aunque se instaure de manera generalizada ese periodo de seis meses, significa que direcamente no analizan la sangre que se dona? El cuaternario de la medicina.

    http://casaquerida.com/2014/05/24/candidatos-encapotados/

    Responder a este comentario
    • Laura Gaelx Montero
      Laura Gaelx Montero 26/05/2014, 11:49

      Hola Tinejo,
      Sí, se analizan todas las muestras de sangre. Pero como se explica en el artículo, existe una posibilidad (muy pequeña) de falsos negativos. Esto es, que la prueba no lo señale pero sí haya presencia del VIH. Además, existe un periodo de ventana inmunológica, de tiempo variable según la persona, durante el cual el cuerpo todavía no genera anticuerpos específicos para el VIH (que es lo que miden las pruebas más comunes) aunque se sea portador del virus.
      Espero haberte aclarado la duda.

      Responder a este comentario

Escribir un comentario

No se publicará tu dirección de email.
Los campos obligatorios están marcados con *

LM57 – Febrero 2018

Última hora

Tus artículos

‘Homo Lubitz’, de Ricardo Menéndez Salmón

Reseña de la última novela de Menéndez Salmón, una obra que "nos adentra en un mundo donde se ejerce una nueva dimensión de lo atroz, esa dimensión no representable ni imaginable y que, al mismo tiempo, nos muestra una visión de futuro de nuestra especie", según Portela.

Los socios/as escriben

Un derecho inhumano

"Un centenar de personas acumulan la misma riqueza que 3.000 millones de sufrientes empobrecidos". Antonio Zugasti reflexiona sobre el derecho a la propiedad.

“La desigualdad es más profunda que el tema salarial si la llevamos a la desigualdad de género y la de clase”

La escritora y directora Irene Hernanz reconoce también su admiración por el bilingüismo en Cataluña.