Ada Colau deja la portavocía de la PAH

La activista afirma que seguirá implicada en la plataforma pero que es el momento de dar paso a otras personas para que pongan rostro a la movilización de la PAH

Cinco años después de que un pequeño grupo de personas formase en Barcelona un colectivo de lucha por el derecho a la vivienda, y con la Plataforma de Afectados por la Hipoteca (PAH) ya consolidada como movimiento transversal y con un gran apoyo ciudadano, Ada Colau da un paso al costado y deja la portavocía de la PAH.

En una carta dirigida a los distintos colectivos ligados a la PAH en todo el estado, Colau afirma que seguirá vinculada a la Plataforma, pero que cree que ha llegado el momento de dar paso a caras nuevas que pongan rostro en los medios a las movilizaciones de centenares de personas. Colau se muestra agradecida por una experiencia de transformación social e incidencia política que califica como la “más potente en la que haya participado jamás”.

Durante todo este tiempo su rostro alcanzó una notoriedad pública que, tanto a raíz de su intervención en el Congreso durante la tramitación de la ILP de la plataforma como a partir de su participación en programas de televisión de gran audiencia, subraya, permitió que el mensaje de la PAH llegase a millones de personas “a las que nos habría resultado imposible acceder de otra manera”, a pesar de que, señala, pudiese conllevar un exceso de personalismo que difuminase la labor colectiva, que afirma siempre intentó recalcar.

Esta relevancia pública también le supuso, confiesa, dificultades en su vida personal por la presión a la que ha sido sometida, propiciada en gran parte por las descalificaciones recibidas por parte de miembros del Gobierno. Sin embargo, subraya, convertirse en la cara visible del movimiento le permitido recibir “muestras de apoyo y de cariño que la PAH ha despertado hasta en el último rincón del país”, lo cual ha supuesto “un enorme privilegio”.

El “peor monstruo” al que se ha enfrentado tanto ella como el resto de miembros de la plataforma, afirma, ha sido “el individualismo y el consumismo hegemónicos que nos atraviesan”, que han generado a veces “desconfianzas entre compañeros, desviaciones asistencialistas o luchas personalistas en no pocas asambleas”. Pero considera que ha quedado sobradamente compensado por “la generosidad, la solidaridad, la cooperación por encima de la competitividad” y “el sentido común y la lucha colectiva“.

Colau asegura que no piensa dejar la PAH. Continuará como una más en la PAH de Barcelona y afirma que por poco que pueda estará a disposición de la plataforma para lo que se requiera, por ejemplo para transmitir su experiencia acumulada en talleres de formación. También aclara que su gesto no responde a la intención de “fichar” por ningún partido, a pesar de que, como ha explicado en anteriores ocasiones, ha recibido varias ofertas.

 

Comentarios

Una respuesta a “Ada Colau deja la portavocía de la PAH”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

PUBLICIDAD
Banner