lamarea.com

lunes 19 febrero 2018

Los socios/as escriben

Sobre la legitimidad del Estado de Israel (2)

La creación de un estado basado en la negación

29 abril 2014
18:34
Compartir
Sobre la legitimidad del Estado de Israel (2)

[Al final del text es pot llegir l’article en valencià]

[Ir a la primera parte del artículo]

La limpieza étnica sufrida por el pueblo palestino era muy visible en el viaje que realizamos por Palestina, a poco que se intentara indagar, a pesar de que no siempre era obvia. La creación de la identidad nacional israelí ha venido construida basándose, entre otros, en la ignorancia de la historia y la cultura palestina previa y en el fomento de los símbolos nacionales y del militarismo como valor de unificación nacional.

Respecto al proceso de búsqueda de una cultura nacional israelí que niega la presencia palestina previa, identifiqué diferentes componentes. Uno es la visión tendenciosa de la historia. En muchas localidades, por ejemplo, se puede encontrar paneles explicativos de la historia de la localidad que básicamente explican aspectos de la vida de la minoría judía en dicha población en épocas pasadas. La minimización de la historia de la mayoría musulmana o de la minoría cristiana es abrumadora. Ejemplos de esto se puede encontrar en muchos de los paneles informativos de Jaffa, ciudad portuaria palestina junto a Tel Aviv que se ha convertido en una agradable ciudad artística de tipo occidental a base de minimizar la presencia de la población y la cultura no judías.

Otra forma de negación de la presencia palestina previa es la transformación urbanística y el abandono o destrucción del patrimonio arquitectónico palestino. Esto se ha realizado de formas diferentes. En localidades de más valor urbanístico y arquitectónico, como Jaffa, Acre o la ciudad vieja de Jerusalén, se ha hecho una sustitución repentina (después de las conquistas bélicas) y de forma progresiva (en épocas de paz) de la población palestina por judía. Es curioso ver que hay un mayor o menor mantenimiento y rehabilitación de los edificios y de las calles en función del porcentaje de población judía. Esto es claramente visible al comparar el barrio judío con el resto de barrios de la ciudad vieja de Jerusalén.

Otra forma de cambiar la fisonomía urbanística para minimizar la huella pre-israelí es construir las nuevas localidades israelíes donde había habido poblaciones palestinas, cuyas casas antiguas están destruidas. En algunos lugares, sin embargo, se puede encontrar todavía restos de casas antiguas de una población cerca de la costa norte de Palestina/Israel.

Finalmente, hay antiguas localidades palestinas abandonadas. Por ejemplo, hay lugares donde había habido poblaciones palestinas que se han transformado en “reservas naturales” que están cercadas y para cuyo acceso hay que pagar.

El fenómeno de destruir o abandonar el patrimonio arquitectónico de la cultura anterior es una constante histórica en cualquier proceso colonial o imperialista, por ejemplo durante las guerras de conquista medievales en la Península Ibérica o con la conquista española de América. La moneda de 10 agorot (10 céntimos de shekel), en el que aparece el mapa de Eretz Israel en el sentido más extenso posible, desde el Nilo hasta el Éufrates, es una muestra del componente imperialista del sionismo actual.

Alguna de las manifestaciones mas vergonzosas del imperialismo israelí se puede encontrar en los territorios ocupados. Un ejemplo es el asentamiento judío que han instalado en el centro de Hebrón. Esta colonia está en medio de la ciudad, en parte justo encima de la hilera de comercios de un lado de la calle principal del zoco. Para evitar que los colonos judíos lancen objetos a las personas que van por el zoco, la población palestina ha instalado unas redes. Los colonos son quienes tienen una ideología sionista más extrema, sin tener necesariamente un componente religioso importante.

——————————————

La neteja ètnica patida pel poble palestí era molt visible en el viatge que realitzàrem per Palestina, a poc que s’intentara indagar, malgrat que no sempre era òbvia. La creació de la identitat nacional israeliana ha vingut construïda basant-se, entre d’altres, en la ignorància de la història i la cultura palestina prèvia i en el foment dels símbols nacionals i del militarisme com a valor d’unificació nacional.

Respecte al procés de cerca d’una cultura nacional israeliana que nega la presència palestina prèvia, identifiquí diferents components. Un n’és la visió tendenciosa de la història. En moltes localitats, per exemple, es pot trobar panells explicatius de la història de la localitat que bàsicament expliquen aspectes de la vida de la minoria jueva a esta població en èpoques passades. La minimització de la història de la majoria musulmana o de la minoria cristiana és aclaparant. Exemples d’això es pot trobar en molts dels panells informatius de Jaffa, ciutat portuària palestina al costat de Tel Aviv que ha esdevingut una agradable ciutat artística de tipus occidental a base de minimitzar la presència de la població i la cultura no jueves.

Una altra forma de negació de la presència palestina prèvia és la transformació urbanística i l’abandonament o destrucció del patrimoni arquitectònic palestí. Això s’ha realitzat de formes diferents. A localitats de més valor urbanístic i arquitectònic, com ara Jaffa, Acre o la ciutat vella de Jerusalem, s’ha fet una substitució sobtada (després de les conquestes bèl·liques) i de forma progressiva (en èpoques de pau) de la població palestina per jueva. Es curiós vore que hi ha un major o menor manteniment i rehabilitació dels edificis i dels carrers en funció del percentatge de població jueva. Això és clarament visible en comparar el barri jueu amb la resta de barris de la ciutat vella de Jerusalem.

Una altra forma de canviar la fisonomia urbanística per a minimitzar la petjada pre-israeliana és construir les noves localitats israelianes on hi havia hagut poblacions palestines, les cases antigues de les quals estan destruïdes. En alguns llocs, no obstant açò, es pot trobar encara restes de cases antigues d’una població prop de la costa nord de Palestina/Israel.

Finalment, hi ha antigues localitats palestines abandonades. Per exemple, hi ha llocs on hi havia hagut poblacions palestines que s’han transformat en “reserves naturals” que estan voltades i para l’accés de les quals cal pagar.

El fenomen de destruir o abandonar el patrimoni arquitectònic de la cultura anterior és una constant històrica en qualsevol procés colonial o imperialista, per exemple a les guerres de conquesta medievals a la Península Ibèrica o amb la conquesta espanyola d’Amèrica. La moneda de 10 agorot (10 cèntims de shekel), on apareix el mapa d’Eretz Israel en el sentit més extens possible, des del Nil fins l’Eufrates, és una mostra del component imperialista del sionisme actual.

Alguna de les manifestacions mes vergonyoses de l’imperialisme israelià es pot trobar en els territoris ocupats. Un exemple és l’assentament jueu que han instal·lat al centre d’Hebron. Esta colònia està enmig de la ciutat, en part just damunt de la filera de comerços d’un costat del carrer principal del soc. Per a evitar que els colons jueus llancen objectes a les persones que van pel soc, la població palestina ha instal·lat unes xarxes. Els colons són els qui tenen una ideologia sionista més extrema, sense tenir necessàriament un component religiós important.

¿Sabes que 'La Marea' rechaza la publicidad sexista y la del Ibex35?

Un medio debe ser tan libre como coherente.

Protege nuestra independencia.

SuscríbeteHaz una donación

Etiquetas

Valora:

(Ninguna valoración todavía)
Cargando…
Jordi Ortiz

Jordi Ortiz

12 comentarios

  1. Conchi
    Conchi 06/05/2014, 23:15

    Primero de todo agradecer a jordi por el artículo. Muy bueno y muy real.
    En segundo lugar, el ser un defensor de los derechos palestinos no significa que odies al pueblo judío. Como decían en un comentario anterior es un topicazo y error generado en muchas casos por el desconocimiento del significado de la palabra sionismo.
    Afortunadamente cada vez son más los que se empiezan a dar cuenta de las barbaridades que se comenten contra el pueblo palestino y ya se empiezan a ver algunas medidas de la comunidad internacional (como el boicot a productos producidos en asentamientos). Yo he estado en territorio palestino y he visto personalmente lo citado por Jordi. El problema es que no basta ir solo de turista porque no vas a tener ninguna molestia. Yo tuve la suerte de quedarme en casas de gente local y poder ir con ellos a todos los sitios. Es vergonzoso el trato en los checkpoints, son como ciudadanos de segunda obligados a utilizar una serie de carreteras que están la mayoría en nefastas condiciones. Los soldados los mantienen en los checkpoints hasta que les da la gana de dejarlos entrar. Además tienen la entrada a Jerusalem totalmente prohibida a no ser que pidan un permiso especial que difícilmente se les concede. Por no hablar de los problemas con el agua que yo mismo viví así que no son un mito.
    También he estado en el muro que supuestamente está construido para proteger de los ataques terroristas que proceden de Palestina… si es por eso ¿Por qué el muro cuando esté acabado medirá el doble que la frontera?…Creo que la anexión de territorios está detrás de esto.
    He estado con chavales de 15 años que se mueren de miedo al escuchar ruidos al otro lado de la pared… He podido ver los asentamientos y campos de refugiado con mis propios ojos y ver que son una absoluta barbaridad.
    Recordar que el defender los derechos del pueblo palestino no es una moda, es un trabajo por el que se está luchando desde hace muchísimos años y ahora comienza a dar pequeños frutos. Como muestra de esto este año la ONU ha declarado este el año internacional de la solidaridad con el pueblo palestino. Y solo hay que ver las innumerables muestras de apoyo de los ciudadano israelís que cada vez más reclaman estos derechos, y que sin la ayuda de ellos no se podría hacer ni la mitad.
    Como estudiante de periodismo soy muy crítica con la información que no llega de allí, es normal que si ves una foto de un niño tirando una piedra a un soldado y no conoces de antemano el contexto de la situación te hagas una idea equivocada de lo que está pasando… aunque cada cual es libre de opinar.Pero es muy injusto que se desprecie la opinión de alguien porque no se ajusta a una manera de pensar exacta…
    Bueno muchas gracias por el artículo y perdón por la parrafada. Como decía antes Jordi lo que se persigue no es la supremacía de ningún pueblo por encima del otro, sino que haya paz, que a pesar de la información que nos llega está muy anhelada por las dos partes del conflicto.

    Responder a este comentario
  2. Adonai
    Adonai 02/05/2014, 10:30

    Artículo llne tópicos, contradictorio con el anterior) y con una clara muestra de falta de conocimientos históricos y culturales. Parece que hoy día cualquier trasnochado se cree con autoridad para escribir sobre un tema en el 1ue los mas doctos no se ponen de acuerdo. Capítulo aparte lo de “limpieza étnica” leyendo ambos textos y las respuestas dadasen los comentarios , llego a la conclusión que si se pone en duda la legitimidad de Israel, se puede hacer loismo con estos artículos. Que haber pasado unos dias en la zona y recorrer los lugares que te han permitido visitar, no significa que ya se sepa de un tema. El problema de este conflicto es que muchos tocan de oido y tienen muy poca cultura sobre el tema, claro ejemplo del autor. Un verdadero mamarracho la verdad, pero es de esperar viniendo de un español, tan judeofobos ellos históricamente

    Responder a este comentario
    • Jordi
      Jordi 02/05/2014, 17:13

      Reconozco que no soy un especialista en el tema y me baso en mi estancia allá de unos días. Ninguna de las respuestas sionistas a este texto ha desmentido ni los pueblos abandonados ni el acoso de las colonias judías al a población palestina, especialmente visible en Hebrón.
      No me considero judeófobo. De hecho tengo amistades de origen judío, como también de orígenes de otras religiones. Asimismo, subrayo la vergüenza histórica que ha significado en muchas sociedades, incluyendo en la ibérica medieval, la persecución a las comunidades judías.
      En cualquier caso, a diferencia tuya, no descalifico en ningún momento.
      Me gustaría que me especificaras las contradicciones, más que nada para aprender y poder elaborar mejor el discurso.
      Shalom! Salaam!

      Responder a este comentario
      • Adonai
        Adonai 03/05/2014, 18:30

        No he leído comentarios algunos de parte de sionistas, de modo que creo obvio que no respondan a lo que dices. Por otro lado no estoy descalificando a nadie, todo lo contrario, te digo que eres un ignorante en el tema, que te contradices, que escribes llevado por la emoción y eso para la poesia esta bien, pero para un tema como este tienes que tener noción de lo que dices. Haber pasado tres dias en Gaza o Cisjordania no quiere decir nada, encima que esa gente te van a dejar ver lo que ellos quieren, son muy famosos de vivir del cuento ( por algo les dicen Palliwood). “No soy judeofobo, tengo amigos judíos” sabes las veces que he leído o escuchado eso ? Por cierto no relees tus cosas para darte cuenta de tus propias contradicciones que pides a los demás ? Shalom

        Responder a este comentario
        • Jordi
          Jordi 03/05/2014, 20:31

          Por favor,
          Señala las contradicciones. He releído mis textos y, siendo perfeccionable, le encuentro una coherencia general (falta la tercera parte, que saldrá la semana que viene).
          La gente palestina que conocí, y también la israelí, era gente bastante trabajaora.
          Si criticas mis prejuicios, campeón, aplícate el cuento.
          Y, amigo, no confundas crítica al sionismo como idología nacionalista con odio a los judíos. Esta confusión es un topicazo del sionismo.
          Shalom! Salaam! Pau!

          Responder a este comentario
        • irredento
          irredento 11/05/2014, 23:20

          Noooo… usted no está “descalificando a nadie”, faltaría más… ¿Puede entonces descifrar el signifado de las siguientes expresiones (seguro que encriptadas, claro) que usted ha empleado para describir a Jordi o su artículo?
          “trasnochado”, “mamarracho”,”judeófobo”, “ignorante”… ¿Sigo? Bueno, mejor no, usted ya ha mostrado perfectamente su catadura, como cuando habla de los palestinos como “unos tipos famosos por vivir del cuento”. Seguro que usted tiene la misma opinión de los gitanos, los andaluces y vaya usted a saber. Repugnante.

          Responder a este comentario
          • Adonai
            Adonai 12/05/2014, 11:06

            Deje de suponer tanto que encima lo hace mal. Como pitonizo seria in fracaso. A ver esta gente vive del cuento desde hace añares, es uno de los pueblos que reciben mas dinero y ayudas internacionales, y que hacen ? Lo que no se roban sus dirigentes/lideres lo emplean para comprar armas que luego usan contra Israel. En lugar de dedicarse a trabajar, educar a sus hijos y demás menesteres están todo el día dando la tabarra para pasar de victimas y seguir con las ayudas internacionales. Claro que a muchos esto les viene como anillo al dedo, pero gracias a dios, cada año se reduce este dinero por que quienes no ponen están cansados de tanto cuento. Por cierto usted hablaba en otro post sobre el anonimato y vaya morro el suyo.

    • jubilado
      jubilado 17/05/2014, 13:54

      No hace falta ser muy docto para darse cuenta que ahí hay un estado que practica el terrorismo con personas que han sido expulsadas del lugar donde trabajaban para poder comer.

      Responder a este comentario
      • Adonai
        Adonai 19/05/2014, 21:42

        No hace falta ser muy docto para darse cuenta que algunos no saben el significado de las palabras y sus usos. Asi estamos y asi hoy día cualquiera escribe barbaridades como estos artículos …

        Responder a este comentario
  3. Xurxo
    Xurxo 30/04/2014, 22:48

    Artículo muy real. Me horroricé leyendo los libros de Sión y la declaración Balfour. Profesar una religión no da derecho a formar un estado expulsando a sus habitantes. Por si sola la palabra colono ya dice bastante.

    Responder a este comentario
    • Adonai
      Adonai 03/05/2014, 18:17

      La declaración Balfour no es un libro, es una carta del ministro ingles Balfour dirigida al Barón Rothschild donde escrita en 1917, y en la que reconocen y ven con buenos ojos la creación de un estado judío en la tierra de Israel. Los libros de Sion , creo suponer se refiere a los Protocolos, un manifiesto judeofobo de finés del siglo XIX escrito por los servicios secretos del Zar. Están muy de moda en paises árabes hoy día, lo estuvo en la Alemania nazi y parece que siguen vigente en España, de hecho yo mismo he visto en la librería Europa (Barcelona) unos ejemplares

      Responder a este comentario

Escribir un comentario

No se publicará tu dirección de email.
Los campos obligatorios están marcados con *

LM57 – Febrero 2018

Última hora

Tus artículos

‘Homo Lubitz’, de Ricardo Menéndez Salmón

Reseña de la última novela de Menéndez Salmón, una obra que "nos adentra en un mundo donde se ejerce una nueva dimensión de lo atroz, esa dimensión no representable ni imaginable y que, al mismo tiempo, nos muestra una visión de futuro de nuestra especie", según Portela.

Los socios/as escriben

“La desigualdad es más profunda que el tema salarial si la llevamos a la desigualdad de género y la de clase”

La escritora y directora Irene Hernanz reconoce también su admiración por el bilingüismo en Cataluña.

Año nuevo… Seguimos como siempre

"¿Vamos a seguir un año más diciendo prácticamente lo mismo, repitiendo el discurso que está llevando a un progresivo declive del impulso transformador de la sociedad?".