lamarea.com

domingo 27 mayo 2018

Política

Simona Levi: “Tenemos muchísima información que puede forzar cambios”

La activista concurre a las elecciones europeas como número dos de la lista del Partido X, que más allá de ideologías, propone actuar sobre problemas concretos como la deuda, la democracia y la corrupción

16 abril 2014
18:39
Compartir
Simona Levi: “Tenemos muchísima información que puede forzar cambios”
La activista Simona Levi, del colectivo 15MpaRato. B. B.

Simona Levi (Turín, 1966) lleva tres décadas de activismo en los movimientos sociales europeos, desde la lucha por el derecho a la vivienda hasta, más recientemente, el ámbito de la cultura libre y la democracia digital. Afincada en Barcelona desde principios de los noventa, concurre a las elecciones europeas del 25 de mayo como número dos de la lista del Partido X. La formación ha integrado a técnicos y expertos en el ámbito legal (como el abogado Juan Moreno Yagüe), económico y financiero (como el ingeniero y ex informático del banco HSBC Hervé Falciani, que encabeza la lista; y el ex delegado de Hacienda en las Baleares, Raúl Burillo), y tras conseguir los 15.000 avales necesarios se presenta a los comicios con el objetivo de incidir en cuatro aspectos principales: la deuda, temas de legalidad económica, de democracia y de corrupción.

“No somos políticos, somos técnicos”, afirma Levi, que charla con La Marea en un acogedor local del barrio de Gracia de Barcelona. Metidos de lleno en la lucha contra la impunidad con 15MpaRato, la querella contra Bankia, y pleitos sobre las preferentes y la manipulación del Euribor, los integrantes del Partido X subrayan que su fuerza está en el trabajo en red. Más allá de ideologías, proponen actuar sobre problemas concretos y están convencidos de que Europa es un buen escenario para ello.

¿Qué objetivo os marcáis para estas elecciones europeas?

El primer objetivo es el de existir, que en realidad ya lo tenemos cubierto. Somos un proyecto muy reciente y aun así hemos conseguido marcar la agenda, implantar la idea de un cambio en la manera de plantear las organizaciones ciudadanas en el frente electoral. Luego, debemos ocupar las agendas políticas y electorales. Europa es el gran timo, y hay que cambiar el significado de lo que es. Es un espacio en el que se decide muchísimo sobre nuestra vida y la participación en este espacio es desincentivada por los propios poderes políticos. Se puede notar ya sólo por el tipo de candidatos que presentan los partidos grandes, que invitan por su propia presencia a la abstención.

¿Por qué es importante entrar en ese espacio?

En Europa se decide el 80% de las cosas que afectan sobre todo en términos económicos, y más después del MOU (Memorándum of Understanding) y el MEDE (Mecanismo Europeo de Estabilidad), y todo lo que ha pasado con Bankia. Como ciudadanos no podemos no estar en esta agenda. Para nosotros todos los espacios son importantes, porque en cada espacio hay rendijas en las cuales los ciudadanos podemos meter el pie para empezar a cambiar las cosas.

¿Cuáles son las rendijas más importantes para poder actuar desde Europa?

En Europa hay una rendija muy potente sobre temas de deuda y de corrupción, y además sobre muchos temas legales. Nosotros estamos metidos en el tema de 15MpaRato, en la querella contra Bankia, tema de preferentes, tema del Euribor… Son todos temas que aquí la política mafiosa de la justicia de este país tiene totalmente bloqueados, y que se pueden desbloquear fuertemente desde Europa. En fin, es una ocasión para hacer un hackeo importante de cómo se han planteado las cosas políticamente hasta ahora.

¿Qué puede aportar el Partido X?

Aportamos un énfasis del trabajo, de la metodología rigurosa, de planteamientos muy precisos, sobre una manera mimética también de cambiar las cosas. Trabajamos en que si uno mete un pie ahí, dos, tres o los que sean, no tiene la holgura de hacer unos cambios muy sistémicos pero puede forzar algunos. De varias índoles: somos muy especialistas en tema de deuda, de legal económico, de democracia y de corrupción. Tenemos mucha más información que muchísima gente, vía Hervé Falciani, vía Raúl Burillo, vía el trabajo que hacemos en red como activistas desde hace muchísimo tiempo.

¿Y qué podéis hacer con esa información?

Por ejemplo, sobre lo que proponemos a nivel de anticorrupción, que es el control del flujo bancario; y a nivel de transparencia y de democracia, el control de los lobbies; tenemos las herramientas para, aunque no se legisle, aunque el Parlamento o la Comisión no acepten hacer nada, molestar tanto que podamos forzar los cambios. Porque tenemos informaciones a nivel legal, de corrupción, etc. de agentes que están interviniendo, y que nadie puede saber que están interviniendo, que nos permiten ser más rápidos en encontrar, denunciar y mostrar por qué esas decisiones se toman o no.

¿Por ejemplo?

Si tú en Europa dices, ‘ojo, este señor está haciendo esto porque tiene tanto dinero en este paraíso fiscal y le interesa esto y lo otro; como por ejemplo en el caso de Jean-Claude Junker, que es la opción que han escogido Rajoy y Merkel, Europa es mucho más sensible y mucho más democrática ante este tipo de situaciones.

Puede reaccionar…

Yo que he sido lobbista en Europa durante bastante tiempo sobre temas de Internet, puedo asegurar que hay mucha menos impunidad en Europa que aquí. Las comparaciones son odiosas, es decir, España es un país muy poco democrático, y en Europa tienes mucho más margen de maniobra. Si tú denuncias un canal de corrupción, se te escucha mucho más. Cuando empecé a hacer de lobbista no me lo creía. Si en Europa dices ‘esto no lo puedes hacer, porque en realidad lo haces por esto y esto’, no se ríen tanto. Esto es una cosa que estamos seguros que podemos hacer.

Ya habéis presentado un software elaborado por Hervé Falciani para detectar fraudes bancarios y evasión de impuestos…

Esto es lo que nosotros aportamos. No somos políticos, somos técnicos. Sabemos que esto que estamos proponiendo se puede hacer; no es ‘¡uy, estaría muy bien controlar el flujo financiero!’, es entrar ahí y decir: ‘Debemos controlar el flujo financiero, y además lo vamos a hacer, como sociedad civil. ¿Quiénes en esta aula están dispuestos a ayudar a la sociedad civil haciendo esto?’ Y ahí ya les metes en un problema. ¿Quién te va a decir ‘nosotros no’? Te lo van a decir, pero entonces tendrán que decir si las acatan o no, y si no las acatan dar una explicación. Como hay sociedades más democráticas en el entorno de Europa, realmente es un escenario brutal para intervenir. Y siendo pocos.

En el partido X participan expertos, profesionales, técnicos de distintos ámbitos… ¿Qué importancia tiene este capital humano?

Nuestra red se basa en la idea de trabajar. Sobre la habilidad de cada uno, organizarse y ser eficientes. Hay gente buenísima trabajando muchísimo en ámbitos de todo tipo, desde la gestión de la propia red… ¡hay gente que gestiona a diario 40.000 mails! hasta las cosas más complejas, como controlar el flujo bancario y financiero, con los informáticos que tenemos. Hervé además está coordinado con otras personas a nivel internacional. Y cada uno de nosotros, que somos activistas en varias cosas, aporta también el conocimiento de una red muy amplia. El capital humano no es sólo por los profesionales, sino que se basa en potenciar al máximo nuestras capacidades. Sea lo que sea lo que sepamos hacer.

Es decir, que la propuesta que ponéis sobre la mesa es más de mecanismos, de métodos, que de ideas o ideologías…

La idea viene de la filosofía de la red. Del ‘doismo’, la filosofía del hacer, del ‘to do’, en inglés. Podemos discutir largo rato qué es el capitalismo, si estamos en contra, y qué tipo de anticapitalismo exactamente tienes tú, o tengo yo, o si lo tenemos. Pero si tenemos que solucionar una cosa muy concreta, tipo cómo controlar técnicamente el flujo bancario, el problema concreto se soluciona mojándose las manos. Yo llevo muchos años trabajando así, desde que empecé a trabajar en temas de redes, desde el 2007 -y soy activista desde hace 33 años de muchas cosas-, y para mí ha sido una gran revelación. Es una manera de trabajar en que no se discute, se trabaja, se hacen grandes amigos, grandes solidaridades… y en un año hemos levantado una red, con una cosa completamente distinta, muy sólida, no hay peleas internas… Para mí es grandiosa esta manera de trabajar. ¡Y además es buena para la salud!

¿Os planteáis estas elecciones como un baremo del apoyo que podéis tener?

Evidentemente es importante saber cuántos te votan o dejan de votar, pero también saber cuán presentes estamos en lo que hacen los otros partidos, en la agenda, en los medios, cuánto participa la gente… Estamos flipando, hemos recibido casi una quinta parte de nuestros avales por cartas de gente que los ha recogido por su cuenta. Lo que nos importa es la fuerza de la sociedad civil y su madurez y responsabilidad en el cambio. Y sólo intentamos catalizar esto. Evidentemente los votos serán un baremo interesante, pero todo lo que nos pasa cada día, y lo que pasará después de las elecciones, es importante. Estamos comprobando día tras día que el cambio en la mente de la gente, y la fuerza social de cambio, está.

¿Por qué no han fructificado las alianzas a la hora de concurrir a las elecciones, por ejemplo con Podemos o con Equo?

Estamos en contra de la alianza tal como se ha planteado hasta ahora, porque es siempre un pez gordo que se come al pequeño. Nosotros no hemos planteado nunca una unión, las respuestas a nuestra propuesta de federación de competencias han sido todas un poco de la vieja escuela, de ‘vale, uniros a nuestro carro’. Aquí no se trata de subirse a carros, sino de ver lo que cada uno puede aportar para solucionar un problema.

¿En qué consistía esa propuesta?

Nosotros propusimos, que es nuestra manera de funcionar entre nosotros, potenciar lo que cada grupo podía aportar. Es una manera en la que cada uno puede mantener su idiosincrasia, y su identidad, que es muy importante. Si tú sabes de esto, en esto puedes ser líder, pero déjame ser líder en esto, cada uno es responsable de la parte que le toca. Y la respuesta no ha sido positiva, así que es lo que hay, no es posible.

Esto puede penalizar al dividir mucho el voto…

Penaliza a todo el mundo, claro. Pero más penaliza que algunos deban desaparecer en el vientre de otros. De los grupos a los que nosotros hemos lanzado la propuesta hay muchas cosas con las que no estamos para nada de acuerdo, si estuviésemos de acuerdo no estaríamos pegándonos este curro y nos hubiéramos apuntado a otra cosa.

Intentáis huir de personalismos y de poner caras visibles, pero es evidente que Falciani le ha dado una gran visibilidad al proyecto.

En estos días vamos a potenciar mucho su figura, porque queremos que la gente entienda bien por qué es importante un señor que es de fuera para lo que nos pasa aquí. Pero llevamos sólo tres días hablando de esto y toda la prensa dice ‘el partido liderado por Falciani’, ‘el partido de Hervé Falciani’… Él está escribiendo un texto diciendo que este partido no es suyo, que está de prestado y haciendo su trabajo. Es realmente uno de nosotros.

¿Uno más?

Nos hemos codeado con muchas figuras, porque buscando expertos hablas con mucha gente, y hay muy pocos que siendo famosos, entre comillas, además sean un ciudadano humilde, y uno más. Y Hervé, y no sólo él, Raúl Burillo y otra gente que tiene como más fama, son de los muy pocos que no nos han intentado ni vender su libro ni obligar a la gente a reirle las gracias… Es uno que curra, sobre su tema lidera, sobre los otros es soldado como cualquiera de nosotros, y es realmente un compañero. En todos estos años hemos conocido a mucha gente, y pocos se han quedado porque somos muy estrictos con esto. A un figura no le reímos las gracias, y entonces los figuras se van.

¿Por la falta de protagonismo?

Porque vienen a hablar de su libro e irse. Obviamente el proyecto se beneficia de una visibilidad, en el sentido de que nos ayuda a dejar más claro sobre qué estamos hablando, y se beneficia de todo su trabajo, como del mío, y del de todos los demás. No es que hayamos tragado con visibilidad porque sí. El tema que hemos tenido con Elpidio José Silva… Lo primero aquí es trabajar, y si hay visibilidad, bien; pero visibilidad a cambio de que alguien quiera ser el líder mesiánico o quiera replantear un caudillismo renovado, pues no nos hace falta.

Si no obtuvieses representación, ¿cambiaría alguna cosa?

No… Hay pocos partidos que tienen tanto éxito en su primer año de vida. Es un camino de mucho trabajo, pero no es un camino de altibajos. Hubiéramos podido tener alianzas fácilmente, visibilidad fácilmente, y a nosotros nos apasiona, más que el tema político, el tema científico, ver si planteando una metodología totalmente diferente, funciona. Realmente nos apetece esto. Estamos lanzando propuestas y es lo que nos interesa, porque sino sería más de lo mismo, vivir del corto plazo.

 

La Marea está editada por una cooperativa de periodistas y lectores
Suscríbete aquí para ayudarnos a hacer sostenible este proyecto

¿Sabes que 'La Marea' rechaza la publicidad sexista y la del Ibex35?

Un medio debe ser tan libre como coherente.

Protege nuestra independencia.

SuscríbeteHaz una donación

Brais Benítez

Brais Benítez

14 comentarios

  1. Angel Manjón Rabal
    Angel Manjón Rabal 18/04/2014, 19:33

    Divulgar la cultura empírica en el Mundo Desarrollado, de extinción de incendios forestales. Hoy en día nefasta, con una corrupción encubierta, por el gobierno, autonomias y los intereses creados. Con un cambio del sistema podriamos crear1.000.000 de puestos de trabajo. Solo administrando bien, sin aumentar el presupuesto.

    Responder a este comentario
  2. cyberganso
    cyberganso 18/04/2014, 14:18

    Me parece muy interesante lo de tratar temas concretos que interesan a la ciudadanía en lugar de discutir sobre ideologías. Y que se proponga a gente que ha demostrado su capacidad en esos temas. Ya está bien de que todo el curriculum de nuestros políticos sea el haber estado afiliado a tal o cual partido desde la infancia. Acabemos con el bipartidismo buscando soluciones atractivas que reintegren la soberanía a la ciudadanía real, no a una u otra ideología que al final ni interesa ni beneficia a nadie salvo a la casta política.

    Responder a este comentario
  3. malagueño
    malagueño 18/04/2014, 05:11

    Tenemos que acabar con la corrupción, con los amiguismos y con la partidocracia y el camino empieza por el voto al partido x, el voto para la ciudadanía.

    Responder a este comentario
  4. Fernando Diez de la Cortina
    Fernando Diez de la Cortina 18/04/2014, 01:52

    Yo me voy a desplazar a Chiclana, donde estoy censado, para votar al Partido X, si no puedo hacerlo por correo

    Responder a este comentario
  5. Flanagan
    Flanagan 17/04/2014, 13:31

    ¿Cual es la ideología del Partido X y por qué eso de “X”?
    La señora Levi es de religión hebrea y solo creeré en un judio si es ateo y socialdemócrata o comunista, porque la banca mundial está en manos de judíos.

    Responder a este comentario
    • Jdr
      Jdr 22/10/2014, 14:19

      Este comentario es, sencillamente, vergonzoso y racista. Si quieres te hago una lista de judíos anticapitalistas, empezando por el propio Marx…

      Responder a este comentario
  6. Pacogarci
    Pacogarci 17/04/2014, 11:57

    Conocí este año pasado a Simona en su visita a Murcia, y de las cosas que mas me gustaron fue una disciplina de trabajo, y el propio trabajo en equipo, siempre contando con la opinión de todos los colaboradores, así que os deseo todo lo mejor y siempre contaréis con todo mi apoyo.

    Responder a este comentario
  7. BlackJack
    BlackJack 17/04/2014, 09:46

    EL sistema es viable y sostenible sin duda, su esqueleto esta perfectamente estructurado y es solido, el resto ya empieza a funcionar perfectamente y ademas y lo mas importante, se trata de democracia ciudadana pura.
    Por supuesto al estar vivo se supone que crecerá y avanzara, inclusive cambiara según las necesidades de adaptación que se precise en todo momento, pero la estructura principal, el esqueleto que mantiene ese cuerpo quedara intocable mientras sea el ciudadano quien finalmente decid de forma soberana.
    Es el futuro de la Democracia Ciudadana, que ya ha llegado y ademas con fuerza, que va a permitir al ciudadano reflejar lo que desea, como lo desea y quien desea que lo haga.
    Es así de simple.. ¡¡ME GUSTA Y LO APOYO.!!

    Responder a este comentario
  8. juan
    juan 17/04/2014, 00:09

    Simona, como siempre, muy buenas palabras. Te lo sabes montar a la hora de figurar como cara bonita del activismo y hacerte con el poder por allá donde te metes. Que te aproveche.

    Responder a este comentario
    • Ruben
      Ruben 17/04/2014, 07:53

      Hola Juan. No he podido dejar de responder a estas injustas palabras. Los que hemos tenido la suerte de trabajar con Simona y aprender a su lado, sabemos que de montar y figurar nada, sino que curra como una mula. Su rigor en el trabajo es brutal. Y no es poder, es respeto de los compañeros por el trabajo que uno hace, como cualquier otro. Aquí se demuestra trabajando, cosa que a los charlatanes no suele gustar mucho. En fin, que defenderé a una compañera que lo merezca allí donde vaya. Saludos.

      Responder a este comentario
    • emilio
      emilio 17/04/2014, 11:37

      Como ciudadano español y harto de toda la corrupcion tengo un mensaje para Juan. ” NO NECESITAMOS A GENTE COMO TU”. No necesitamos a gente toxica como tu.No necesitamos a politicos toxicos como los que hay ahora. No queremos una sociedad toxica como en la que vivimos. Segun tu esta señora es un vividora…caradura por lo que dicen tus comentarios. Los politicos q estan ahora ,a parte de ser unos vividores del cuento como son los afiliados politicos,sindicatos y demas chupopteros, son UNOS CORRUPTOS. Vuestro bipartidismo tiene las horas contadas igual que todos estos chupopoteros.Acepta el cambio porque es inevitable.

      Responder a este comentario
    • Alberto
      Alberto 21/04/2014, 10:46

      Juan, es evidente a vista de todos que eres estómago agradecido de PPSOE, pero vete pensando que esas horas se acaban y muy pronto se os acabara el chollo. Pronto seremos los ciudadanos los que marcaremos nuestro rumbo y no seremos títeres en vuestras manos. Ya contabamos con vuestros ataques de una u otra forma, pero no lo podreis parar.

      Responder a este comentario
  9. Pepe Campana
    Pepe Campana 16/04/2014, 20:32

    En varias ocasiones ya he manifestado lo atractivo que me resulta el método de trabajo propuesto por la Red Ciudadana Partido X.
    Cuando es necesario sacar adelante una tarea compleja, por ejemplo presentar y defender una candidatura fiable a unas elecciones europeas,y se valora la enorme cantidad de trabajo que acarrea, la metodología del trabajo en red utilizada por el Partido X ha demostrado ser la más eficaz.
    Si además se ha tenido el cuidado de prepararse para abordar el reto en las mejores condiciones (un programa elaborado y enmendado tras someterlo a la participación de la ciudadanía; un plan de acción cuidadosamente ajustado a la agenda política europea), y se cuenta con el apoyo de personas como Hervé Falciani, Raul Burillo o la propia Simona Levi, elegidos, no lo olvidemos, a través de un sistema de primarias pionero en todos los sentidos, en el que por diseño se exigía la participación activa de los ciudadanos incluso en la selección de los posibles candidatos, el éxito está asegurado.
    Pero además, en este caso, se dispone, como ya anuncia Simona Levi, de un arma adicional: el resultado de mucho tiempo trabajando para aclarar los múltiples casos de corrupción y fraude detectados en torno a las esferas del poder.
    Los casos denunciados por el colectivo 15MpaRato, tan estrechamente vinculado al Partido X Partido del Futuro,o el resultado de las iniciativas emprendidas en esta misma dirección por Falciani o Burillo, (miembros junto con 15MpaRato de la Comisión Anticorrupción de Red Ciudadana Partido X), son una muestra de ello.
    ¿En estas condiciones, os imagináis a Falciani en el Parlamento Europeo?

    Responder a este comentario
  10. javo
    javo 16/04/2014, 19:38

    increíble, sin duda el futuro pasa por ahí o por algo muy parecido.

    Responder a este comentario

Escribir un comentario

No se publicará tu dirección de email.
Los campos obligatorios están marcados con *

LM60 – Mayo 2018

Cómprala 4 €

Última hora

Tus artículos

Las CUP, Torra y los carnés de izquierdista

La prioridad de las CUP no es la investidura de un presidente los textos del cual han causado náuseas a la mayoría de sus integrantes, como se pretende. La prioridad de las CUP, junto a ERC y Junts per Catalunya, es la lucha contra un estado y una mayoría política que tiene fobia a la diversidad existente en su propio territorio.

Los socios/as escriben

El famoso chalet

"Podemos ya había dado un giro bastante difícil de explicar. Había pasado en unos pocos meses del discurso radical empleado a uno mucho más moderado, claramente posibilista."

“La imagen se ha convertido en una obsesión, el contenido se ha quedado a un lado”

El escritor y músico Iñaki Domínguez lanza su nuevo libro sobre “visionarios, locos y criminales del siglo XX”.