lamarea.com

martes 13 noviembre 2018

Política

“Cuando Europa se ha fracturado siempre ha sido por culpa de la extrema derecha”

Entrevista con Jordi Sebastià, el cabeza de lista de la coalición Primavera Europea, compuesta por Compromís, Equo y Cha, entre otros partidos.

09 abril 2014
12:48
Compartir
“Cuando Europa se ha fracturado siempre ha sido por culpa de la extrema derecha”
Jordi Sebastià, candidato de Primavera Europea a las elecciones europeas. FERNANDO SÁNCHEZ

Jordi Sebastià es el candidato a las elecciones europeas de la coalición Primavera Europea, que se presentó ayer en Madrid y que está formada por Compromís, Equo y Cha, entre otros partidos. Sebastià ha sido durante tres años el alcalde del municipio valenciano de Burjassot. De formación periodística, tanto en su época de reportero como al frente del Ayuntamiento, siempre se ha destacado por su lucha antifascista, lo que le hizo enfrentarse en varias ocasiones con la extrema derecha valenciana. Ahora llevará su discurso “social y nacionalista” a Bruselas. La coalición espera conseguir entre dos y tres diputados, aunque en privado reconocen que conseguir más de uno ya sería un gran éxito.

Primavera Europea, ¿tan fuerte es el peso del País Valenciano en la coalición?

Es un peso fundamental, porque es Compromís quien empieza a catalizar toda la energía de la coalición. Hay dos pilares fundamentales que son Compromís y Equo que forman una coalición que ya estaba funcionando a través del diputado Joan Baldoví, y como ha dado buenos resultados, valía la pena reeditarlo.

¿Ya se han superado viejos conflictos como el que surgió a raíz del congreso de Equo donde se vetó el derecho a decidir de los pueblos?

Sí, eso en un primer momento puede generar algún conflicto porque es una de las líneas fundamentales de Compromís.

Recordemos que la fuerza mayoritaria en Compromís es el Bloc Nacionalista Valencià…

Sí, pero eso, como te decía, se va limando, vamos entendiendo que hay prioridades que no son incompatibles con el hecho de que nosotros tengamos el derecho a decidir de los pueblos como un aspecto fundamental. Eso no ataca a las líneas de trabajo de Equo, que se ha ido reconvirtiendo y, al final, el día a día ha demostrado que nos llevamos perfectamente y que cada uno ha ocupado un espacio.

Durante la presentación ha recordado, orgulloso, que usted estuvo imputado…

Sí, fue un caso rocambolesco, un sainete que demuestra en qué niveles de precariedad democrática nos movemos en este país. España 2000, que es un partido de extrema derecha que hace apología de la xenofobia en sus campañas, con eslóganes como “Falta trabajo, sobra inmigración” decidió colocar unas mesas informativas en Burjassot para repartir su propaganda sin autorización municipal. Yo envié a los miembros de la Policía local para desmantelar esas mesas, por eso fui imputado aunque luego se archivó. Es difícil enfrentarse a estos grupos porque la legalidad lo permite, ¿cómo es posible que se pueda reivindicar hoy en día la figura de Franco? En Europa sería impensable, pero aquí tenemos a niñatos del PP haciendo el saludo falangista con la bandera franquista y no pasa nada, eso nos dice mucho sobre el nivel de democracia en que nos encontramos todavía.

En Europa coincidirá con partidos como el de Marine Le Pen. ¿Es la extrema derecha un peligro real?

Sí, hay muchos desencantados de Europa que se están dirigiendo hacia partidos de extrema derecha. Tenemos Amanecer Dorado [Grecia] y el Frente Nacional [Francia], y grupos similares en Hungría, Reino Unido o en Austria, que es el paraíso, con todos sus defectos, de la justicia social. Hace falta que el Parlamento europeo sea muy duro con este tipo de movimientos. Cuando Europa se ha fracturado siempre ha sido por culpa de la extrema derecha y con millones de muertos de por medio. No debemos olvidar la historia porque es muy reciente, las heridas no han cicatrizado y ahora estamos banalizando ese problema, que puede representar una nueva fractura para Europa.

¿Cuál es la Europa de Jordi Sebastià?

La Europa de Jordi Sebastià y de Primavera Europea reivindica que las instituciones no deben olvidar que el sentido de su existencia es servir a los ciudadanos y no al gran capital o a las grandes corporaciones transnacionales. Es una Europa que debe tener como pilar la justicia social. No podemos hacer política haciendo como que no vemos la pobreza, no podemos tener una Europa que base su crecimiento económico en fórmulas anticuadas, que no contemple la sostenibilidad como elemento de supervivencia. No podemos contemplar una Europa que premie a la economía especulativa. Y luego otra aportación, en este caso de Compromís, es la Europa de los pueblos, hay que volver a ella y hay que darle más representación a esos pueblos históricos que existen y que nos enriquecen a todos.

¿Y con capacidad de decidir?

Naturalmente, nosotros somos radicalmente democráticos y por tanto si hablamos de democracia participativa y de escuchar a la gente, ¿cómo vamos a negar a escuchar lo que nos tienen que decir? ¿Queremos saber cuál es la situación de Cataluña respecto a España? Defendemos, obviamente, el derecho a expresarse.

¿Por qué votar en Europa cuando es aquí donde se deciden leyes como la del aborto, la ley mordaza o la reforma laboral?

Por ejemplo, hay normativas que se deciden en Europa, como el uso de aceiteras o la dependencia de las energías fósiles. Además, una de las propuestas que nosotros llevaremos es la armonización de la legislación europea. No es posible que puedas abortar en un país con unas condiciones y en otro no; que los derechos laborales de los austriacos sean mejores que los de los portugueses. Tenemos que exigir que los derechos sociales y laborales, como los deberes, se armonicen en Europa. Hay países de la Unión Europea donde la violación en el matrimonio no es delito; en Italia todavía se llama a la violencia machista, crimen pasional, y eso no puede ser. Hay que armonizar y siempre en positivo.

Primavera Europea es una coalición de partidos que a su vez son coalición. Elaborar la lista ha sido muy difícil y, al final, el número 1 y el 2 son hombres, ¿qué ha fallado?

Sí, ha fallado que todos hemos puesto mecanismos de paridad en la lista, pero resulta que los dos cabezas de lista de Compromís y de Equo somos hombres, aunque ahí está Ángela Labordeta de número 3. Pero es obvio que hace falta más pedagogía para que la mujer entre en puestos de responsabilidad política.

La Marea está editada por una cooperativa de periodistas y lectores
Suscríbete aquí para ayudarnos a hacer sostenible este proyecto

¿Sabes que 'La Marea' rechaza la publicidad sexista y la del Ibex35?

Un medio debe ser tan libre como coherente.

Protege nuestra independencia.

SuscríbeteHaz una donación

Toni Martínez

Toni Martínez

2 comentarios

  1. Eric Vázquez Jaenada
    Eric Vázquez Jaenada 11/04/2014, 01:13

    Resulta llamativo que una coalición de izquierdas presente su proyecto en el Círculo de Bellas Artes de Madrid, lugar en el que hay que pagar 1 euro para acceder a su vestíbulo. Espero que no sea un preludio de sus políticas.

    Responder a este comentario
  2. josep lluis
    josep lluis 10/04/2014, 09:37

    Ojalá, europa este preparada de verdad, para escuchar las voces del pueblo real, ojala este grupo tenga la fuerza suficiente, para luchar por ello. Depende de nosotros, comfiemos porque les conocemos que son “ciudadanos del mundo ” Démosle nuestro voto. .

    Responder a este comentario

Escribir un comentario

No se publicará tu dirección de email.
Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

LM65 – Noviembre 2018

Cómprala 4 €

Última hora

Tus artículos

Quorum Global o cómo construir en común

"Las recetas aplicadas hasta ahora no han conseguido el giro de timón que necesitamos. Debemos aprender a escucharnos y a detectar temas, valores y actitudes colectivos", asegura el autor

Los socios/as escriben

Nicaragua: La corrupción de lo mejor

"Durante estos años en España se hablaba muy poco de Nicaragua. Sólo llegaban el color de las banderas rojinegras y el discurso revolucionario de Ortega".