lamarea.com

martes 20 febrero 2018

Sociedad

Incentivo salarial por reducir las hospitalizaciones en centros privatizados

La política ecónomica de los centros públicos de gestión privada provocan perjuicios en la salud según denuncian desde CAS Madrid

04 abril 2014
10:07
Compartir
Incentivo salarial por reducir las hospitalizaciones en centros privatizados

MADRID // “Se contabilizan las urgencias atendidas en función de que su destino sea o no un ingreso hospitalario. El objetivo que se persigue es premiar a aquellos que adecuen el número de ingresos que se producen desde urgencias”.

Este es uno de los puntos que utiliza Ribera Salud, el grupo pionero en la gestión privada de hospitales públicos para calcular los incentivos a su personal médico. Un dinero que, según denuncian desde la Coordinadora Antiprivatización de la Sanidad (CAS) está “deteriorando la calidad asistencial, dinamitando la relación entre médico y paciente e incrementando los riesgos jurídicos para los profesionales”.

Desde CAS aseguran que el modelo se ha exportado a la Comunidad de Madrid, donde “toda la actividad médica (en los hospitales privatizados) está ligada al dinero”. Y ponen tres ejemplos muy claros y llamativos de incentivos: “por cada paciente atendido en urgencias que no ingrese en el hospital, 10 euros; por cada paciente dado de alta y por cada paciente tratado con anestesia local, en lugar de general”, aseguran en un comunicado.

Esta asociación cuantifica que entre un 30% y 50% del salario de los médicos está vinculado a objetivos de ahorro económico que, aseguran, “con toda seguridad ponen en riesgo la salud y la seguridad de los pacientes”.

Por su parte, la consejería de Sanidad de Madrid elude la polémica al asegurar que “la política de recursos humanos de cada hospital externalizado no es competencia del Sermas” e inmediatamente recuerdan que “estos hospitales son de los mejor valorados por los pacientes de toda la red pública, con niveles de satisfacción por encima del 92,6%”. De la política de incentivos de las empresas, ni palabra.

En la guía de Ribera Salud para sus médicos se recuerda que “cada acto médico tiene una valoración económica y un reflejo en los incentivos”. Los conceptos que se valoran son las consultas externas, las interconsultas hospitalarias, los exámenes (que excluyen las pruebas en los servicios centrales, mucho más caras) o las altas hospitalarias.

La política de incentivos también se da, según CAS, en centros de Atención Primaria privatizados en el País Valenciano. “En Torrevieja se premiaba con incentivos de hasta 24.000 euros al año si se reducían las derivaciones al hospital y a la atención especializada” denuncian.

También en Andalucía las unidades de gestión clínica establecen una serie de incentivos a cambio de reducir el gasto que pueden llegar a 13.000 euros para los directores de las unidades y hasta 7.000 euros al año. Para la Coordinadora Antiprivatización de la Sanidad “este modelo empresarial de gestión promueve la competencia entre profesionales y unidades por la consecución de objetivos”.

¿Sabes que 'La Marea' rechaza la publicidad sexista y la del Ibex35?

Un medio debe ser tan libre como coherente.

Protege nuestra independencia.

SuscríbeteHaz una donación

Toni Martínez

Toni Martínez

5 comentarios

  1. Afectada
    Afectada 31/12/2014, 10:19

    Yo he presenciado pique entre profesionales, por no pedir prueba basica segun protocolos en urgencias luego en planta tampoco por la “lucha “de los incentivos supuestamente repercutiendo en un fatal desenlace. Las encuestas de satisfaccion e historias son facilmente manipulables

    Responder a este comentario
  2. Afectada
    Afectada 31/12/2014, 10:07

    Las encuestas de satisfaccion no es un metodo efectivo para medir la calidad asistencial, son facilmente manipulables, otro metodo mucho mas aceptable por la poblacion seria: libertad de eleccion de hospital, sin todas las trabas burocraticas actuales. yo he sido testigo del pique entre profesionales sobre si uno no pide una prueba en urgencias, el otro tampoco en planta por ganar los incentivos

    Responder a este comentario
  3. angelica
    angelica 06/04/2014, 12:36

    Mi hija de 13 años lleva 3 semanas con granos y placas rojas por la barriga. Fui al pediatra del centro de salud cambados y me dijo que tenía que verla un dermatologo y que tomara aerius y que se pusiera talquistina para calmar el picazón. El hospital del salnes me dio vez para el 19 de mayo. Porque tiene que estar mi hija asi hasta mayo????????? Es una vergüenza

    Responder a este comentario
  4. ateo666666
    ateo666666 04/04/2014, 20:59

    Los pacientes se convierten en unidades de negocio y entonces poco importa que algunos mueran por ahorrarse unos euros. http://diario-de-un-ateo.blogspot.com/2013/10/la-criminal-chapuza-de-la-sanidad.html

    Responder a este comentario
  5. César
    César 04/04/2014, 11:22

    Podemos sacar la conclusión contraria leyendo la lista de satisfacción global de los pacientes u otros indicadores relacionados con lo que se insinúa en este artículo, como el de “Reingresos por causas quirúrgicas a los 7 días”, que aumenta cuando en un hospital se quiere “vaciar la cama” lo antes posible. Algunos ejemplos:
    – El hospital de Torrejón (media complejidad) es de Ribera Salud.
    – La Fundación Jiménez Díaz (alta complejidad) es de Capio
    – El hospital de Móstoles (RJC) es del grupo IDC Salud.

    http://observatorioresultados.sanidadmadrid.org/HospitalesComparativa.aspx?ID=49

    http://observatorioresultados.sanidadmadrid.org/HospitalesComparativa.aspx?ID=28

    Responder a este comentario

Escribir un comentario

No se publicará tu dirección de email.
Los campos obligatorios están marcados con *

LM57 – Febrero 2018

Última hora

Tus artículos

‘Homo Lubitz’, de Ricardo Menéndez Salmón

Reseña de la última novela de Menéndez Salmón, una obra que "nos adentra en un mundo donde se ejerce una nueva dimensión de lo atroz, esa dimensión no representable ni imaginable y que, al mismo tiempo, nos muestra una visión de futuro de nuestra especie", según Portela.

Los socios/as escriben

“La desigualdad es más profunda que el tema salarial si la llevamos a la desigualdad de género y la de clase”

La escritora y directora Irene Hernanz reconoce también su admiración por el bilingüismo en Cataluña.

Año nuevo… Seguimos como siempre

"¿Vamos a seguir un año más diciendo prácticamente lo mismo, repitiendo el discurso que está llevando a un progresivo declive del impulso transformador de la sociedad?".