lamarea.com

sábado 21 octubre 2017

Opinión

La violencia de cierta ‘izquierda’, al servicio de la derecha

“Cuando los que se dicen de izquierdas ejercen la violencia provocan la desunión entre los que luchan por los derechos sociales, debilitan esa lucha, la desacreditan y, además, alejan a las personas dudosas”, afirma el autor

Cuando iba al colegio y dos niños se pegaban la maestra castigaba a los dos. Por su puesto ambos bramaban que había empezado el otro. Tras la manifestación de las Marchas de la Dignidad del 22 de marzo hubo actos violentos. Como los niños en el colegio, no tardaron las voces que sostenían que habían empezado los otros. Da igual: ambos estaban equivocados. Aun en el caso de que la Policía infiltre agentes que desencadenen los actos violentos, responder con violencia siempre es una equivocación. Además, si la Policía infiltra agentes para provocar, caer en la provocación será de estúpidos, ¿no? En cualquier caso, ¿qué favor han hecho a la lucha por los derechos sociales los violentos apedrean policías y rompen mobiliario urbano y escaparates tras cualquier manifestación pacífica? Ninguno.

Es más, los violentos han dado argumentos falaces a la derecha, primero para minimizar y pervertir el significado de las Marchas de la Dignidad y, segundo, han dado alas a un Gobierno que prepara una ley represiva, la llamada ley mordaza, que cuenta con el rechazo de la inmensa mayoría de la opinión pública. Una opinión pública que quizá, tras lo trasmitido el 22 de marzo por los grandes medios de comunicación, empiece a pensar que un poco de mano dura contra las manifestaciones tampoco vendría mal… En resumen: más allá de si es legítima o no, y de quién ha empezado, toda violencia es contraproducente para la izquierda y sirve a los intereses de la derecha.

Autodefensa y resistencia son algunos de los eufemismos que emplean los violentos que se dicen de izquierdas, y los que los apoyan, para justificar esos actos. Existen varios tipos de violencia y muchos medios para ejercerla, desde la agresión directa, pasando por las amenazas o la coacción. Violencia es apedrear a un policía y violencia es echar a una familia de su casa u obligar a alguien a trabajar en condiciones precarias. Pero aquí no se trata de responder a una violencia con otra (a no ser que nuestra guía moral sea el ojo por ojo, diente por diente del Antiguo Testamento y la Ley del Talión). Las violencias opuestas no se neutralizan, al contrario: se retroalimentan. Recuerdo bien un eslogan célebre en 2011: Si es violento, no es del 15M. Parece que a muchos se les ha olvidado.

El ser humano tiene una tendencia innata a construir cosmovisiones (grandes edificios conceptuales, religiosos e ideológicos) que legitiman el castigo físico o el exterminio de otros seres humanos. Dentro de todas las clases sociales se trasmiten algunos valores, normas y salvedades que sólo buscan satisfacer dicha tendencia: Hazlo por la Patria, En nombre de Dios, Por el pueblo, Por el Rey, Por la Libertad, Por la justicia social, Por tus ancestros, Por el Proletariado… El caso es encontrar una excusa para satisfacer el instinto primario de agredir, e incluso exterminar, a un semejante.

Esas excusas sirven para que un mismo hecho, por ejemplo apedrear a un ser humano, sea calificado de distinta manera según el contexto moral en el que se produzca. No suele percibirse igual la lapidación de una mujer en un país de Oriente Medio que el apedreamiento de un agente antidisturbios, pero son el mismo hecho execrable: humanos apedreando humanos.

Pongamos otro ejemplo: un pelotón de fusilamiento ejecutando a un reo. En 2003 el régimen castrista condenó a muerte y ejecutó a Lorenzo Enrique Copello Castillo, Bárbaro Leodán Sevilla García y Jorge Luis Martínez Isaac. Se los acusaba de haber intentado secuestrar una lancha para huir a Estados Unidos. Siete años después, en 2010, un pelotón de fusilamiento ejecuta a Ronnie Lee Gardner en Utah (Estados Unidos), condenado por asesinato. De nuevo, para la mayoría, la percepción de estos hechos no será la misma, aunque en esencia sean el mismo hecho: humanos matando a seres humanos.

Otro caso notable fue el de la muerte de Bin Laden. Occidente, esa región del planeta que se vanagloria de los Derechos Humanos, justificó el asesinato de Bin Laden a pesar de que éste no tuvo derecho ni a un juicio justo ni a asistencia letrada, garantías teóricamente sagradas para Occidente. Éste fue el comunicado que emitió el Ejecutivo de José Luis Rodríguez Zapatero en mayo de 2011: “El Gobierno considera que la muerte de Osama Bin Laden en una operación de las fuerzas especiales y de los servicios de Inteligencia de Estados Unidos supone un paso decisivo en la lucha contra el terrorismo internacional y por ello quiere felicitar al presidente de Estados Unidos, Barack Obama, a su Gobierno y a sus Fuerzas Armadas. Asimismo, el Gobierno reitera su compromiso de colaboración con Estados Unidos y otros países unidos en la lucha contra el terrorismo allá donde se geste o ejecute”. Excusas para satisfacer la más baja de las pulsiones: la violencia.

Existen prominentes teóricos de izquierdas (aquí nos interesa la autocrítica de la izquierda, por si alguien no se había dado cuenta) que han justificado el recurso a la violencia. Quizá el más notable sea el francés Georges Sorel (1847-1922), autor de Reflexiones sobre la violencia (1908) y padre del sindicalismo revolucionario. Escribo revolucionario en cursiva porque, quizá, lo único revolucionario sea lograr los fines perseguidos sin recurrir a métodos violentos. No cito a ningún teórico de derechas que justifique el recurso a la violencia porque pensamiento reaccionario, ultracapitalismo y violencia son realidades concomitantes. La derecha se refuerza ejerciendo la violencia (la violencia directa o bien la violencia indirecta: la de los desahucios, la de los sueldos míseros, la de la destrucción del medio ambiente). La derecha también se refuerza induciendo a la izquierda a que pique en el anzuelo de responder con violencia. Morder ese anzuelo es servir a la derecha. Cuando los que se dicen de izquierdas ejercen la violencia provocan la desunión entre los que luchan por los derechos sociales, debilitan esa lucha, la desacreditan y, además, alejan a las personas dudosas. La violencia ejercida por esos que se dicen de izquierdas tiene un efecto desmovilizador en la izquierda real (no-violenta por definición), al tiempo que nutre de argumentos falaces a la derecha, es decir: sirve al sistema.

En la teoría ética existen dos grandes corrientes para situarse ante la violencia: el universalismo y el utilitarismo. Una persona universalista estará en contra de toda violencia, provenga de quien provenga y se justifique como se justifique. Una persona utilitarista en cambio defenderá algún tipo de violencia en aras de su utilidad. Es el caso de quien considera autodefensa o resistencia el hecho de romper una marquesina de autobús o de apedrear a un ser humano. A menudo la pena de muerte se justifica como una autodefensa de la sociedad frente a los asesinos (es el caso de Bin Laden, citado más arriba). También los atentados terroristas se justifican (por sus partidarios) como ejemplos de resistencia ante la represión.

Entre las personas que consideran útil cierta violencia se cuentan tanto izquierdistas como derechistas. Pero la violencia, lejos de ser útil para la izquierda es, además, contraproducente. No hay Poder que no instrumentalice la violencia del oprimido para redoblar a su vez la represión. No ha existido revolución violenta que no haya desembocado en una represión mayor en sentido contrario, ni guerra que no haya larvado una guerra futura. La violencia no resuelve conflictos, los cronifica y con un agravante: quien tiene el Poder tiene muchos más medios materiales para ejercer la violencia. Quien lanza un piedra a un policía sabe que lleva las de perder ante una supuesta escalada del conflicto. La violencia es la lengua materna del Poder y el Poder la domina y la dominará siempre mucho mejor que nadie.

Por último, existe otro rasgo de la violencia al que se le presta poca atención: La propia palabra violencia deriva de la raíz latina vir, la misma que se halla en el vocablo virilidad. Desde hace siglos la violencia es un atributo masculino. La fuerza del macho era asociada a su potencia sexual. No es casualidad que los términos ‘violencia’ y ‘violación’ compartan etimología. La omnipresencia de la violencia es otro rasgo más del patriarcado al que está sometido este mundo. La violencia es intrínsecamente machista.

Pero la violencia es muy atractiva para los gallitos que buscan emular a esos santos patronos del santoral laico de cierta izquierda: guerrilleros, comandantes, héroes legendarios (casi todos hombres, por cierto). Es más atractivo convertirse en un supuesto héroe instantáneo por apedrear a un policía, romper una marquesina (o por conseguir que a uno lo detengan y salir con el puño en alto del calabozo) que pasar una vida estudiando, dialogando y promocionando la resolución pacífica de conflictos.

Existe una alternativa a la violencia, a toda violencia, pero es poco atractiva, requiere sacrificio y recibe poco o ningún reconocimiento. Esa alternativa, la no-violencia, la resistencia pacífica, la desobediencia civil, la acción directa basada en la imaginación, la creatividad, el humor y la unidad, es la única que desafía de verdad al sistema de opresión del hombre por el hombre y la única que abre vías duraderas para la emancipación de los individuos. Sus logros pudieron percibirse, por ejemplo, en la India de Gandhi, en los Estados Unidos de Luther King, en la Sudáfrica de Mandela… Tachado de utópico, soñador, cobarde o burgués, el no-violento siempre es denigrado bien por el sistema o bien por aquellos que, creyendo combatir al sistema mediante la violencia, no hacen otra cosa que ayudarlo a perpetuarse en una espiral eterna.

Toño Fraguas

Toño Fraguas

57 comentarios

  1. anonimo
    anonimo 22/10/2014, 02:49

    Me ha encantado.

    Responder a este comentario
  2. jubilado
    jubilado 04/04/2014, 23:16

    Yo pensaba que dejar a una persona sin atender en un hospital por falta de medios, era violencia.
    Creía que quitar la ayuda a dependientes pobres, era violencia.
    Imaginaba que trabajar 12 horas y solo cobrar 8 a u precio mínimo,
    era violencia.
    Veo que apalizar a viandantes sin participar en algaradas,
    es violencia.
    Que al mismo tiempo se den miles de millones a quienes han provocado la crisis…
    De que violencia hablamos?
    Dese una vuelta por fabricas, barrios ,hospitales, escuelas, etc etc, y luego nos cuente.

    Responder a este comentario
    • Cordura
      Cordura 05/04/2014, 09:51

      Perdona, pero, ¿tú has leído el artículo?

      Dice: “Violencia es apedrear a un policía y violencia es echar a una familia de su casa u obligar a alguien a trabajar en condiciones precarias.”

      Un saludo.

      Responder a este comentario
  3. Toni
    Toni 04/04/2014, 15:26

    Me hace mucha gracia que a la gente violenta, porque uno no solo es violento en las manis, es violento en todos los aspectos de su vida, le ponga nervioso este artículo, que encuentro muy acertado y valiente, pero al loro! que primero le pegan al madero y luego irán a por nosotros! porque claro está, los pacíficos somos todos maricones, ellos son hombres de pelo en pecho. Muy hombres y muy machos.

    Responder a este comentario
    • antoñete
      antoñete 04/04/2014, 22:33

      sois los chivatos y colaboradores de la policía, luego es normal que después vayan a por hacer”vosotros”

      Responder a este comentario
    • Alfredo
      Alfredo 06/04/2014, 21:57

      Toni: Lo puedes decir mas alto, (como haría un violento), pero es imposible decirlo más claro. Razonamiento y violencia son términos antagónicos. Como muestra, algunos de los comentarios críticos con el artículo.

      Responder a este comentario
  4. Ygriega
    Ygriega 04/04/2014, 11:04

    La insensibilidad de este articulo me violenta…un poco de empatia con los que no tienen tiempo para desobedecer pacificamente…por favor

    Responder a este comentario
  5. ignacio aulestiarte
    ignacio aulestiarte 04/04/2014, 01:08

    Solo puedo decir que este articulista es insoportable. Siento no tener energía para argumentar. Solo le pido a La Marea que eviten los mega egos de periodistas como el que firma el artículo. Si entramos algunos en este medio es para leer a los demás colaboradores,que en general escriben cosas documentadas, meditadas, e íntegras, aunque uno pueda no estar de acuerdo. Pero lo de este señor Fraguas es un paso atrás en esta plataforma. Gracias

    Responder a este comentario
    • Cordura
      Cordura 05/04/2014, 09:54

      No conozco al autor del artículo, pero he leído su texto, que me parece de lo más digno, y encuentro muy triste que no tengas “energía” para argumentar pero sí para insultarle. Un saludo.

      Responder a este comentario
  6. Lorenzo Araya
    Lorenzo Araya 03/04/2014, 09:03

    Buen artículo y buena tesis, aunque contiene un error argumental, puesto que dicha tesis solo se sostiene en general dentro del contexto de Estados de derecho (o, al menos, que se quieran presentar como tales). Seguramente Gandhi o Mandela no habrían tenido tanto éxito en la China de Mao o en la Alemania de Hitler (por no poner otros regímenes menos conocidos).
    En cualquier caso el trasfondo del artículo es totalmente acertado (y ello en la medida en que se trata de un trasfondo socialdemócrata, que, como es bien sabido, es el modelo político que corresponde a nuestra época -siempre que lo consideremos desde un punto de vista racional, pensante, porque, como no es menos sabido, la derecha no piensa y la izquierda radical piensa mal-).

    Responder a este comentario
    • Afrim
      Afrim 03/04/2014, 13:33

      La China de Mao, la Alemania nazi, o la Sudafrica del Apartheid son estados de derecho,allí donde hay ordenamiento jurídico general se dice que hay estado de derecho.
      Otra cosa es que se quiera identificar estado de derecho con democracia, cuando nada tiene nada que ver una cosa con la otra.

      Responder a este comentario
  7. fbano
    fbano 03/04/2014, 07:02

    Este artículo podría emcabezar un análisis que desbrozara la desvergüenza de cierta “izquierda” (esta sí, al servicio del capitalismo) y tendente a llevar a cabo una revolución social a base de amor y besitos.

    Responder a este comentario
    • ajá
      ajá 04/04/2014, 22:37

      diste en la diana camarada

      Responder a este comentario
    • Cordura
      Cordura 05/04/2014, 09:31

      Es triste constatar cómo la cultura violentista que nos tiene inoculada el Sistema se manifiesta en la inmensa mayoría de los comentarios, así como en la general incomprensión del artículo de cabecera.

      Está claro que este país y este mundo no tienen (humano) remedio…

      Responder a este comentario
  8. Tovarich
    Tovarich 03/04/2014, 01:56

    Lamentable artículo destinado a crear conciencia Burguesa.

    Mirad, a pesar del silencio que mantuvisteis cuando se manipulaban noticias descaradamente desde Telemadrid, decidí que iba a secundar vuestra iniciativa, por solidaridad proletaria, pero veo que vuestros artículos y vuestras tendencias políticas son contrarias a lo que un Obrero pueda defender.

    Responder a este comentario
  9. guillermo
    guillermo 03/04/2014, 00:19

    Llevo semanas pensando en abonarme a este medio, pero visto este artículo pasaran muchas otras hasta que vuelva a planteármelo. Sencillamente patético!

    Responder a este comentario
  10. Con Madiba
    Con Madiba 02/04/2014, 21:26

    Señor Fraguas, partiendo del último párrafo de su artículo le comunico que estoy de acuerdo con lo que dice en este párrafo. Todo lo anterior en su artículo me parece un improcedente y salirse por caminos destinados a la pérdida segura, tratándose de la movilización del sábado 22M que requiere y necesita, efectivamente, un debate sobre los medios de la protesta. Meterse en Cuba, EE.UU., etc es un pasote, todos tenemos nuestras opiniones sobre estos regímenes y muchos otros de este convulso mundo. Pero meter a Cuba y a EE.UU en el mismo del debate sobre lo ocurrido el sábado 22M es crear un barullo, un anti-debate pues se lleva el debate del 22M a otros lugares en los que se empezará y se terminará hablando de otras cosas, y le mete al 22M en sitios en los que ni ha estado ni ha querido estar. Una forma de no debatir de lo que tenemos que debatir aquí y ahora: cómo se defiende legítimamente en España la gente decente, millones y millones de personas.
    Acertado pues el debate sobre la violencia, una forma de lucha con la que el pueblo hoy no puede vencer por la sencilla razón de que las oligarquías capitalistas usan la violencia de maravilla, este es su terreno desde hace siglos, la guerra ha sido siempre su forma de hacer sus criminales negocios. El pueblo para vencer debe hacer unas cuantas cosas. Ninguna de ellas es fácil pero sí totalmente necesaria. La primera es organizarse y en esta organización debe saber elegir su mejor forma de defender sus legítimos intereses. Y la mejor y más legítima forma de defenderse es la protesta pacífica, ejercida de forma igual de firme que de pacífica.

    Responder a este comentario
  11. Sergio T.
    Sergio T. 02/04/2014, 18:33

    Los ejemplos de pacifismo exitoso que has citado son erróneos.

    Primero, Nelson Mandela, al darse cuenta que sus medidas pacíficas no llevaban a pueblo sudafricano a ninguna parte, no dudo en optar por la lucha armada junto con el Partido Comunista de Sudáfrica. También es cierto que, si la Guerra de la Frontera de Sudáfrica no hubiese tenido lugar, jamás se habría llegado a derrocar al Apartheid.

    Decir que la no-violencia de Ghandi fue un éxito sin mencionar el contexto histórico y social es una aberración. La independencia de la India frente a Gran Bretaña solo fue posible gracias a la inestabilidad que sufrían estos últimos. Por no mencionar que Ghandi estaba respaldado por la burguesía y la oligarquía India; y que existía una lucha armada paralela a Ghandi por parte de otros rebeldes indios.

    Para este tipo de artículos ya existe la prensa burguesa, me parece lamentable este artículo.

    Responder a este comentario
    • Ocasión
      Ocasión 03/04/2014, 22:26

      Esto que Vd. dice es no comprender nada, hace Vd. una equiparación de la situación de la Suráfrica de Mandela, un régimen militar de una minoría blanca que sometía con violencia, sangre y cárcel a la mayoría negra, compara esto con la España de 2014. Cada situación requiere una estrategia y el pueblo elige, cuando se mueve y se pone, de la estrategia más adecuada.

      Responder a este comentario
  12. jalf
    jalf 02/04/2014, 18:29

    Estoy de acuerdo con una idea principal del artículo: La derecha se aprovecha de la violencia para deslegitimar cualquier protesta. ¿De qué se ha hablado durante la semana siguiente al 22M?
    También entiendo que haya gente que crea que la violencia es el camino. Pero estas personas no se deberían aprovechar de marchas pacíficas para ejercerla. ¿Por qué no quedan cualquier día y se van a la calle Preciados a romper escaparates? Tendrán tiempo para romper lo que quieran y, al rato, llegarán los antidisturbios para pelearse también con ellos.
    Pero por favor, que no se mezclen con marchas en las que los organizadores han dejado claro que son pacíficas.

    Responder a este comentario
    • Cordura
      Cordura 05/04/2014, 09:34

      Hombre, es grato que alguno queda que piensa por sí mismo (no con las anteojeras sistémicas) y se entera de lo que quería decir Fraguas…

      Un cordial saludo.

      Responder a este comentario
  13. Sajarba
    Sajarba 02/04/2014, 18:21

    Cero análisis histórico, barbaridades que ya han comentado otros aquí y pijadas de niño de papá es lo que veo aquí, no te veas en la situación de tener que defender tus derechos con violencia, primo.
    Cuando los ingresos en tu familia mermen y peligren, así como tu techo y toda tu vida, ya me gustaría ver cómo te comportarías.
    Mi apoyo a todo el que desesperadamente actúa con la violencia a la que este sistema nos arrastra.

    Responder a este comentario
  14. En fin
    En fin 02/04/2014, 18:21

    El artículo plantea el conflicto como una lucha entre la izquierda y la derecha. En el sistema capitalista, no es la derecha quien tiene el poder sino la burguesía, no es la izquierda la que está oprimida sino la clase obrera.
    Por otra parte, el autor hace una división entre “gente violenta” y “gente no violenta”, señalando a los primeros como “malos” e intentando deslegitimar la resistencia activa, es decir, criminalizándolos. Pero lo cierto es que muchas veces la violencia es más efectiva que el pacifismo. Por poner un ejemplo, las obras del bulevar de Gamonal. Las y los vecinos llevaban meses protestando pacíficamente contra las obras, y no fue hasta el inicio de las protestas violentas cuando gente de todo el Estado español le prestó atención, consiguiendo paralizarlas. ¿Qué habría pasado si esa violencia no hubiera tenido lugar? Lo más seguro, que las obras habrían seguido adelante, y esas protestas pacíficas habrían seguido silenciadas por los medios. Se escribió un artículo sobre la violencia en esos días, y que creo que es suficiente para refutar este vergonzoso (comparaciones mal hechas, reproducción del pensamiento dominante, etc) artículo. Quien quiera que lo lea, que reflexione y saque sus propias conclusiones.
    http://hegemonialibertaria.wordpress.com/2014/01/14/el-uso-de-la-violencia/

    Responder a este comentario
  15. Sergio
    Sergio 02/04/2014, 18:09

    El pacifismo de Mandela es es un bulo. Cuando se percato de que no funcionaba no dudó en recurrir a la lucha armada.

    Sobre el tema de Ghandi, decir que la no-violencia fue un éxito sin analizar el contexto social e histórico es un error. Solo se pudieron independizard Gran Bretaña debido a la precaria situacio de esta, el apoyo de la burguesía a Ghandi y los rebeldes armados indios que actuaban paralelamente

    Responder a este comentario
  16. Mariam
    Mariam 02/04/2014, 17:45

    A ver, desahuciados, parados, mujeres maltratadas, pensionistas, muertos de hambre, inmigrantes…etc… yo les propondría que rezaran para aliviar el stress como ya nos pidió un informativo de RTVE hace unos meses. ¡Qué poca vergüenza, comparar verdugos con víctimas!

    Responder a este comentario
  17. Antonio Maestre
    Antonio Maestre 02/04/2014, 17:42

    Ya que he defendido que Toño Fraguas defienda su opinión ahora daré la mía.

    La violencia de los manifestantes no fue la que hizo el juego a la derecha. Lo fue la correlación de fuerzas. La violencia es un instrumento político usado continuamente y que len multitud de ocasiones ha servido para la consecución de sus objetivos. En ocasiones completamente legítimos. Lo que creo que sí ha servido a la derecha con la violencia del 22M, no es la violencia en sí, sino la correlación de fuerzas mediáticas. Todos los medios de comunicación han puesto el foco sobre la violencia decidiendo ponerlo por encima de las exigencias de una multitud pacífica. Y eso no es culpa de los violentos minoritarios. Igual que los mismos medios han decidido ignorar la violencia contra la prensa ejercida por la policía el 29M podían haber decidido priorizar lo que fue noticia. La manifestación y sus exigencias. Pan y trabajo. Así que no fomentemos el relato que favorece a los estamentos de poder. La violencia no favorece a la derecha, la favorecen relatos que equiparan la represión con la reacción del reprimido y deciden poner hechos puntuales de una minoría por encima de exigencias legítimas de una mayoría pacífica.

    Responder a este comentario
    • César
      César 02/04/2014, 18:38

      Tú fuiste el que escribió el artículo de El escándalo de la muleta con pincho Watergate.

      Yo ya sé qué violencia has ignorado tú.

      Responder a este comentario
  18. Fanelli
    Fanelli 02/04/2014, 17:35

    Seamos serios, la no violencia pocas veces ha dado resultados. Gandhi contribuyó a la independencia de la India (independencia fruto del proceso histórico de descolonización dicho sea de paso) pero dió lugar a un Estado profundamenete desigual y bastante militarista. Me parce un análisis simplista y bastante mentiroso. Ni la violencia es la solución per se, ni tampoco la ausencia de esta, sólo hay que mirar la historia. La Revolución Francesa fue violenta, trajo miles de muertos se puede decir. Pero podríamos hablar de la revolución alemana de noviembre de 1918. Fu exquisítamente pacífica, prentendió instaurar la democracia del proletariado. El resultado fue el aniquilamiento de miles de obreros por fuerzas reaccionarias y despejar el camino para el ascenso del nazismo (la culpa no fue de la revolución, fue este aniquilamiento el que hizó que se dieran las condiciones.)

    Responder a este comentario
  19. Mailo
    Mailo 02/04/2014, 17:10

    Interesante artículo.

    Estoy de acuerdo en:
    -la violencia genera violencia
    -la derecha utiliza la violencia para obtener sus objetivos
    -la “izquierda” es la noviolenta
    -la violencia puede desunir los movimientos de “lucha”
    -la violencia hace que los medios consideren mas importante los altercados que la propia reclamación

    Pero, yo, como utilitarista de la violencia, donde me encuadraría, trataré de defender la “autodefensa”.

    -Considero la “autodefensa” como la acción legitima de defenderse a unx mismx. Una defensa por unos intereses personales, sociales o del tipo que sea.
    -Considero autodefensa las llamadas mareas que han logrado, de manera pacífica frenar, de momento, la privatización de la sanidad en la Comunidad de Madrid.
    Considero autodefensa la oposición no violenta durante los desalojos en todos los desahucios, mientras los cuerpos represivos detienen por hacer oposición pacífica.
    -Es más, puedo considerar autodefensa, que cuando a un policia le apedrean, el use su defensa (bonito nombre para un palo empleado para apalizar) contra la persona que le está apedreando.
    -Y diré una cosa más, considero autodefensa, tambien, la organización de un pueblo (militar o civil) contra “una invasión” como podría ser en la Guerra de Irak o Vietnam o la Resistencia Francesa en la Segunda Guerra Muendial.

    En estos casos (si, ya lo se, demagogia) lo que se está empleando no es la violencia, es la defensa, concretamente lo que yo considero, “autodefensa”.

    El pasado 22 de Marzo, como en otras decenas de ocasiones, (doy fe de ello) se genera una situación en la que un cuerpo represivo (la policía) apaliza a personas desarmadas, no preparadas y no organizadas. Eso, si lo extrapolamos a un conflicto bélico (guerra) podría ser la entrada de tropas en un pueblo y el asesinato de sus habitantes (exagerando).

    Volviendo al 22 de Marzo, si la policia, UIP, ese cuerpo que vela por nuestra seguridad, que recibe, segun sus responsables politicos “un exquisito entrenamiento” y tienen “sus facultades fisicas y mentales en perfecto estado,” recibe gritos, abucheos, algún que otro petardazo o incluso lanzamiento de botellas (las que yo vi no eran de cristal) y eso es motivo suficiente de carga, entonces ellos, estan utilizando la autodefensa.
    Sin embargo, ellos reciben órdenes y las ejecutan. No seré yo quien decida cuando se pasa el umbral de tolerancia hacia las “agresiones”sin embargo hasta ese momento, desde mi punto de vista, el umbral de agresión tenia un perfil bajo.

    En ese momento la policia, con la plaza de Colón llena, decide que es el mejor momento de cargar y desalojar. s eEn ese momento, tras 4 o 5 detenciones, cuando se empieza a “coordinar” una respuesta a la agresión de los antidisturbios.

    Llegados a este punto, si la UIP tiene plagada la manifestación de “secretas” la mejor manera de velar “por nuestra seguridad” sería identificar y detener a los agresores, que hasta ese momento seguramente se pudiesen contar con los dedos de las dos manos. Pero no lo hacen.

    Como decía, la gente, no lo olvidemos, desarmada, no entrenada y sin defensas ni protecciónes, al verse ante esa “carnicería”, decide “organizarse y defenderse”. ¿Autodefensa?
    Si la policía se hubiese replegado a sus posiciones iniciales, seguramente, las cosas no habrían acabado como lo hicieron. Pero claro, eso no interesaba.

    No dudo en absoluto que durante las brutales agresiones a la policia hubiese “violentos buscamovidas” y que solo quisieran “pegar y asesinar a policias” pero tambien puedo asegurar, sin temor a equivocarme, que habia decenas de personas que, cansadas de recibir hostias democraticas, reacciono a la agresion policial a pedradas.

    ¿Romper marquesinas? ¿quemar contenedores? ¿destrozar bancos? ¿arrancar papeleras? no, seguramente no sea la solución y seguramente empeoren las cosas, pero la violencia no es igual ni proporcional.

    Que paguen ellos por los desahucios, los suicidios, los ojos reventados, los testiculos estirpados, las muertes “extrañas” por parte de cuerpos represivos, torturas, leyes que condenan a la miseria a millones y medios de comunicación mentirosos. Despues de todo eso, ya, si vemos que tal, criticamos la autodefensa como violencia.

    Un saludo a todxs. Y enorabuena por estos debates.

    Responder a este comentario
  20. Murcia Libertaria
    Murcia Libertaria 02/04/2014, 16:33

    Tu artículo si que le hace el juego a la derecha toñito.

    Las insurrectas nos defenderemos de la UIP y de todo cuerpo represor, sea del Estado actual o uno de izquierdas.

    ¡autodefensa hermanas!

    Responder a este comentario
  21. carlos
    carlos 02/04/2014, 16:20

    Y yo que me que creia que los violentos eran los policias y los infiltrados. Y por cierto Toño tu articulo si que le favorece a la derecha.

    Responder a este comentario
  22. exaequo
    exaequo 02/04/2014, 14:28

    Al autor le da tiempo a decir un montón de gilipolleces apoyado en un argumento escrito ya un millón de veces.

    1. la lucha de gandhi no hubiese servido de nada sin la lucha armada de rebeldes indios que tenía lugar al mismo tiempo.
    2. Luther King, a pesar de ser asesinado, sirvió para frenar las ansias de igualdad real, sustituyéndola por el fin de la segregación y la aparición de la neo-segregación.
    3. “Un antidisturbio y una mujer lapidada” “Papel higiénico y la Divina Comedia ” ehem, analogías de parvulario.
    4. “la violencia desacredita esa lucha” esa “lucha” es desacreditada haya violencia o no la haya, pero la realidad es que la violencia la hay, cada día, y es cruel, masiva y unilateral. wake up.
    5. “pasar una vida estudiando, dialogando y promocionando la resolución pacífica de conflictos” suena de puta madre esto, que pena que más de cuatro quintas partes de la población no puedan permitirselo.

    Responder a este comentario
  23. III República
    III República 02/04/2014, 10:30

    Las más nobles causas han sido ahogadas en sangre a lo largo de la historia.
    Todos los que abogan por la resistencia pacífica incondicional deberían visualizar, la película http://www.diaz-lapelicula.es/ sobre los sucesos en la cumbre del G8 en Génova en 2001, cuando se produjo la mayor violación de derechos humanos- en un país democrático- en territorio europeo desde la segunda guerra mundial.
    En España ya se encargaba de violarlos el fascismo. Nuestra sociedad ha sido cocida durante 40 años de nacional-catolicismo y con la supuesta “modélica democracia”, que no fue más que un cambio de careta de la oligarquía del régimen para conservar sus privilegios adaptándose al entorno europeo, implementando el modelo bipartidista de EEUU y preparando su entrada en la OTAN. El hecho de que el pueblo esté gobernado por sus enemigos, es una prueba de una sociedad enferma.
    Enfrentarse en una fuerza desigual con siervos acorazados y adoctrinados, tiene todas las de perder. Y además da argumentos falaces a la derecha para condenar a todos los manifestantes. Pero también se comprende, la reacción de los oprimidos; llega un momento en que la gente despierta y dice basta, y se libera la rabia contenida. Era algo que ya pasaba en los campos de concentración y esclavitud.
    El presidente de la comunidad de Madrid y la Delegada del Gobierno, entre otros cachorros del movimiento, comenzaron a acusar a los manifestantes antes de la llegada a Madrid. Con el poder de control mediático a su disposición, tenían diversos planes para desprestigiar a la inmensa marcha pacífica: la exaltación del olvidado (y en su tiempo despreciado) Suarez; la provocación de infiltrados del tipo “que soy compañero, coño¡” para justificar las cargas momentos antes de abrir sus desinformativos; o como denuncia cierto sindicato policial, pretendieron buscar una víctima policial, …etc.
    Qué credibilidad tienen si nos mienten a diario, si incluso las pruebas que aporta la policía son falsas.
    El mundo visible es mucho más terrible que la visión de sombras que percibe el ser humano cotidianamente. La caverna mediática legítima, el saqueo y el expolio al que estamos sometidos la inmensa mayoría, con un tratamiento de normalidad de la realidad manipulado al servicio de sus dueños. De otra forma no se sostendría en pie un gobierno podrido y corrupto, pero cumpliendo perfectamente con la hoja de ruta dictada por la oligarquía capitalista-empresarial-eclesiástica.
    Somos bombardeados a diario con una visión del mundo ficticia e interesada para ellos, desinformación entretenimiento deportivo y basura como cultura. A diario nos señalan a los enemigos, o países que pretenden escapar de su control, y colocan una venda y un vacío informativo sobre aquellos territorios de los que nos les interesa que sepamos nada.
    Entre claros ejemplos, la indignación de los medios y el ministro ante la pérdida de influencia de la multinacional privada Repsol en América Latina como si fuera un ataque a España; o el apoyo descarado a invasiones, en interés del imperio USA, como Iraq y Afganistán; a golpes de estado como Siria, Egipto, Ucrania, Honduras, Ecuador, Venezuela..
    La manipulación es tal, que la historia es construida a su antojo en las producciones de Hollywood, con periodistas mercenarios o historiadores comprados ¿o es que la versión oficial sobre el apresamiento de Bin Laden se sostiene?. Tampoco hay que investigar mucho, para ver como hace aguas la versión oficial del 11-s: el posible auto atentado, la demolición controlada, la caída de la torre 7, los supuestos terroristas que siguen vivos, la volatilización de un avión cientos de toneladas en un agujero de 7 metros tras volar a ras del suelo,…
    La rabia se desata con el despertar de la consciencia, al soltar las ligaduras y salir al exterior de la caverna.

    Responder a este comentario
    • César
      César 02/04/2014, 18:33

      Oír estos discursos sobre “sangre”, “resistencia”, “oligarquía”, “sociedad enferma”, “nacional catolicismo”, “saqueo y expolio”, “bombardeos”, “enemigos”, “indignación”, “rabia” me dejan totalmente picueto.

      A mí me parece que las personas piensan, hablan, se reúnen, comen y duermen… de forma bastante más libre que en ninguna era antes conocida.

      Pero a lo mejor es que formo parte de la oligarquía y no soy sensible al dolor ajeno.

      Responder a este comentario
  24. maioio
    maioio 02/04/2014, 09:55

    Toño, para defender la no-violencia no hace falta ser un progre-PSOE mojigato. Esto sí que es un artículo defendiendo la desobediencia civil pacífica
    http://kujanbulak.blogspot.com.es/2013/02/violencia.html

    Responder a este comentario
  25. Manu
    Manu 02/04/2014, 08:54

    Lamentable artículo no por la posición general que defiende que podría ser compartida, si no por su deficiente argumentación. Los ejemplos son los menos acertados (el de poner al antidusturbios al nivel de la mujer lapidada es terrible). Cae en las generalizaciones, sin diferenciar contextos. Como si la historia fuera lineal y la civilización una e indivisible, y los universales culturales invariables en tiempo y espacio. Nulo conocimiento de la historia y la contemporánea basada en el mainstream. El argumento violencia=beneficio del sistema también es utilizado por quien defiende posiciones distintas noviolencia=beneficio del sistema; es una generalización. Una cuestión es la moral, y, por tanto, nada que objetar a su opción personal y a su posible argumentación, que no hace. Otra es la política, que hace mal y utiliza para descalificar la moral de quienes optan por la opción personal contraria. Creo que La Marea se merece autores con algo más de capacidad de análisis. Para esto ya están abc, el pais o la razón.

    Responder a este comentario
  26. etcnoticias
    etcnoticias 01/04/2014, 19:15

    Lo más impresionante han sido las fotos mostradas por la policía de los antisistema atacando con cargas de Caballería Pesada:
    http://etcnoticias.wordpress.com/2014/03/26/la-policia-muestra-fotografias-de-los-antisistema-atacando-con-cargas-de-caballeria-pesada/

    Responder a este comentario
  27. Soto
    Soto 01/04/2014, 18:09

    Un post ,francamente interesante, desde mi punto de vista, el cual da para un interesantísimo debate.Valiente apuesta , la del autor del articulo; confrontarlo con otros puntos de vista, seria muy buena idea, para enriquecer más el tema , de la no violencia.
    http://intentadolo.blogspot.com.es/2014/03/el-22m-exito-total-sin-cabida-peros.html

    Responder a este comentario
    • Jaime
      Jaime 01/04/2014, 18:32

      Humanistas, sectarios, iros a casa, no os queremos en nuestros movimientos. Dejad de manipular, de comentar con varios nicks y de intentar convertirnos a todos en borregos.

      Hostiar a los torturadores, a los apaleadores, a los que machacan a nuestros hermanos para defender a banqueros y fascistas, no solo es legítima sino que es una obligación moral de todo aquel que se considere revolucionario.

      Responder a este comentario
  28. Afrim
    Afrim 01/04/2014, 17:20

    “Esas excusas sirven para que un mismo hecho, por ejemplo apedrear a un ser humano, sea calificado de distinta manera según el contexto moral en el que se produzca. No suele percibirse igual la lapidación de una mujer en un país de Oriente Medio que el apedreamiento de un agente antidisturbios, pero son el mismo hecho execrable: humanos apedreando humanos.”

    Como se puede decir barbaridad semejante y seguir escribiendo tan ancho, increible.

    Responder a este comentario
    • Cordura
      Cordura 05/04/2014, 09:42

      Quizá cuando aprendas a ver en un pro disturbios a un SER HUMANO, entonces te rasgues menos las vestiduras.

      Acaso entonces empieces a entender lo esencial de la vida: la DIGNIDAD HUMANA, sea la de quien sea…

      Un saludo.

      Responder a este comentario
  29. Afrim
    Afrim 01/04/2014, 17:05

    “Esas excusas sirven para que un mismo hecho, por ejemplo apedrear a un ser humano, sea calificado de distinta manera según el contexto moral en el que se produzca. No suele percibirse igual la lapidación de una mujer en un país de Oriente Medio que el apedreamiento de un agente antidisturbios, pero son el mismo hecho execrable: humanos apedreando humanos.”

    Es usted un auténtico idiota.

    Responder a este comentario
    • Cordura
      Cordura 05/04/2014, 09:43

      Fiel a tu violentismo, insultas en lugar de argumentar…

      Pero solo eres un ejemplo más de por qué la “Revolución” está abocada al fracaso.

      Un saludo.

      Responder a este comentario
  30. asd
    asd 01/04/2014, 16:50

    La autodefensa se tiene que ejercer cuando sea legitima y necesaria.
    Por ejemplo, huelga de trabajadores en una fabrica. Que hacer con la policia que intenta reventar al huelga? Que hacer con los esquiroles? Desde un punto de vista reformista esta claro que la noviolencia es la mejor forma de ganar derechos, pero el estado y el poder se armaran y utilizaran la represion y desinformacion masiva cuando estos derechos ganados superen la “linea roja”. (llamale golpe de estado, como paso en el 36)

    Responder a este comentario
  31. Cordura
    Cordura 01/04/2014, 12:32

    [Lo único lamentable: que se acepte la versión oficial del Imperio sobre Bin Laden (con todo lo que ello implica, incluido creer que fue a él a quien asesinaron…).]

    Responder a este comentario
  32. Esertu
    Esertu 01/04/2014, 12:30

    Dos puntualizaciones,
    El Gobierno desarrolló la Ley Mordaza no por los actos violentos cometidos, sino por los previsibles que pudiesen aparecer debido a sus políticas.

    Atribuir exclusivamente a la “no violencia” los cambios históricos trascendentales para la humanidad, es cercenar la verdad. La Independencia de las Colonias Americanas y la posterior Revolución Francesa, son dos ejemplos del error en tal afirmación.
    Estimado Toño, en las Ciencias Humanas no existen axiomas…
    Salud

    Responder a este comentario
    • Cordura
      Cordura 01/04/2014, 13:21

      Creo que Toño habla de ética, no tanto de “ciencias humanas”. Y, como él recuerda, la violencia siempre da lugar a espirales insoportables. A toro pasado, p. ej., es muy fácil elogiar la Revolución Francesa, ignorando el terrible saldo de sangre (muchos inocentes incluidos) que supuso.

      Responder a este comentario
      • Esertu
        Esertu 01/04/2014, 15:30

        Lo que yo entiendo en la parte citada (“Esa alternativa, la no-violencia, la resistencia pacífica, la desobediencia civil, la acción directa basada en la imaginación, la creatividad, el humor y la unidad, es la única que desafía de verdad al sistema de opresión del hombre por el hombre y la única que abre vías duraderas para la emancipación de los individuos”, es que el autor sostiene que la no violencia es la única fórmula que aportó cambios duraderos en la dirección “emancipadora” de la Humanidad. Creo que tal afirmación históricam (como afirmación histórica, entra en el ámbito de las Ciencias Humanas), no es correcta. En ningún momento entro a elogiar ningún suceso histórico, pero sí reconocer los cambios TRANSCENDENTALES que supusieron para el devenir de la Humanidad. Procesos históricos como la Revolución Francesa no estuvieron exentos de violencia gratuita, pero esto no puede ocultar que en gran parte lo que somos hoy, deriva de ello.

        Ahora comparto unas preguntas que me hago a diario: ¿Es equiparable la violencia del que defiende una idea abstracta a la del que simplemente lucha por su vida? Cuando digo vida me refiero a las necesidades más básicas para ella, desde el alimento pasando por la vivienda y terminando en la sanidad (es conocido que la privatización sanitaria cuesta vidas). ¿ Cuando lo que está en juego es la vida misma (ni tan siquiera las condiciones), es legítimo el recurso a la violencia?. Yo no encuentro las respuestas a estas preguntas, ni confío en el que afirma tenerlas…
        Un saludo

        Responder a este comentario
        • Cordura
          Cordura 05/04/2014, 09:48

          Dado el valor INFINITO de una sola vida humana, es absurdo hablar de emancipación real en ningún proceso político violento, por “exitoso” que fuera. (Además, ¿te compensaría a ti que esa vida perdida fuera la de uno de tus seres más queridos?).

          Un cordial saludo.

          Responder a este comentario
  33. Cordura
    Cordura 01/04/2014, 12:29

    Por fin un artículo valiente que condena TODA violencia, y sin caer, además, en (falsas) equidistancias.
    ¡Gracias!

    Responder a este comentario
    • Afrim
      Afrim 01/04/2014, 17:25

      ¿Que mayor y más falsa equidistancia hay que equiparar a una mujer lapidada y a un policía antidisturbios apedreado?

      Responder a este comentario
      • Cordura
        Cordura 02/04/2014, 12:03

        La violencia es violencia siempre.
        El asunto de fondo es la lucha en España, y ahí está claro que el autor no cae en “equidistancia” alguna.

        Responder a este comentario

Escribir un comentario

No se publicará tu dirección de email.
Los campos obligatorios están marcados con *

Última hora

LM53 – Octubre 2017

Tus artículos

Damos asco. Carta a nuestros hijos e hijas

"Me da mucho miedo lo que veo, pero me invade la esperanza cuando te veo. Sé que en ese cuerpo diminuto caben cosas como el respeto y la dignidad", escribe Noelia Ordieres.

Diálogo

"Mañana, o pasado, cuando nos despertemos, tendremos que volver a convivir entre nosotros. ¿Seréis capaces de miraros a la cara después de generar tanto odio?", se pregunta el autor