lamarea.com

martes 21 agosto 2018

Treinta años del primer aerogenerador fabricado en España

La cooperativa Ecotècnia, fundada por ingenieros activistas contra la energía nuclear, instaló el primer molino de viento en Cataluña en Vilopriu (Girona), en 1984.

22 marzo 2014
11:12
Compartir
Treinta años del primer aerogenerador fabricado en España
Inauguración del Aerogenerador por Ecotècnia en marzo de de 1984.

BARCELONA// En la década de los ochenta, ocho estudiantes universitarios de Ingeniería decidieron agruparse en cooperativa y fundar Ecotècnia, la primera empresa española que manufacturó comercialmente aerogeneradores, conocidos popularmente como molinos de viento. Los miembros del equipo, muy activos en el movimiento antinuclear de entonces, diseñaron los aparatos e impulsaron una compañía que llegó a ser pionera y referencia a nivel mundial en la generación de energía eólica. “Lo que en el 84 parecía imposible, ahora ya es una de las fuentes de energía más importantes del mundo”, explica Pep Puig, uno de los ingenieros que fundaron la cooperativa.

El Ecotècnia 12/15 –llamado así por sus palas de 12 metros de diámetro y 15 kilovatios, unas 200 veces menos potentes que los actuales- fue el primer aerogenerador moderno conectado a la red. Lo hizo de manera alegal, pues por aquél entonces aún no existía una normativa al respecto. Sus fabricantes tampoco encontraron el apoyo de las instituciones. “En aquél momento todo el sistema oficial estaba en contra. Incluso nos llegaron a decir que los molinos de viento nos llevarían de vuelta al tiempo de las cavernas. Hoy día lo que podemos decir es que lo que nos llevará a los tiempos de las cavernas son las fósiles y las nucleares que, como se ha demostrado en Chernóbil y Fukushima, crean problemas bastante más graves”, señala Puig.

A partir de este primer prototipo, se comenzaron a fabricar las primeras series de turbinas eólicas. El desarrollo de la energía eólica que impulsó Ecotècnia le llevó a instalar en Tarifa (Cádiz) el que durante años fue el aerogenerador más productivo de Europa, de 125 Kw. La compañía, que en el 2007 fue absorbida por la multinacional francesa Alstom, se situó en la última década del siglo XX entre los primeros diez fabricantes de aeoregeneradores a nivel mundial y superó la barrera de los 1.000 MW eólicos producidos.

Treinta años después de que se inaugurase este primer prototipo, varias de las personas que lo hicieron posible se han reunido este sábado en Vilopriu para celebrar lo que supuso el punto de partida de la expansión de la energía eólica en España. “Nos hemos encontrado prácticamente todos en un acto muy emotivo, y hemos levantado un pequeño monolito de piedra en el lugar donde pusimos el aerogenerador, con una placa conmemorativa para que quede constancia de que hace 30 años, un grupo que entonces nos llamaban ‘locos’ pusimos en marcha el primer aerogenerador”, explica Puig.

CAM01485[Pep Puig -a la izquierda-, junto a otros compañeros, junto al monolito inagurado en Vilopriu]

Primera fuente de energía

España se convirtió el año pasado en el primer país en el mundo en tener la eólica como primera fuente de energía (21% de la producción, por delante de la nuclear). El sector, sin embargo, ha sufrido una crisis importante por la reducción de las primas a las renovables impulsada por el Gobierno, que ha paralizado las inversiones. “El problema es que tenemos un Gobierno que es anti-renovables y que sólo hace caso a los grandes oligopolios, y como los grandes oligopolios han visto en las renovables una competencia, han decidido ponerle barreras”, afirma Puig.

Con un bagaje tan importante a sus espaldas, Puig, junto a otros compañeros, continúan innovando y trabajando por la extensión de las energías renovables. En estos momentos se encuentran en la recta final del proyecto “Viure de l’aire del cel” (vivir del aire del cielo), el primer proyecto en el Estado español de propiedad colectiva de un gran aerogenerador. “Es habitual en el centro y norte de Europa, donde la ciudadanía se apropia socialmente de las tecnologías de renovables. Es decir, son propietarios de los sistemas de generación, a nivel individual o colectivo. Hemos impulsado este proyecto para demostrar que inversiones grandes se pueden abordar si somos mucha gente, de forma que en el futuro se abra la puerta a que se reproduzcan muchos proyectos como éste”, relata el ingeniero.

Tras dos años de trámites administrativos, en los que han superado ya la tramitación ambiental, urbanística, y los requisitos fijados por la Agencia Estatal de Seguridad Aérea, sólo les queda pendiente la conexión a la red. Para ello deberán depositar una fianza de 20 euros por kilovatio, como marca la ley, así que para los 2,7 Megavatios que producirá el generador, deberán reunir 54.000 euros.

 

La Marea está editada por una cooperativa de periodistas y lectores
Suscríbete aquí para ayudarnos a hacer sostenible este proyecto

¿Sabes que 'La Marea' rechaza la publicidad sexista y la del Ibex35?

Un medio debe ser tan libre como coherente.

Protege nuestra independencia.

SuscríbeteHaz una donación

Brais Benítez

Brais Benítez

4 comentarios

  1. Alfredo
    Alfredo 25/03/2014, 20:36

    el projecto de participación ciudadana para la instalación de un aerogenerador de tod@s que promueve “Viure del Aire del Cel” lo podeis consultar en esta web http://www.viuredelaire.cat/portada-esp.html
    #SiPodemosYLoDemostraremos 🙂

    Responder a este comentario
  2. Juan
    Juan 22/03/2014, 21:24

    Antes del 84 ya se habían instalado aerogeneradores en España.

    Responder a este comentario
  3. Juan
    Juan 22/03/2014, 21:22

    Pues sospecho que no estáis bien informados. Antes de esa fecha ya se habían instalado aerogeneradores.

    Responder a este comentario
    • Brais Benítez
      Brais Benítez Author 23/03/2014, 09:36

      Tienes razón, Juan. Fue el primer aerogenerador fabricado en España, y el primero instalado en Cataluña. Ya corregimos la errata. Gracias por tu aportación. Un saludo

      Responder a este comentario

Escribir un comentario

No se publicará tu dirección de email.
Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Última hora

LM62 – Julio/Agosto 2018

Cómprala 4 €

Tus artículos

El viejo oficio de hablar mal de Barcelona

"¿Existirá también una campaña inversa equivalente? De medios catalanes que hablen mal de Madrid, justificada o injustificadamente, los hay y bastantes. Que hablen de España como una sociedad al borde de un conflicto violento sin justificación alguna, no", argumenta Èric Lluent