lamarea.com

sábado 24 febrero 2018

Cultura

Las maestras de la República y la Ley Wert

“La educación es el gran error de la izquierda que en sus sucesivos gobiernos no supo apostar por una educación pública de calidad, laica y democrática que formara en valores”

<em>Las maestras de la República y la Ley Wert</em>
Una de las imágenes del documental Maestras de la república.

“Decía María Salvo que lo decisivo de aquel 14 de abril de 1931, no fue ese mar de banderas, voces, cantos y entusiasmo que inundó el mundo de los adultos. El principio de la República fue, ese día, que maestros y maestras retiraron el tabique de madera que separaba a los niños de las niñas en las aulas y salieron todos juntos a la terraza de juegos por primera vez”. Lo recuerda María Carmen Agulló en el documental Las maestras de la República, galardonado con un Goya y que este viernes se ha estrenado en las salas.

El trabajo dirigido por Pilar Pérez Solano hubiese sido adecuado en cualquier momento por el valor que tiene de recuperación de nuestra historia, de reflexión sobre la importancia de la educación, de rescatar modelos pedagógicos implantados en aquellos años, pero con la vista puesta en el estreno de la ley Wert, se convierte en imprescindible.

Tras tantos meses de debate estéril, tras la aprobación de una ley sectaria, pobre y antigua, escuchar de pronto que “cuando hablamos de las maestras republicanas, estamos haciendo referencia a aquellas que hicieron suyo el ideal de la escuela republicana, trabajando por una educación pública, gratuita, laica y democrática que defendía el ideal de la solidaridad humana” o que “en el proyecto educativo de la Segunda República las maestras eran las encargadas de educar en los valores de libertad, igualdad y solidaridad a los niños y niñas que estudiaban en las escuelas mixtas recién implantadas“, reconforta y frustra a partes iguales por el valor de lo hecho y la importancia de lo perdido.

La educación es, nunca mejor dicho, la gran asignatura pendiente de un país que quiso entrar en la modernidad y en un proceso democrático sin ponerse de acuerdo sobre un modelo educativo estable y sólido. La educación es el gran error de la izquierda que en sus sucesivos gobiernos no supo apostar por una educación pública de calidad, laica y democrática que formara en valores y que tuviese la coeducación como punto de partida.

Ni apostar ni convencer a la ciudadanía sobre la importancia del consenso en la mayor apuesta de futuro de una sociedad, en la llave que individualmente abre todas las puertas y colectivamente neutraliza violencias, populismo y desmanes. Una izquierda que quiso cambiar un país sin cambiar sus escuelas y ahí está el resultado: valores que van y vienen, modelos educativos de usar y tirar y un montón de leyes progresistas convertidas en papel mojado o a punto de desaparecer (aborto, igualdad, ley integral contra la violencia…)

Y también, la educación es el mayor error de la derecha, convertida en un dinosaurio entre sus colegas europeos incapaces de entender esa veneración por una jerarquía católica que no quieren ni en el Vaticano. Una derecha que envejece cada año a fuerza de confundir el futuro con el pasado y el bien común con cortijos veraniegos. Una derecha que está empobreciendo el alma del país hasta el punto de hacernos añorar el destello de futuro que apareció en aquel abril del 31.

¿Sabes que 'La Marea' rechaza la publicidad sexista y la del Ibex35?

Un medio debe ser tan libre como coherente.

Protege nuestra independencia.

SuscríbeteHaz una donación

Nuria Varela

Nuria Varela

6 comentarios

  1. Migue
    Migue 19/03/2014, 13:46

    Las maestras de la República son dignas de todo elogio. Pero ¿y las alumnas de la república?, ¿cómo soportan unas niñas educadas en la libertad, en la igualdad, en la emancipación de la mujer, cuarenta años de yugo machista, bajo la tutela de la sección femenina, al mando de Pilar Primo de Rivera? ¿se mantuvo en ellas ese espíritu o sucumbieron al yugo (y las flechas) impuesto por los fascistas?. Me pregunto.

    Responder a este comentario
  2. tucan
    tucan 18/03/2014, 13:28

    En España aún no ha gobernado nunca la Izquierda, no sé de dónde os sacáis eso, no os confundáis, el psoe no es la Izquierda, es un partido oportunista y sin principios de clase, es lo que han demostrado hasta ahora.

    Responder a este comentario
  3. Félix Población
    Félix Población 18/03/2014, 11:31

    Felicito a la autora por la precisión y brevedad con las que glosa el mayor conflicto que tiene este país a largo plazo, porque la barrabasada que se está perpetrando con la Educación en España con este y los los precedentes gobiernos -pero sobre todo con Wert- nos va a costar el futuro.

    Responder a este comentario
  4. Helios
    Helios 18/03/2014, 00:48

    Qué manía con frases tan absurdas como ‘la no valentía’. Con lo sencillo y correcto que sería decir ‘la cobardía’, coño.

    Responder a este comentario
  5. Soto
    Soto 17/03/2014, 20:35

    Muy buen contenido el post escrito por Nuria Varela. Desde el año 1931 que se montaron las bases de una educación en valores democráticos, de autentica educación integral, _cortado por la guerra Civíl, la antieducaión durante los largos años del franquismo; la no valentía de una verdadera educación durante la nueva etapa democrática, a raíz de la muerte del Dictador, por parte de la izquierda y finalmente “el tiro de gracia” de la ley Wert.
    Todo esto, es una gran pena, andamos “con muletas”, así no podemos caminar.

    http://intentadolo.blogspot.com.es/2014/03/la-asquerosa-cola-del-terrible-11m.html

    Responder a este comentario

Escribir un comentario

No se publicará tu dirección de email.
Los campos obligatorios están marcados con *

Última hora

LM57 – Febrero 2018

Tus artículos

‘Homo Lubitz’, de Ricardo Menéndez Salmón

Reseña de la última novela de Menéndez Salmón, una obra que "nos adentra en un mundo donde se ejerce una nueva dimensión de lo atroz, esa dimensión no representable ni imaginable y que, al mismo tiempo, nos muestra una visión de futuro de nuestra especie", según Portela.

Los socios/as escriben

Un derecho inhumano

"Un centenar de personas acumulan la misma riqueza que 3.000 millones de sufrientes empobrecidos". Antonio Zugasti reflexiona sobre el derecho a la propiedad.

“La desigualdad es más profunda que el tema salarial si la llevamos a la desigualdad de género y la de clase”

La escritora y directora Irene Hernanz reconoce también su admiración por el bilingüismo en Cataluña.