lamarea.com

sábado 17 noviembre 2018

Sociedad

La lenta retirada de los honores a Franco

Barbate (Cádiz) ha retirado los títulos honoríficos al dictador. Antes lo hicieron localidades como El Ferrol, Madrid, Valencia y Málaga, mientras que Salamanca lo mantiene como alcalde de honor

18 febrero 2014
13:54
Compartir
La lenta retirada de los honores a Franco
El general golpista, Francisco Franco.

El general golpista y dictador Francisco Franco dejará de ostentar el título de Alcalde Honorario y Perpetuo de Barbate (Cádiz), después de que el ayuntamiento haya iniciado los trámites para su retirada. Éste es el último capítulo, hasta el momento, de una larga lucha por borrar, poco a poco, los honores de los que actualmente goza la dictadura en el contexto democrático español, y que la Transición dejó intactos.

La Ley de Memoria Histórica de 2007, pese a que fue insuficiente y en algunos aspectos incluso perjudicial, ha logrado que, muy poco a poco, se retiren tanto figuras en espacios públicos como títulos honoríficos, gracias a iniciativas políticas amparadas en su artículo 15, que establece la obligación de tomar “las medidas oportunas para la retirada de escudos, insignias, placas y otros objetos o menciones conmemorativas de exaltación, personal o colectiva, de la sublevación militar, de la Guerra Civil y de la represión de la Dictadura”.

Algunas ciudades fueron más “tempraneras”, como Ferrol, que aprobó en 2008 la retirada de los títulos honoríficos de alcalde honorario, hijo predilecto y medalla de oro. El hecho de que fuera la localidad natal del dictador tuvo una gran carga simbólica. En esos meses también le tocó a Málaga, donde la diputación provincial hizo caso omiso al rechazo del PP.

Un año después fue el turno de Santa Cruz de Tenerife. Durante el debate, el concejal de los populares mostró su rechazo a la retirada del título, ya que, defendió, los diputados que firmaron la Constitución Española del 78 se comprometieron a “no volver al pasado y no hablar de la Guerra Civil”. En Alicante, también en 2009, fueron retirados al segundo intento, tras la primera negativa del PP.

Ese mismo año le tocó también a Madrid. IU llevó al Pleno del Ayuntamiento de la capital una propuesta para retirar al Caudillo todos los honores y distinciones que le fueron otorgados desde 1942 a 1964. La iniciativa fue aprobada por unanimidad. Franco perdió su título de alcalde honorífico de Madrid, de hijo adoptivo y sus medallas de oro y honor. Pese a que la Fundación Francisco Franco interpuso un recurso, la Justicia lo desestimó.

La Justicia intervino en Valencia

De las más recientes ha sido Valencia, donde tuvo que ser un juez el que obligara al gobierno valenciano (PP) a retirar el título de alcalde honorífico de la ciudad de Valencia al dictador, después de 73 años. El juez dejó claro que “quien ostenta el título de alcalde honorífico no accedió a la Jefatura del Estado por las vías democráticas entonces establecidas” y que, por tanto, el mantenimiento de dicho honor era “incompatible” con la Constitución Española.

Pero no en todos los lugares ha sido más o menos sencillo. En Salamanca, por ejemplo, la retirada de los honores a la dictadura se resiste, ya que el pleno del Ayuntamiento, con mayoría conservadora, ha rechazado al menos dos mociones del PSOE para retirar a Franco el título de alcalde de honor a perpetuidad y la medalla de oro de la ciudad. Especialmente polémico es el medallón con el busto de Franco que aún permanece en la plaza Mayor.

En esta ardua retirada de los vestigios franquistas, se visibilizan absurdos como éste: Badajoz, una ciudad que fue salvajemente reprimida por las tropas franquistas cuando éstas tomaron la ciudad, tenía a su verdugo, el general Juan Yagüe, como hijo adoptivo. A finales de 2009, el pleno del Ayuntamiento tomó la decisión de acabar con la situación gracias a una moción presentada por el grupo socialista, apoyada por IU, y que contó con la abstención del grupo de gobierno (PP).

Además de los títulos honoríficos, que poco a poco se van retirando, se resisten hasta 1.300 símbolos que, aproximadamente, aún existen en España en recuerdo de la dictadura. Sólo en Madrid existen 165, entre calles con nombres franquistas -como de los Caídos de la División Azul o la del General Yagüe-, escudos y otros símbolos.

La Marea está editada por una cooperativa de periodistas y lectores
Suscríbete aquí para ayudarnos a hacer sostenible este proyecto

¿Sabes que 'La Marea' rechaza la publicidad sexista y la del Ibex35?

Un medio debe ser tan libre como coherente.

Protege nuestra independencia.

SuscríbeteHaz una donación

La Marea

La Marea

4 comentarios

  1. lcarro
    lcarro 22/02/2014, 01:27

    El Ferrol no existe!! Ferrol ,tal vez?

    Responder a este comentario
  2. Carmen
    Carmen 19/02/2014, 19:56

    Qué historia más reconfortante y emocionante la del capitán Dickson. No la conocía.
    Siempre ha habido y siguen afortunadamente habiendo grandes personas que en determinados momentos son providenciales. Son las menos pero cada una de ellas vale lo que no valemos entre cientos de miles.

    LA MACARENA Y EL FAJIN DE QUEIPO DE LLANO.
    Hace unas semanas un andaluz me dijo que la virgen Macarena lleva todavía el fajín de Queipo de Llano.
    Al fín y al cabo como esta iglesia siempre ha caminado de la mano de los genocidas, de los dictadores, de las fortunas obscenas tal vez sea lo más lógico.
    Tambien un cuartel militar sevillano si no le han cambiado hace poco el nombre tiene el nombre del genocida:
    Aquí Queipo de Llano, dígame.

    Responder a este comentario
  3. Verbarte
    Verbarte 19/02/2014, 13:28

    El PP es el mayor protector del franquismo, como demuestra su falta de corazón para atender adecuadamente a las víctimas del genocida. http://wp.me/p2v1L3-sW

    Responder a este comentario
  4. Miguel
    Miguel 18/02/2014, 17:25

    Dos lamentables ejemplos del franquismo latente ,por desgracia, hoy en España:
    -El ayuntamiento de Alicante se niega sistemáticamente a colocar en el puerto cualquier placa o reconocimiento cual sea, al capitán galés Dickson, que al mando del carguero Stanbrook salvó la vida a mas de 2500 españoles que huían desesperadamente de las tropas fascistas italianas que ocuparon la ciudad en los últimos días de la guerra civil. Este hombre que debía llevar una carga de varios productos al puerto de Orán, se negó a transportarla, recogiendo en su lugar a muchos hombres, mujeres y niños que esperaban ansiosamente cualquier barco que les librara de una muerte segura, con el barco hasta los topes y perseguido por buques fascistas llegó como pudo al puerto de Orán, donde las autoridades francesas pusieron toda serie de pegas antes de permitir el desembarco de los refugiados. Poco después, al comienzo de la guerra mundial, Dickson murió junto a sus marineros torpedeado por un submarino alemán. La comisión cívica por la memoria de Alicante, llevó a cabo un homenaje, al cual muy emocionados, asistieron sus hijos y al que el ayuntamiento de Alicante se mantuvo completamente al margen, mientras reconstruía un monumento en homenaje a José Antonio, fusilado en esta ciudad.
    -El presidente extremeño Monago, ese verso suelto que dice representar a lo más progresista del pp, permitió al poco de ejercer su mandato, la secesión de Guadiana del Caudillo del ayuntamiento de Badajoz (tristemente célebre por la carnicería perpetrada allí por el coronel Yagüe) cosa a la cual se había negado el anterior presidente de la comunidad mientras no se retirara del nombre el recuerdo al general dictador, pues bien; hoy en día el pueblo mas joven de Extremadura luce en su letrero orgullosamente ese homenaje a quien fue un dictador fascista, en pleno s.XXI como si no pasara nada.

    Responder a este comentario

Escribir un comentario

No se publicará tu dirección de email.
Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

LM65 – Noviembre 2018

Cómprala 4 €

Última hora

Tus artículos

Quorum Global o cómo construir en común

"Las recetas aplicadas hasta ahora no han conseguido el giro de timón que necesitamos. Debemos aprender a escucharnos y a detectar temas, valores y actitudes colectivos", asegura el autor

Los socios/as escriben

“Próximo año en España”, desde Berlín

La asamblea de Izquierda Unida en Berlín organiza un tour para recordar a los brigadistas y exiliados de la guerra civil española.