lamarea.com

martes 20 febrero 2018

Cultura

Así era la ley del aborto hace más de 2.000 años

Un recorrido por la interrupción del embarazo en tiempos de Grecia, Roma o Persia muestra lo poco que han cambiado los argumentos para defender o execrar esta práctica

17 febrero 2014
17:23
Compartir
Así era la ley del aborto hace más de 2.000 años

NUÑO DOMÍNGUEZ // “Cuando las parejas tengan demasiados hijos, dejemos que se realicen abortos antes de que dé comienzo la vida y el sentido”. Aunque este argumento podría haberse escuchado, con variantes, en un debate actual sobre el aborto, la cita la escribió Aristóteles hace unos 2.500 años. El texto recoge el sentir general de la Antigua Grecia en cuanto a esta práctica. La interrupción del embarazo era aceptada como medio de controlar la población de las ciudades-estado. Algo parecido sucedía en Roma. Otras civilizaciones coetáneas, sin embargo, consideraban al feto un ser humano y, por tanto, sujeto a “derechos humanos”, una postura igual a la que defienden hoy algunos sectores en España y otros países. De hecho, un reciente estudio que ha comparado cómo eran las leyes del aborto en tres grandes culturas de la antigüedad muestra que el trasfondo del debate del aborto tenía, hace más de 2.000 años, muchas similitudes con el actual.

Varios estudios han explorado la tolerancia al aborto en las cultura clásicas. La interrupción del embarazo era una legítima forma de controlar la población defendida por los cráneos más privilegiados de Grecia, incluidos Platón y Aristóteles.

Al igual que hoy, un tema como este no estaba exento de enfrentamientos. Por ejemplo, un estudio reciente resalta que en Grecia había médicos que se negaban a practicar cualquier tipo de aborto por su juramento hipocrático. En la actualidad, en España no faltan voces que mantienen lo mismo. Sin embargo no está claro si el juramento original de los médicos incluía la prohibición relativa al aborto. Hay estudios que apuntan a que su inclusión fue posterior y por influjo de los pitagóricos, la única gran escuela de pensamiento griega que se oponía a cualquier aborto, pues lo consideraban un “asesinato”. Esto se debía a que pensaban que el “alma”entraba en el cuerpo en el momento de la fertilización, según resalta otro trabajo muy reciente sobre el tema. Sin embargo, puede que el propio Hipócrates, el médico heleno que dio nombre al juramento, no fuera de esta opinión, pues señalaba que el feto no tenía vida hasta, al menos, los 40 días. De cualquier forma, el eco de los “asesinatos” pitagóricos o los plazos de Hipócrates recuerdan a argumentos usados hoy para defender o execrar el aborto.

En Roma abortar también era tolerado, pero esa tolerancia no tenía mucho que ver con la civilización, al menos tal y como la entendemos hoy. Los hombres tenían derecho a hacer que su mujer abortara si no querían su hijo, pero si estas lo hacían por su cuenta podían ser castigadas y su marido tenía derecho a exigir el divorcio, según relata el estudio mencionado, publicado en Acta Medico-Historica Adriatica. Por lo general, las normas del aborto trataban de atender las necesidades del hombre más que de la mujer, algo que los romanos compartían con los griegos.

El aborto en Roma fue “popular” hasta el año 374, cuando el imperio atravesaba ya una crisis militar y económica que le llevaría a su desaparición. Unos años antes, la Iglesia católica había comenzado a “condenar” a todas las mujeres que abortaban, que debían expiar su pecado durante diez años, resalta el estudio.

Irán y España

En aquellos tiempos, una de las potencias pujantes contra Roma era Persia, un lugar donde las leyes del aborto eran totalmente diferentes, según relata el estudio, realizado por historiadores de la medicina y la ciencia de Irán. “Los antiguos persas valoraban el feto y lo equiparaban con cualquier otra persona”, añade.

En la civilización persa anterior a la invasión musulmana se consideraba que la vida de un ser humano comenzaba con la fertilización y existían “duras” leyes en contra de cualquier tipo de aborto, resaltan los autores. Esas leyes obligaban a parir a las mujeres aunque sus hijos fuesen fruto de una violación y establecían diferentes vigilantes para asistir al parto y asegurarse de que el bebé era mantenido en condiciones. A cambio existían normas que aportaban dotaciones de alimentos a mujeres embarazadas y también bajas maternales, según detalla el trabajo mencionado.

Hoy las cosas han cambiado. En Irán, actualmente una república islámica, abortar sigue siendo difícil para algunas mujeres a pesar de la liberalización del aborto realizada en 2005. Entre otras cosas, la ley recoge decenas de enfermedades y defectos del feto en cuyos casos se permite abortar previa admisión por parte de las autoridades. En España, el nuevo proyecto de ley del aborto elimina el supuesto por malformación o defectos en el feto. Mientras, en la calle, en las iglesias y en los medios siguen oyéndose argumentos que recuerdan a los que se esgrimían hace más de 2.000 años.

[Artículo publicado en Materia]

¿Sabes que 'La Marea' rechaza la publicidad sexista y la del Ibex35?

Un medio debe ser tan libre como coherente.

Protege nuestra independencia.

SuscríbeteHaz una donación

Materia

Materia

4 comentarios

  1. miquel
    miquel 17/02/2014, 22:14

    El “sentir general” en la antigua Grecia era que la esclavitud era natural y justa. Aristóteles por supuesto la defendía y la justificaba. ¿Hace falta decir algo más?

    Responder a este comentario
    • Psicoloco
      Psicoloco 18/02/2014, 18:33

      Hoy día hay gente católica (por cierto, algunos muy poderosos) que justifica que los mercados financieros dan oportunidades equitativas a más personas y son la mejora solución.
      En la edad media, la usura era un pecado muy importante para la iglesia católica.
      Siempre ha habido creencias muy cuestionables, explicables por el momento histórico en el que vive.
      En cualquier caso, para mí el aborto se reduce al debate de cuándo empieza la vida humana.
      Y, por favor, que me demuestren científicamente que un feto es una vida humana completa. Lo contrario es fácilmente demostrable. Un feto no es siquiera capaz de respirar sin ayuda.
      Porque el tema del alma atañe al campo de las creencias personales, muy respetables, pero no universales.

      Responder a este comentario
  2. etcnoticias
    etcnoticias 17/02/2014, 21:42

    Por cierto, que Gallardón sigue de gira por Arabia Saudita y Afganistán en busca de nuevas ideas para seguir “liberando” a la mujer en España:
    http://etcnoticias.wordpress.com/2014/01/24/gallardon-visitara-arabia-saudita-y-afganistan-en-busca-de-nuevas-ideas-para-liberar-a-la-mujer/

    Responder a este comentario
  3. etcnoticias
    etcnoticias 17/02/2014, 21:38

    No es solo aborto sí o aborto no. Es una filosofía para someter a las mujeres al dictado de algún capullo. Lo último: pedir carné de manipuladora de alimentos a las madres lactantes (supuesto humor): http://etcnoticias.wordpress.com/2014/02/17/sanidad-exigira-carne-de-manipulador-de-alimentos-a-las-madres-lactantes/#comment-1715

    Responder a este comentario

Escribir un comentario

No se publicará tu dirección de email.
Los campos obligatorios están marcados con *

LM57 – Febrero 2018

Última hora

Tus artículos

‘Homo Lubitz’, de Ricardo Menéndez Salmón

Reseña de la última novela de Menéndez Salmón, una obra que "nos adentra en un mundo donde se ejerce una nueva dimensión de lo atroz, esa dimensión no representable ni imaginable y que, al mismo tiempo, nos muestra una visión de futuro de nuestra especie", según Portela.

Los socios/as escriben

“La desigualdad es más profunda que el tema salarial si la llevamos a la desigualdad de género y la de clase”

La escritora y directora Irene Hernanz reconoce también su admiración por el bilingüismo en Cataluña.

Año nuevo… Seguimos como siempre

"¿Vamos a seguir un año más diciendo prácticamente lo mismo, repitiendo el discurso que está llevando a un progresivo declive del impulso transformador de la sociedad?".