lamarea.com

lunes 19 noviembre 2018

Cultura

‘En La Casa’, creación artística contra las consignas del mercado musical

Los cuatro creadores de este colectivo reivindican el talento y el arte, por encima de la visión mercantilista de la música que impera

28 diciembre 2013
07:06
Compartir
‘En La Casa’, creación artística contra las consignas del mercado musical
Los componentes del proyecto La Casa durante un encuentro en Lavapiés. FERNANDO SÁNCHEZ

MADRID// No les nace de una reacción contra la situación actual, no lo hacen simplemente por dinero. No es un grupo de personas que se junta para idear una estrategia de márketing para vender. Son músicos, o creadores, o artistas o todo junto. Según el Libro Blanco de la Música en España en 2013, los españoles gastaron un 77,5% menos en CD que a principios del siglo XXI. La música en directo supuso casi el 60% del total de los ingresos de esta industria durante 2012.

Ninguno de estos datos ha impulsado el nacimiento del colectivo creativo En La Casa. Formado por cuatro músicos, su sinergia se basa en la afinidad que existe entre ellos y en una necesidad común de crear, de elevar la música de cantautor a un nivel más maduro, más personal. Marta Plumilla, Andrés Sudón, Juan Fernández y Manuel Clavijo coincidían a menudo en los pocos espacios que Madrid ofrece para hacer y disfrutar de la música.

El más representativo, el que más los define, es el café Libertad 8, donde Andrés Sudón coordina las sesiones de Micro-Abierto. Los martes, a las 19.00 horas, todo aquel que vea en la música su medio de expresión puede acudir a tocar, cantar y beber de las creaciones de los demás músicos. Aquí se conocieron, aquí comenzaron a entenderse; este fue el origen de un colectivo creativo cuya máxima aspiración es vivir de lo que trabajan.

Plumilla explica que “ya sabemos qué es lo que no podemos hacer. No dejan de repetírnoslo. Por supuesto que somos conscientes de cómo está la situación, la hemos sufrido todos. Pero hemos decidido prescindir de ella y centrarnos en hacer música, en crear”. Aunque tampoco fue algo pensado sino, como suele suceder con el arte, algo que fue surgiendo espontáneamente.

La esencia de este colectivo no reside en unir sus particularidades para que nazca algo nuevo; no eran cuatro músicos independientes que decidieron hacer un grupo. Lo que los caracteriza es que todos trabajan para potenciar la música de los demás. Andrés Sudón, por ejemplo, acaba de sacar un nuevo disco, Consciencia. Mientras él se dedica a tocar, a sentir, sus compañeros son quienes hacen las veces de manager, de productor y de vendedor de discos. Todos se ponen al servicio de la música, de la creación artística, aunque desde una perspectiva diferente según corresponda.

Aunque fue el afán de crear, la necesidad de hacer música lo que los unió, no dejan de ser críticos con la realidad actual. Andrés Sudón cuenta que comenzó su carrera allá por los años 90, cuando surgió el boom de los cantautores. Una de las principales diferencias que nota entre aquella época y la actualidad en los locales en los que se le permite tocar, es que antes lo relevante era la música y ahora lo único que interesa son los clientes. Es decir, que antes llamaban a aquellos que tuvieran prestigio y hoy prima que el cantautor tenga cuantos más seguidores –es decir, cuantos más potenciales clientes del local- mejor.

Sin industria musical

Esta deliberada apuesta por las ventas en detrimento de la música también la han notado en la industria, respecto a la que Sudón afirma que ha dejado de existir. “Ya no se confía en los músicos, ya no se apuesta por la melodía, por el talento o por el arte. Ahora a la industria, que en realidad es Sony y poco más, solamente le interesa el que venda”. Por un lado, esta tendencia puede suponer una desventaja, un obstáculo contra el que luchar, aunque para Manuel Clavijo, en realidad, es una ventaja enorme.

Tanto el CD de Juan Fernández y Manu Clavijo (que ya tocaban juntos antes de la creación del colectivo), Clavijo y Fernández Fernández, como el de Sudón, han sido pensados, elaborados, ejecutados y comercializados por ellos mismos lo que, según Clavijo, ha servido para que nadie les diga cómo deben crear.  Es su arte, sobre la base del criterio de los músicos, la que ha prevalecido por encima de cualquier imposición comercial. “Si hubiéramos tenido una industria detrás, ni siquiera habríamos podido elegir las portadas de los CD”, señala Clavijo, quien asevera que no tiene dudas a la hora de elegir entre la libertad creativa y un estadio lleno de gente pero con un producto sometido a las imposiciones de la productora de turno.

Otra de las críticas, algo más amarga, que surge durante la conversación está relacionada con la idea que la opinión pública se ha formado de los cantautores, a partir de aquellos son más comerciales. Juan Fernández explica que “lo que uno busca en la música es que el compositor te hable de sí mismo, de su visión de la vida, de su experiencia”.

Sin embargo, para ellos, mucho de lo que se vende actualmente está demasiado basado en tópicos, clichés, en lugares comunes y vacíos que aportan poco y hablan menos de quienes se ponen delante del micrófono. “No se trata del tema –matiza Clavijo-, no es que no valga hablar de amor, sino cómo lo abordas. No tiene ninguna lógica que una persona de 35 años, que es más o menos la edad que tenemos nosotros, cante sobre una historia adolescente, ingenua, porque no lo somos. Ya tenemos un bagaje, una madurez, y es lo que debe reflejar nuestra música”.

Actualmente, además de en la promoción de Consciencia, de Andrés Sudón, el colectivo está centrado en la elaboración de Consciencia, Libertad y Gente Rara, una recopilación de las canciones que han ido surgiendo en los talleres de Micro-Abierto. Y también en la elaboración del primer disco de Marta Plumilla, que saldrá a la venta en febrero. Mientras van naciendo y evolucionando todos estos proyectos, ninguno de los cuatro músicos tiene pensado dejar de tocar en directo. Ni tampoco de crear, algo que, mientras sigan sintiendo la necesidad de expresarse por medio de la música, siempre podrán hacer En La Casa.

La Marea es editada por una cooperativa de periodistas y lectores
Suscríbete aquí para ayudarnos a hacer sostenible este proyecto

¿Sabes que 'La Marea' rechaza la publicidad sexista y la del Ibex35?

Un medio debe ser tan libre como coherente.

Protege nuestra independencia.

SuscríbeteHaz una donación

Maria Cappa

Maria Cappa

0 comentarios

No hay comentarios

There are no comments at the moment, do you want to add one?

Escribir un comentario

Escribir un comentario

No se publicará tu dirección de email.
Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

LM65 – Noviembre 2018

Cómprala 4 €

Última hora

Tus artículos

Quorum Global o cómo construir en común

"Las recetas aplicadas hasta ahora no han conseguido el giro de timón que necesitamos. Debemos aprender a escucharnos y a detectar temas, valores y actitudes colectivos", asegura el autor

Los socios/as escriben

“Próximo año en España”, desde Berlín

La asamblea de Izquierda Unida en Berlín organiza un tour para recordar a los brigadistas y exiliados de la guerra civil española.