¿Escuela privada? Sólo allí donde hay negocio

Encierro en el colegio San Cristóbal, del barrio madrileño de Chamberí.

El 53'5% de los centros educativos privados se encuentran en ciudades con más de 100.000 habitantes. La pública se encarga de las zonas rurales, consideradas poco rentables

El pasado 20 de diciembre, el Ministerio de Educación publicó su informe Las cifras de la Educación en España correspondientes al curso 2011-2012. En este documento aún no se pueden apreciar los recortes a los que el Gobierno del PP ha sometido a la educación pública estos últimos dos años, como el despido de más de 60.000 trabajadores o la subida de tasas universitarias, entre muchos otros. El año que viene veremos las primeras cifras oficiales sobre esta ofensiva neoliberal.

Sin embargo, se pueden resaltar algunos datos interesantes. Uno de los argumentos más utilizados por la comunidad educativa para enfrentar ideológicamente la reforma educativa del ministro José Ignacio Wert es que la escuela privada se está posicionando sólo en aquellos sitios donde es rentable, por lo que mantener una red pública es necesario para que la educación siga siendo un derecho para todos, no sólo para ricos.

A la agudización de este proceso de posicionamiento de la privada están contribuyendo diferentes gobiernos regionales, regalando suelo público a empresas para construir centros o paralizando colegios públicos, por ejemplo, como ocurre en la Comunidad de Madrid.

Según las cifras del informe, sólo un 1’3% de los centros privados en España se encuentran en municipios con menos de 2.000 habitantes, mientras que un la red pública dedica un 18’1% de sus centros a estas poblaciones. Normalmente, salvo excepciones, estas localidades, con poco alumnado, no son rentables. Si nos vamos al otro extremo, vemos que la cosa cambia: la red privada dedica un 53’5% a las ciudades con más de 100.000 habitantes, mientras que la pública un 23’8%. El resto se lo reparten poblaciones más pequeñas.

Por eso, no es casualidad que sea en Comunidades Autónomas como la de Madrid, el País Valenciano, Cataluña o Euskadi donde más avance la red privada. En ciudades como Madrid o Valencia, ambas con gobierno del PP muy agresivos en el terreno económico, ésta supera ya a la pública.

Si comparamos los informes del curso 2001-2002 y 2011-2012, se puede apreciar que el número de centros privados ha crecido un 15% más que el de públicos en esta década. En el curso 2001-2002 había 15.348 centros públicos y 5.841 privados, mientras que en el 2011-2012 había 21.502 centros públicos y 8.957 privados.

Una de las etapas donde más se nota el avance de la educación privada es en la universitaria, precisamente porque, junto a la infantil, es la más rentable. En el sistema universitario se observa un trasvase de alumnos progresivo hacia el sector privado. En el curso 2001-2002 había 1.402.501 alumnos en la pública y en el 2011-2012 había 1.371.355. En el mismo periodo, la universidad privada pasa de absorber 124.406 estudiantes a 201.262.

PUBLICIDAD
Banner
Comentarios

Una respuesta a “¿Escuela privada? Sólo allí donde hay negocio

  1. El que las privadas se instalen en municipios más grandes tiene que ver también con que en éstos municipios predominantemente urbanos es donde se encuentra su público-objetivo: las clases medias y altas.( La gente acomodada de ámbito rurales, además, tradicionalmente envía a sus hijos a estudiar fuera, a las ciudades.)
    De todas formas, aunque imagino que los datos no permiten mucho detalle, habría que diferenciar dentro de la etiqueta “privada”, que también incluye cosas como cooperativas de enseñanza o colegios laicos, que poco tienen que ver con la imagen clásica de la privada (católica, etc.). Aunque ciertamente, en estos tiempos seguramente sea la privada menos democrática la que esté progresando…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

PUBLICIDAD
Banner