lamarea.com

sábado 23 junio 2018

Política

Una web recoge los tuits borrados de los políticos

La Fundación Civio presenta DigoDiego.es, una plataforma que mostrará los tuits que los políticos han querido eliminar de sus cuentas tras ser publicados

18 diciembre 2013
11:38
Compartir
Una web recoge los tuits borrados de los políticos

Donde dijo digo, digo Diego. O lo que es lo mismo, esto yo nunca lo dije. O en pleno siglo XXI, esto nunca lo tuiteé. Destapar estos comportamientos es el objetivo de una nueva herramienta que ha anunciado la Fundación Ciudadana Civio y que dejará en evidencia a los políticos que quieran borrar de su pasado tuitero frases desafortunadas.

A través de DigoDiego.es se recogerán cronológicamente los tuits que los diputados españoles han compartido en Twitter y después borrado. “Si la mayoría de las meteduras de pata que cometen los políticos quedan para la posteridad en Youtube, son repetidas en programas de radio y televisión o difundidas viralmente mediante el célebre “pásalo”, ¿debería ser de otro modo con sus desatinos en las redes sociales?”, se preguntan los responsables de este iniciativa. Para poder conocer de qué comentarios se arrepienten llevan a cabo este experimento, practicado ya con éxito en otros países.

De hecho, esta herramienta es una adaptación de la web Politwoopsdeleted tweets for politicians– de la Sunlight Foundation en EEUU, que a su vez se basa en la web holandesa Politwoops.nl (con versiones para más de 20 países). La revista TIME seleccionó la versión norteamericana entre las 50 Mejores Webs de 2012. “Aunque la mayoría de los tweets sean mundanos, aun así resultan extrañamente fascinantes”, señalaba entonces el editor.

Algunos ejemplos de DigoDiego

La iniciativa se presenta del siguiente modo: ¿Por qué Alfredo Pérez Rubalcaba publica y a continuación elimina un tweet con una foto donde se le ve conversando relajadamente con Durán i Lleida sobre la situación de Cataluña? ¿Qué lleva una diputada a compartir en la red y después borrar que ha estado degustando la cocina de Martín Berasategui? Todos cometemos errores a veces y compartimos lo que no queremos, pero ahora los políticos no pueden esconderse”.

Toda una declaración de principios, y es que más de un político debe temblar ante la fiscalización de sus cuentas. Según explican desde Civio, la web reflejará casos como el de la socialista Delia Blanco, “que sistemáticamente hace limpieza semanal de sus tuits más expresivos, borrando muchos de ellos cada dos o tres días. Otros, como González Pons son propensos a compartir reflexiones personales de carácter evocador (ya sobre el paso del tiempo, ya sobre el día y la noche) que después eliminan. No siempre quedan claros los motivos para borrar un tweet, como ocurre con éste de Mariano Rajoy durante un desayuno informativo con Alberto Fabra”.

Y continúan: “Eduardo Madina (PSOE) suprimía éste sobre las concertinas de Melilla, poco después de circular en la red una fotografía de Griñán visitando la fábrica que manufactura dichas cuchillas. También es frecuente que, como cualquier otro usuario, un político se haga eco de un bulo informativo y quiera dar marcha atrás”.

La forma de actuar de DigoDiego.es es sencilla, pero muy efectiva. Twitter almacena todos los tuits de los usuarios y permite a cualquier programador acceder a ellos. Cuando alguien monitorizado con esta utilidad elimina un tuit, el sistema envía una notificación. Si el equipo de Civio aprecia que el tuit ha sido eliminado, no ya por una corrección ortográfica sino que se trata de una afirmación, fotografía o enlace del que, por ejemplo, un político o su equipo de comunicación en redes sociales se arrepiente por razones de su propia imagen, será publicado. Eso sí, resaltan desde Civio, “siempre que no vulnere los propios términos de uso y privacidad que establece Twitter, que han sido aceptados por el propio usuario”.

Con esta herramienta, la Fundación Civio continúa con su dedicación a promover la transparencia y la rendición de cuentas por parte de aquellos que nos gobiernan con iniciativas como Tuderechoasaber.es, El Indultómetro, Quién Manda o Dónde van mis impuestos.

La Marea es editada por una cooperativa de periodistas y lectores
Suscríbete aquí para ayudarnos a hacer sostenible este proyecto

¿Sabes que 'La Marea' rechaza la publicidad sexista y la del Ibex35?

Un medio debe ser tan libre como coherente.

Protege nuestra independencia.

SuscríbeteHaz una donación

Toni Martínez

Toni Martínez

0 comentarios

No hay comentarios

There are no comments at the moment, do you want to add one?

Escribir un comentario

Escribir un comentario

No se publicará tu dirección de email.
Los campos obligatorios están marcados con *

LM61 – Junio 2018

Cómprala 4 €

Última hora

Tus artículos

La incertidumbre en Italia solo acaba de empezar

"Los votantes del Movimiento provenientes de la izquierda ni se movilizan ni parece que vayan a penalizar un entendimiento con la extrema derecha. Unas nuevas elecciones solo servirían para tener que volver a la mesa de negociación con un Salvini muy reforzado".

Los socios/as escriben

Del “No Callarem”, el nuevo gobierno y otros demonios

"Si miramos los índices de desigualdad, pobreza, precariedad y acumulación de riqueza, la situación para la mayoría de la gente es peor y la precariedad laboral está más en auge que nunca".

La Supremacía: quien no triunfa es porque no se esfuerza (4)

"Entretanto, ¿qué es de la que fue la patria de muchos de nosotros, el Gran Chile? Como todas las ecodictaduras, sigue siendo una tierra de cartillas de racionamiento para la leche y los huevos", escribe Álex Gaita en la cuarta entrega de su serie de ficción.