lamarea.com

sábado 22 septiembre 2018

Sociedad

Los profesores de la Complutense levantan el encierro sin compromiso firme del rectorado

La universidad estudiará en enero la renovación del contrato a 120 profesores temporales, aunque lo supedita al presupuesto disponible

18 diciembre 2013
13:30
Compartir
Los profesores de la Complutense levantan el encierro sin compromiso firme del rectorado
Asamblea durante el encierro en la Universidad Complutense de Madrid.

MADRID // Un grupo de profesores y estudiantes ha permanecido encerrado las últimas dos noches en el rectorado de la Universidad Complutense de Madrid (UCM) para protestar por sus precarias condiciones laborales y pedir la renovación del mayor número de contratos posibles. Tras una negociación esta tarde con el Consejo de Gobierno, que se ha comprometido estudiar una renovación de 120 profesores con contratos temporales, el personal docente ha levantado el campamento.

Los encerrados lo consideran una pequeña victoria. “Hemos logrado que el rectorado se comprometa públicamente a esta renovación de contratos y, además, hemos conseguido superar corporativismos y que profesores con diferentes tipos de condiciones laborales protestemos juntos contra la precariedad que sufrimos”, explica Victor Alonso, profesor interino de la UCM. En los encierros han participado incluso estudiantes. “Esto va a ser la semilla de las luchas que sostendremos el año que viene y de solidaridad conjunta”, agrega.

De momento, será la comisión económica de la universidad la que tendrá que aprobar en enero la dotación para que se haga efectivo este compromiso, por lo que los profesores advierten que seguirán atentos y convocarán reuniones tras las vacaciones navideñas. En principio, si finalmente el compromiso se materializa, los contratos renovados serían para 110 ayudantes a doctores, 5 interinos y 5 profesores asociados.

Desde la universidad, sin embargo, avisan que la propuesta no es firme. “Todo va a depender de la aprobación de los presupuestos, ya que no puede salir adelante sin la dotación económica necesaria”, aseguran fuentes del rectorado. Los trabajadores se acogen al Plan de Estabilización 2012 aprobado por la UCM para promocionar a profesores con contratos temporales. “Este plan se aprobó en 2012 para compensar la crisis y los recortes, pero sólo se podrían renovar algunos según el presupuesto”, detallan las mismas fuentes.

Precariedad docente

En la universidad existen tres principales tipos de profesores con contratos temporales, que, en el caso de la UCM, suponen más del 40% de la plantilla. Por un lado, se encuentran los asociados, que cobran unos 600 euros y, en principio, están destinados a personal que haga compatible éste con otro empleo, algo que, según denuncian desde la Plataforma de Profesores no Permanentes, no se cumple en muchas ocasiones y se utiliza como forma de “contratos precarios”.

En un segundo lugar, están los interinos, que cobran en torno a 900 euros y cotizan por un 32% a la seguridad social. Suelen encargarse, por lo general, de hacer sustituciones. Y, por último, se encuentran los ayudantes doctores, con un sueldo de algo más de 1.000 euros.

¿Sabes que 'La Marea' rechaza la publicidad sexista y la del Ibex35?

Un medio debe ser tan libre como coherente.

Protege nuestra independencia.

SuscríbeteHaz una donación

Eduardo Muriel

Eduardo Muriel

0 comentarios

No hay comentarios

There are no comments at the moment, do you want to add one?

Escribir un comentario

Escribir un comentario

No se publicará tu dirección de email.
Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

LM63 – Septiembre 2018

Cómprala 4 €

Última hora

Tus artículos

10 años después de la crisis financiera: nuestros ‘dirigentes’ nos han fallado, el futuro depende de nosotros 

"El 15 de septiembre se cumplirán 10 años desde que la quiebra de Lehman Brothers abrió una caja de Pandora", afirman.

Los socios/as escriben

Nicaragua: La corrupción de lo mejor

"Durante estos años en España se hablaba muy poco de Nicaragua. Sólo llegaban el color de las banderas rojinegras y el discurso revolucionario de Ortega".