lamarea.com

miércoles 26 septiembre 2018

Opinión

Adiós a Eurovegas, una estrategia para el subdesarrollo

Adelson dejó claro desde un principio lo que quería: bajar los impuestos,levantar la prohibición de fumar en sus salas, financiar parte de la inversión y relajar la ley contra el blanqueo de capitales.

<em>Adiós a Eurovegas, una estrategia para el subdesarrollo</em>
Eurovegas no se establecerá en Madrid. FERNANDO SÁNCHEZ

El fantasma del mega complejo de juego de Eurovegas se aleja de Madrid rumbo a Asia. Sus promotores, cansados de no recibir todos los beneficios legislativos, fiscales y financieros que pedían, se llevan tras de sí no sólo un proyecto que podía ser bueno o malo moralmente, sino que sobre todo afianzaba el camino de España en su proceso hacia el subdesarrollo.

Desde que se comenzó a hablar de España como posible sede para el proyecto, Sheldon Adelson, el magnate que lo encabeza, comenzó una especie de subasta en la que Madrid y Barcelona tenían que pujar para conseguir la inversión. Esta subasta recuerda a la que aparece en la película Gomorra, en la que para conseguir el encargo de una producción de vestidos, los dueños de los talleres ofrecen realizar el pedido a menos coste y en menos tiempo. En el caso de Eurovegas, Madrid y Barcelona también pujaban a la baja pero en este caso competían por ver qué región eliminaba más normas para dar más facilidades a la empresa. Adelson dejó claro desde un principio lo que quería: bajar los impuestos, en especial el del juego; levantar la prohibición de fumar en sus salas, financiar parte de la inversión y relajar la ley contra el blanqueo de capitales, entre otras. En este tira y afloja Madrid acabó resultando vencedora y los nuevos puestos de trabajos que prometían se veían cada vez más cerca.

En su esfuerzo por complacer las peticiones de Adelson, el Partido Popular en la Asamblea de Madrid aprobó en solitario la Ley de Medidas Fiscales y Administrativas con la que se creó la figura de los Centros Integrados de Desarrollo (CID). Los CID son espacios destinados a grandes inversiones (como podría ser Eurovegas) en los cuales los proyectos podrán contar con beneficios como bajadas de impuestos, diferentes incentivos e incluso la posibilidad de que la Comunidad de Madrid expropie cualquier terreno que sea necesario para el futuro negocio, incluso si no son urbanizables.

La figura jurídica del CID recuerda e incluso puede caber dentro de otra, las zonas francas. Estas zonas son territorios delimitados dentro de un país en el que no rigen los mismos impuestos que en el resto y existen leyes especiales que favorecen la llegada d empresas extranjeras. Los defensores de las zonas francas han utilizado históricamente varios argumentos generales que los impulsores de Eurovegas también han esgrimido. Algunos de estos puntos a favor son:

  1. Las zonas francas son unas grandes generadoras de empleo que ayudan a acabar con el paro. He aquí el argumento estrella, el más repetido, y no es para menos ya que según las estimaciones de sus promotores Eurovegas creará 261.000 empleos directos e indirectos.
  2. La inversión por parte del Estado muy inferior a los beneficios que se obtengan. Algo parecido decía Esperanza Aguirre al afirmar que “me parece que lo que tiene de mejor el que alguien quiera invertir sin pedirle un duro al contribuyente es que sea una inversión generadora de empleo”   De nuevo el empleo de por medio.
  3. La actividad de las zonas francas supone un impulso al crecimiento de la economía del país. Ignacio González incluso se atrevió a dar un par de datos en un tuit. Según el presidente de los madrileños, Eurovegas llegaría a suponer el 4,5% del PIB de la comunidad y el 0,7% del nacional. La empresa también aseguraba que gracias al proyecto los turistas que visitarían Madrid se iban a multiplicar por dos, hasta llegar a los 20 millones al año, lo que supondría unos beneficios de 15.000 millones de euros para la Comunidad. Pedazo de negocio.

Pero al igual que el proyecto de Eurovegas ha tenido en su contra organizaciones como la Plataforma Eurovegas No o Detengamos Eurovegas Alcorcón, las zonas francas también han tenido que enfrentarse a fuertes críticas, justificadas incluso a través de estudios científicos. Este es el caso del análisis realizado por Folker Fröbel, Jürgen Heinrichs y Otto Kreye en su libro La nueva división internacional del trabajo, donde después de estudiar casos concretos desmontan los supuestos beneficios de las zonas francas.

En lo que respecta al empleo, el estudio histórico de los autores demuestra que el empleo que se genera en las zonas francas está muy concentrado en determinados sectores sociales dejando fuera al resto de población. En el caso de las maquiladoras de México (grandes fábricas del textil) el empleo se focaliza en mujeres de entre 16 y 30 años, mientras que en Eurovegas los puestos de trabajo serían de poca establidad, algo a lo que normalmente solo pueden acudir los jóvenes. Además según un informe de Eurovegas “no se llegaría ni a un 20% de esos supuestos 260.000 empleos”.

Lo anterior sirve también para desmontar el tercer argumento a favor de las zonas francas, el que sostiene que son beneficiosas para el resto de la economía. Según Fröbel, Heinrichs y Kreye las zonas francas limitan el crecimiento del conjunto de la economía porque  la desintegran rompiendo los lazos que existen entre las empresas de las zonas francas y las demás. En el informe de Eurovegas No aluden a una razón similar cuando hablan que el macro-casino supone una “canibalización de los puestos de trabajo en pequeñas y medianas empresas” sin que aparezcan nuevos puestos de calidad. Además los efectos multiplicadores al resto de la economía que podría tener Eurovegas se limitarían solo a sectores como la construcción que ya se ha demostrado más que sobredimensionado.

Por último, también hay que poner en entredicho la idea de que Eurovegas es una apuesta asegurada en la que la Comunidad de Madrid va a ganar mucho sin tener que invertir nada. La Plataforma Eurovegas No contradice de nuevo esta tesis al asegurar que habría que poner 2.000 millones de euros públicos para conectar el complejo con el AVE, el Metro de Madrid, las carreteras radiales, etc. Además la bajada de impuestos de los CID provoca que la actividad económica que se podría haber realizado en Eurovegas no hubiera supuesto casi ningún ingreso para las arcas públicas.

Por tanto se puede afirmar de forma económica que Eurovegas no ponga ninguna piedra en Madrid es una buena noticia. El triunfo de Eurovegas o de cualquier proyecto similar en España supone un paso hacia el subdesarrollo, a la renuncia de crear un modelo de crecimiento (y de país) integrado, sostenido y beneficioso en el tiempo, además de democrático en cuanto decidido por los mismos ciudadanos. El triunfo de Eurovegas habría supuesto el triunfo de las normas hechas a medida, la creación de un pequeño paraíso fiscal y la victoria de la empresa frente a los derechos colectivos. La construcción de Eurovegas sería la victoria de la apuesta a la baja, como en la subasta de Gomorra, y partiendo de ahí es difícil decir “no” a cualquier otra exigencia de lo privado.

¿Sabes que 'La Marea' rechaza la publicidad sexista y la del Ibex35?

Un medio debe ser tan libre como coherente.

Protege nuestra independencia.

SuscríbeteHaz una donación

Etiquetas

Valora:

(Ninguna valoración todavía)
Cargando…
Juan Antonio Cañero

Juan Antonio Cañero

4 comentarios

  1. Juancho Perez
    Juancho Perez 21/04/2015, 12:24

    FINalmente fue un no a Eurovegas

    Responder a este comentario
  2. Deivid
    Deivid 14/12/2013, 18:59

    Osea que para vosotros el hecho de que en este pais se construya centros de ocio es sinonimo de subdesarrollo.

    Responder a este comentario
    • Psicoloco
      Psicoloco 15/12/2013, 11:34

      Me parece una conclusión un poco simplista de la visión del autor.
      La visión del autor, y la mía, es que es muy cuestionable el beneficio social de grandes proyectos económicos que implican excepciones en las leyes que nos rigen a los demás y que están aislados de la economía productiva.
      Como tú comentas, efectivamente es algo que se intenta con lo grandes centros de ocio, pero también puede suceder con otros proyectos económicos.
      En el fondo es el modelo de desarrollo económico que queremos para nuestra sociedad. Yo aspiro a algo más diversificado que ser una sociedad de camareros y crupieres, con todos mis respetos a las personas que ejercen estas profesiones.

      Responder a este comentario
    • Chuso
      Chuso 15/12/2013, 13:41

      Cuando todo el futuro dicen que pasa por ese proyecto, es ir a por el subdesarrollo.

      Parece que no hemos aprendido de hacer modelos de crecimiento con negocios basados en el pelotazo y la especulación.

      Ese proyecto era y es una aberración en todos los sentidos.

      Todos los españolitos que montan un negocio jod….. por la burocracia, los impuestos y las trabas y viene un mafioso, acusado de blanqueo de capitales y otras cosas y les ponemos el culo si hace falta.

      Creo que España tiene mucho mas potencial, que crear una gran casa de vicio sin legislación ninguna.

      Responder a este comentario

Escribir un comentario

No se publicará tu dirección de email.
Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

LM63 – Septiembre 2018

Cómprala 4 €

Última hora

Tus artículos

10 años después de la crisis financiera: nuestros ‘dirigentes’ nos han fallado, el futuro depende de nosotros 

"El 15 de septiembre se cumplirán 10 años desde que la quiebra de Lehman Brothers abrió una caja de Pandora", afirman.

Los socios/as escriben

Nicaragua: La corrupción de lo mejor

"Durante estos años en España se hablaba muy poco de Nicaragua. Sólo llegaban el color de las banderas rojinegras y el discurso revolucionario de Ortega".