lamarea.com

domingo 22 julio 2018

LA UNI EN LA CALLE

¿Tiene influencia el género en la salud?

Doctora en Psicología por la Universidad Complutense de Madrid. Es profesora Contratada Doctora de esta universidad desde septiembre de 2000 y subdirectora de la Escuela de Relaciones Laborales.

11 diciembre 2013
13:04
Compartir
¿Tiene influencia el género en la salud?
Las mujeres tienen más esperanza de vida que los hombres. FERNANDO SÁNCHEZ

¿Los hombres y mujeres tienen los mismos parámetros de salud?

Las mujeres tienen una esperanza de vida más larga que los hombres en la mayoría de países, pero tienen peor salud, según todos los estudios realizados.

Los hombres presentan más enfermedades graves y mueren antes, mientras que las mujeres viven más tiempo pero con enfermedades crónicas, discapacidades y peor salud mental.

Estas diferencias se deben tanto a factores biológicos como sociales, pero la investigación en salud ha omitido el estudio de las desigualdades en salud derivadas de la desigual posición social de mujeres y hombres durante largo tiempo.

El género influye en las enfermedades que padecen hombres y mujeres. Por ejemplo, los hombres fuman más, lo que no es una expresión de su biología, sino de los roles que ejercen, y eso hace que enfermen más de cáncer de pulmón.

Al desarrollar una identidad masculina heterosexual tradicional, los hombres adoptan hábitos insalubres, como: consumo de tabaco y alcohol, adopción de conductas de riesgo en la conducción de vehículos, menor realización de prácticas preventivas -como por ejemplo la aplicación de crema protectora solar-, o menor reconocimiento de sus problemas de salud y por lo tanto la menor realización de visitas a profesionales sanitarios.

¿Hay desigualdades a la hora tratar o investigar la salud de los hombres y las mujeres?

Hay desigualdades sociales entre hombres y mujeres que influyen en la salud y que deben ser tenidas en cuenta. La desigualdad laboral, la segregación horizontal y vertical en el trabajo, los menores ingresos de las mujeres, hacen que haya incidencia en la salud.

Además, hay discriminación de las mujeres cuando se las excluye de los ensayos clínicos o de estudios relevantes sobre la salud y la enfermedad, asumiendo que los resultados obtenidos al estudiar a los hombres pueden ser extrapolados a las mujeres, cuando no siempre es así. Algunas investigaciones recientes que analizan género y clase social están empezando a analizar el impacto en la salud según los múltiples roles realizados por las mujeres y cómo este impacto varía en función de la clase social y de la privación material de la mujer.

¿Afectan las desigualdades sociales a la salud?

La desigualdad entre clases sociales tiene su origen en las desigualdades políticas, económicas y sociales que existen en la sociedad. En la mayoría de los países del mundo se ha puesto en evidencia la existencia de desigualdades en salud entre clases sociales, siendo la población menos favorecida la que presenta peor salud. En este momento en nuestro país, y tras las nuevas reformas del Gobierno español, se pueden incrementar estas situaciones de peor salud para las clases más desfavorecidas, como se está empezando a ver con los inmigrantes. En estas situaciones, salen peor paradas las mujeres porque son las que menos recursos y más cargas familiares tienen.

¿Tiene el género influencia en la salud?

Para terminar, volvemos a plantearnos la pregunta inicial. A lo largo del texto (y de la clase que se impartió en la calle el 9 de Marzo de 2013) se ha intentado poner de manifiesto que los roles sociales que ejercen hombres y mujeres tienen una influencia en la salud no siempre tenida en cuenta en las investigaciones, en las intervenciones y en los diagnósticos que se realizan. Se ha dado por hecho que hombres y mujeres eran iguales a la hora de definir cómo enfermaban y qué enfermedades sufrían. Sin embargo, cuando se analizan las diferentes enfermedades desagregadas por sexo (algo que se consiguió hace relativamente poco tiempo, en la Encuesta Nacional de Salud ya empezado el actual siglo), se observa que hay diferente distribución para hombres y mujeres.

No solo la prevalencia de las enfermedades es diferencial, sino que también son diferentes los síntomas que tienen hombres y mujeres, por lo que se deben estudiar las enfermedades desde el análisis de las diferencias entre sexos. Pero también hay que analizar las diferencias de roles ejercidos entre unos y otras, las expectativas sociales que se tienen de lo que hacemos hombres y mujeres y de la distribución de funciones que se nos asignan. Esta división conlleva diferentes comportamientos y actitudes en su vida que pueden conllevar unas enfermedades u otras o una mejor salud, por lo que es importante seguir trabajando en la igualdad de oportunidades y en investigar estas diferencias con objeto de poder explicar mejor y prevenir las diferentes enfermedades.

El lector interesado en profundizar en estos temas puede leer:

Borrell, C., Artazcoz, L. (coords). (2007). Investigación en género y salud. 5ª Monografía de la Sociedad Española de Epidemiología. Cataluña: DITIFET.

Sánchez-López, M.P. Mujer y Salud: Familia, trabajo y sociedad. Madrid. Ediciones Díaz de Santos.

—————————-

Marta Evelia Aparicio García es Doctora en Psicología por la Universidad Complutense de Madrid. Es profesora Contratada Doctora de la Universidad Complutense de Madrid desde septiembre de 2000 y subdirectora de la Escuela de Relaciones Laborales.

¿Sabes que 'La Marea' rechaza la publicidad sexista y la del Ibex35?

Un medio debe ser tan libre como coherente.

Protege nuestra independencia.

SuscríbeteHaz una donación

Etiquetas

Valora:

(Ninguna valoración todavía)
Cargando…
Marta Evelia Aparicio García

Marta Evelia Aparicio García

0 comentarios

No hay comentarios

There are no comments at the moment, do you want to add one?

Escribir un comentario

Escribir un comentario

No se publicará tu dirección de email.
Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

LM62 – Julio/Agosto 2018

Cómprala 4 €

Última hora

Tus artículos

Pasaporte no reconocido

"España sigue siendo la potencia administradora del Sáhara Occidental, mis abuelos tenían DNI español y toda mi familia es descendiente de españoles. Además, llevo más de 18 años en España. Pero resulta que no estoy reconocida como ciudadana de ningún lado", explica Basma Mulay, refugiada saharaui.

Los socios/as escriben

A quienes están por venir: ¡salud y revolución! (y 7)

En la séptima y última entrega de su serie de ficción, Álex Gaita nos trae unos extractos del Cuaderno de Información y Logística del colectivo Shevek de preparación para el Servicio Exterior.

Ya tenemos anarquismo, ¿cómo repartimos los cuidados? (6)

En la sexta y penúltima entrega de su serie de ficción, Álex Gaita nos trae unos extractos del Cuaderno de Convivencia de la biblioteca y centro social Emma Goldman, en Nuevo Tecpatán.