Wert pagará menos a los investigadores jóvenes que De Guindos

Los nuevos contratos públicos para doctorandos nacen con desigualdades de sueldo de hasta 2.000 euros al año dependiendo del ministerio que los otorgue

Nuño Domínguez // Para los miles de jóvenes españoles que este año comenzarán una carrera en investigación como parte de sus estudios de doctorado, este será un año para recordar. Por primera vez, las antiguas becas que venían financiando estas labores de investigación pasarán a ser contratos desde el primer año, lo que les permitirá cotizar en la Seguridad Social y acceder a otros derechos laborales que hasta ahora sólo se les reconocían a medias. Pero el cambio no será igual de memorable para todos, ya que, dependiendo del ministerio que financie sus ayudas, ganarán hasta 2.000 euros menos al año por sus trabajos como investigadores.

El paso de becas a contratos no se ha gestionado igual en los dos ministerios implicados: el Ministerio de Economía y Competitividad, que otorga las ayudas para Formación del Personal Investigador (FPI), y el de Educación y Cultura, que otorga las ayudas de Formación del Profesorado Universitario (FPU). Hasta ahora, la cuantía de las FPI y las FPU y sus requisitos eran muy similares.

La Ley de la Ciencia, aprobada en junio de 2011, obligaba a cambiar la forma en la que el Estado venía sufragando estas ayudas para investigadores jóvenes durante cuatro años: dos de beca y dos de contrato.  Durante años, esta situación fue criticada por los investigadores jóvenes, que veían como un agravio comparativo el hecho de que su trabajo  fuese solo reconocido como formación y les dejase con escasas protecciones sociales. El cambio de becas a contratos fue una de las medidas más publicitadas de la nueva ley, impulsada por la entonces ministra de Ciencia y Tecnología Cristina Garmendia durante el Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero y que fue aprobada con el voto a favor de la mayoría de grupos parlamentarios.

A partir de este año, el primero en el que se estrenan los nuevos contratos, el Ministerio de Educación y Cultura, que dirige José Ignacio Wert, pagará menos a los doctorandos que el de Economía, que dirige Luis de Guindos, según ha denunciado hoy la Federación de Jóvenes Investigadores Precarios (FJI) en un comunicado. En el caso de los que consigan una ayuda con el departamento de Wert, la diferencia “supondrá a estos jóvenes investigadores una rebaja salarial de casi 120 € mensuales durante los dos primeros años”, según la FJI.

“Absurda situación”

“Con esta decisión a partir de ahora tendremos que ser testigos de la absurda situación de tener investigadores predoctorales realizando funciones similares en un mismo laboratorio, pero cobrando 2.072 euros brutos anuales menos durante los dos primeros años”, ha resaltado hoy la organización tras comparar la cuantía total para cuatro años de las becas FPI de Economía, con las de Wert, cuya convocatoria fue publicada el jueves en el Boletín Oficial del Estado.

Con las ayudas del Departamento de Wert, los investigadores cobran menos al mes durante los dos primeros años que los dos últimos: 1.025 euros y 1.173, respectivamente. La FJI achaca esa rebaja al hecho de que, por primera vez, hay que pagar las cotizaciones sociales de los antiguos becarios durante esos dos primeros años y resalta que ha habido una falta de previsión. “Sabrían que pasaría esto desde hace dos años y no tomaron medidas”, explica a Materia José Manuel Fernández, portavoz de la FJI.

Su organización resalta cómo hace un año, el Ministerio de Economía, a través de la Secretaría de Estado de Investigación, otorgaba a los beneficiarios de las FPI las mismas condiciones que Educación daba a los FPU.  Sin embargo, en 2013, la Secretaría de Estado de I+D hizo modificaciones al programa de forma que los investigadores que consigan una FPI en 2013 cobrarán lo mismo los cuatro años, sin rebajas y más que con las FPU de Wert. “Esta diferencia salarial puede considerarse un reflejo de la baja consideración que los jóvenes investigadores tienen para este Ministerio y la pobre valoración que se hace de su trabajo”, señala la FJI.

La publicación también ha traído polémica por el recorte de plazas por parte de Cultura. El año pasado, el Ministerio redujo in extremis el número de ayudas para doctorandos de 950 a 800, aduciendo la “no disponibilidad de créditos”. Este año se han vuelto a convocar 800 FPU, confirmando el recorte. “La explicación que recibimos de Educación es que no había dinero para equiparar el sueldo de los doctorandos los cuatro años, pero personalmente no creo que hubiera intención de hacerlo”, ha explicado Fernández. A la hora de publicación de este artículo el Ministerio de Educación y Cultura no respondió las preguntas de Materia sobre este asunto.

[Artículo publicado originalmente en Materia]

PUBLICIDAD
Banner
Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

PUBLICIDAD
Banner