lamarea.com

martes 25 septiembre 2018

Economía

Zaplana y Camps despilfarraron 2.500 millones de euros en grandes proyectos y eventos deportivos

Terra Mítica, la Ciudad de la Luz, CACSA, la Copa América, la Fórmula Uno o el aeropuerto de Castellón han hundido el País Valenciano y han disparado su deuda. Ahora la Generalitat dice verse obligada a cerrar su televisión pública.

09 noviembre 2013
12:43
Compartir
Zaplana y Camps despilfarraron 2.500 millones de euros en grandes proyectos y eventos deportivos

VALENCIA // Según la Real Academia Española, despilfarrar es “consumir el caudal en gastos desarreglados”. Despilfarrar es gastar 2.500 millones de euros en grandes eventos. Y de esos “gastos desarreglados” de los que habla la RAE se deriva un País Valenciano asediado por una deuda cercana a los 30.000 millones de euros, según el Banco de España.

Hablar de despilfarro en el País Valenciano es hablar de los gobiernos de Eduardo Zaplana y Francisco Camps, hablar de Terra Mítica, de la Fórmula Uno, la visita del Papa, Santiago Calatrava o el boom urbanístico y la corrupción. El PP lleva en el poder en Valencia desde el año 1995.

Ignacio Blanco, diputado de Esquerra Unida lo resume muy gráficamente. “Zaplana inauguró una época”, explica, “y con Camps se amplió de los grandes proyectos a los grandes eventos, lo que hace que en dos días de Fórmula Uno nos gastemos 50 millones de euros”.

Esta misma semana, el actual presidente, Alberto Fabra, ha justificado el cierre de RTVV alegando que su coste era excesivo y se negaba a “cerrar ningún hospital ni colegio” para mantener la tele y la radio pública. De hecho, llegó a asegurar que cerrar RTVV le supondría un ahorro equivalente a 56 hospitales o 60 centros de salud.

Siguiendo la lógica ‘fabriana’, con el dinero despilfarrado por sus antecesores se podrían haber construido 612 hospitales o 656 centros de salud. Incluso se podría mantener la RTVV con su gasto actual durante 21 años.

De los 2.500 millones gastados en los 18 años en el poder del PP, casi la mitad  corresponden a la Ciudad de las Artes y las Ciencias (CACSA). Presupuestada en poco más de 300 millones por el gobierno socialista de Joan Lerma, su coste definitivo se ha disparado hasta los 1.200 millones de euros, con nuevos edificios sin una utilidad clara. Además, el megaproyecto de Santiago Calatrava acumula pérdidas, año tras año, superiores a los 60 millones de euros.

“Tienen pasta para aburrir”

CACSA es a Camps lo que Terra Mítica a Zaplana. El centro de ocio, ubicado en la ciudad donde el exministro de Trabajo fue alcalde, costó 377 millones aproximadamente, según los cálculos de la oposición. El año pasado, el Gobierno valenciano se deshizo del complejo por 65 millones.

Conociendo estos dos ejemplos no es de extrañar que el duque de Palma, Iñaki Urdangarín, eligiese el País Valenciano para sus negocios, ya que  pensaba que “va como un tiro y tienen pasta para aburrir”, según se ha conocido durante la instrucción del caso Nóós.

Para Ángel Luna, diputado del PSPV, estos sobrecostes de grandes proyectos eran el “caldo de cultivo” para que se extendiesen “las redes clientelares y parasitarias del presupuesto público”. De hecho, Luna explica que es el momento de la aparición de la trama Gürtel y otros casos de corrupción vinculados a este tipo de proyectos.

La ambigüedad del PSPV

Pero eso es algo que se dice ahora, en los años de bonanza económica era mucho más difícil cuestionar estos proyectos. La hemeroteca habla por sí sola. “No es aceptable que la oposición deje caer que la llegada de la Fórmula Uno no es una prioridad”, decía la secretaria general del PP en el País Valenciano, Adela Pedrosa, en 2007. A lo que el presidente Camps apostillaba: “Aquí cualquier evento es posible ahora”.

Ignacio Blanco critica esa “ambigüedad” del PSPV que no se atrevía a criticar los grandes eventos por miedo a pagar un peaje electoral. “Ni Alarte, ni Joan Ignasi Pla (los líderes socialistas de la época) dijeron nada, por ejemplo, del dinero que se dio a los equipos de fútbol y se pegaban por salir en las fotos en eventos como la Copa América”, asegura el político valenciano.

Eventos deportivos

Eran los años en los que Rita Barberá amagaba con una candidatura de Valencia para los juegos olímpicos y Bernie Ecclestone y su Fórmula Uno desembarcaban en el ‘nuevo Montecarlo’. Cinco grandes premios después, los valencianos han pagado 275 millones de euros por la Fórmula Uno en concepto de canon y por hacer el circuito urbano teniendo otro a 23 kilómetros de la ciudad y preparado para albergar a 120.000 espectadores. El nuevo Consell ha renunciado a seguir organizando carreras en la ciudad. Ya no hay dinero.

Tampoco lo hay para la Copa América, tras sus ediciones, en 2007 y 2010,  que costaron casi 100 millones de euros cada una y para la que se construyeron infraestructuras como el edificio Veles e Vents, por 35 millones y donde, actualmente, se hacen banquetes.

Pero el despilfarro no era cuestión únicamente de la capital. Solo hay que recordar al aeropuerto peatonal de Castellón y sus 150 millones de inversión o la Ciudad de la Luz de Alicante, con un coste de 265 millones de euros, según los datos que maneja la Unión Europea.

La diputada de Compromís, Mónica Oltra, recuerda esos años como la época del Rey Sol, en referencia a Francisco Camps. Para ella, los años del gran despilfarro y la corrupción en el País Valenciano pilotan en torno a tres ejes: “la especulación urbanística, la gestión de los residuos y los grandes eventos vinculados, o no, a edificios contenedores”.

Estos años del despilfarro han quedado plasmados en un vídeo, con casi 300.000 reproducciones, donde se ponen imágenes a la canción de Jaume Sisa Qualsevol nit pot sortir el Sol (cualquier noche puede salir el Sol). Un resumen del despilfarro, y de esos 2.500 millones de euros gastados en grandes eventos y proyectos faraónicos, en cinco escasos minutos.

¿Sabes que 'La Marea' rechaza la publicidad sexista y la del Ibex35?

Un medio debe ser tan libre como coherente.

Protege nuestra independencia.

SuscríbeteHaz una donación

Etiquetas

Valora:

(Ninguna valoración todavía)
Cargando…
Toni Martínez

Toni Martínez

3 comentarios

  1. etcnoticias
    etcnoticias 10/11/2013, 13:35

    Seguimos con grandes eventos: Una empresa de supositorios compra el logo de Madrid 2020:
    http://etcnoticias.wordpress.com/2013/11/10/una-marca-de-supositorios-compra-el-logo-de-madrid-2020/

    Responder a este comentario
  2. leopoldo mareschal
    leopoldo mareschal 09/11/2013, 15:52

    sra verdad estas estafas a sus concuidadanos…?

    Responder a este comentario
  3. Flanagan
    Flanagan 09/11/2013, 13:49

    Despilfarro colosal en Valencia para llenar las arcas de los corruptos porque cuanto mas tráfico delictivo de capitales mayor es la bolsa para Suiza, despilfarro también en Madrid horadando la placa tectónica ibérica para tunelear metros y metros kilómetricos de Metro dejando una deuda impagada de 90 millones de euros y encima la burbuja inmobiliaria creada por Asnar en todo el Estado para convertir gurteleramente a todos los peperos de la élite, no de las bases; en multimillonarios capaces de llevar barcos ( presuntamente capitaneados por amigos narcos gallegos)de euros a todos los paraísos fiscales del mundo. Bárcenas es *sobradamente* el mas inocente de todos ellos.
    Gallardón, Zaplana, Camps, y la tía Rita ¿ no son los artífices de esa herencia recibida *de Zapatero*, Mariano Rajoy?
    ¿A cuanto toca usted de lo de Suiza, eh?
    Y mientras el otro vainas bajito, feo y fatuo hasta rebosar del Planeta, escribiendo memorias para que queden como El Cantar del Mío Cid.

    Responder a este comentario

Escribir un comentario

No se publicará tu dirección de email.
Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

LM63 – Septiembre 2018

Cómprala 4 €

Última hora

Tus artículos

10 años después de la crisis financiera: nuestros ‘dirigentes’ nos han fallado, el futuro depende de nosotros 

"El 15 de septiembre se cumplirán 10 años desde que la quiebra de Lehman Brothers abrió una caja de Pandora", afirman.

Los socios/as escriben

Nicaragua: La corrupción de lo mejor

"Durante estos años en España se hablaba muy poco de Nicaragua. Sólo llegaban el color de las banderas rojinegras y el discurso revolucionario de Ortega".