Los Erasmus se sienten “estafados” tras el recorte y anuncian movilizaciones

El Ministro de Educación ha recortado la ayuda a los estudiantes con becas Erasmus y lo ha hecho sin previo aviso y con el curso ya comenzado, algo que ha indignado a los jóvenes españoles

El Ministerio de Educación ha recortado la ayuda a los estudiantes con becas Erasmus y lo ha hecho sin previo aviso y con el curso ya comenzado, algo que ha indignado a los jóvenes españoles que se encuentran estudiando en el extranjero. De hecho, han sido los mismos profesores y estudiantes los que descubrieron la orden ministerial en el BOE y comenzaron a darle difusión a través de las redes sociales, hasta que finalmente se han hecho eco los medios de comunicación.

Con este nuevo recorte a las becas Erasmus -que llevan sufriendo continuas rebajas desde 2011-, los estudiantes que no hayan sido beneficiarios de una beca general del Ministerio el curso pasado pierden unos 900 euros aproximadamente. Una cantidad que tendrán que asumir en su mayor parte las familias y con la que muchos contaban para pasar una estancia con menos apuros económicos, especialmente en un contexto de crisis. En los diferentes países de la UE, los alumnos becados han comenzado a organizarse, en un primer momento mediante Internet, lo que dará paso a asambleas y concentraciones frente a embajadas españolas.

“Contaba con ese dinero para mi estancia”

“Si ya iba justo para comer y pagar el alquiler, ahora me tocará hacer malabares con el presupuesto, y recurrir a mi familia, que no nada en la abundancia”, lamenta Rodrigo Fernández, estudiante de Filología Hispánica con una beca erasmus en Pescara (Italia). Este jienense de 22 años califica el recorte de “robo” y asegura que se siente “estafado”. “Lo que no es correcto ni legal es que se apruebe y firme un contrato con unas condiciones concretas y, pasados unos meses, salga una ley en el BOE que revoca lo previamente aprobado”, denuncia.

Irene Santos, de 23 años, está estudiando en el último curso de Comunicación Audiovisual en la Universidad Jaume I de Castellón, pero este curso se encuentra de Erasmus en Grenoble (Francia). “Como muchos otros, contaba con ese dinero para mi estancia como Erasmus. Francia es un país con un nivel de vida mayor que el de España”, explica. Las familias con varios hijos estudiando también ven aumentada la carga económica tras este recorte con el que no contaban. “Mi hermana está realizando un máster en Madrid, cosa nada barata, por lo que somos dos hijas estudiando, comiendo y viviendo fuera de casa”, añade.

El recorte no sólo ha indignado a aquellos que ven mermada su capacidad económica durante este curso. Pedro José Mariblanca, estudiante de Historia en la Universidad de Granada y actualmente en Heidelberg (Alemania), pertenece al grupo que aún recibirá la ayuda, pero considera un golpe “muy duro” recortar una beca que “promueve el conocimiento de culturas y realidades totalmente distintas a la nuestra”. “Me fastidia que se lleven por delante la ilusión de miles de jóvenes que ante la inseguridad de no poder afrontar económicamente una situación así no vean factible continuar con su estancia erasmus”, agrega.

Mariblanca cree que la actitud del Ministerio, anunciando el recorte con el curso ya empezado es un ataque “por la espalda”. “Estamos constantemente presionados a firmar documentos, contratos de responsabilidad, remover cielo y tierra para conseguir hogar en el extranjero. Que te encuentres con que tu estancia en el país de destino y que tu futuro cercano están en peligro no es nada agradable. Si a eso le sumamos que no nos comunicamos igual que podríamos hacerlo en España, todo parece más complicado”, explica.

Protesta contra el recorte

Desde Cracovia hasta París, pasando por Frankfurt. Los estudiantes españoles en la UE comenzaron ayer mismo a coordinar protestas conjuntas para el día 15 de noviembre. “Vamos a montar asambleas antes para tratar de movilizar a la gente en España y que hagan más presión. Pensamos pedir solidaridad a los compañeros Erasmus de otros países y que todo esto aparezca en los medios”, explica Pablo Roa, estudiante extremeño de historia en Cracovia (Polonia). “Queremos que en Europa sepan cómo se las gasta nuestro gobierno. Hoy lo hablaba con mi compañero de piso alemán y se sorprendía mucho. Creo que es revelador”.

En otros lugares, como Alemania, los estudiantes se han dividido en regiones, y protestarán en ciudades como Frankfurt, Berlín, Hamburgo o Dusseldorf, frente a las embajadas españolas. “En Alemania estamos muchos españoles de Erasmus. El grupo en el que estoy va a organizar asambleas para informarnos en persona, preguntar a los amigos alemanes que tenemos para saber cómo podemos protestar, y estamos pensando en escribir un manifiesto para que la gente de aquí sepan de estos recortes”, explica Mariblanca. Los mismos patrones de organización y reivindicación se están dando en Italia o Francia.

PUBLICIDAD
Banner
Comentarios

2 respuestas a “Los Erasmus se sienten “estafados” tras el recorte y anuncian movilizaciones”

  1. Asombroso, delirante, desconcertante y ya rozando el terror a lo que puedan perpetrar de mayor daño y escarnio al Pueblo estos ignorantes.
    Parece que se complacen en hacer daño. Parece que aquel lema de política KESEJODAN no era un simple insulto a la masa asalariada que conforma el 80% de los españoles, sino que escondía toda la voluntad de acoso sin tregua a los ciudadanos.
    ¿No podían haber prevenido con tiempo a esos estudiantes que van a ir a cobrar su beca mensual y se van a encontrar un problema sin solución?
    Sadismo, señor Wert. Ustedes no son políticos, sino ángeles exterminadores.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

PUBLICIDAD
Banner