Los documentales prohibidos de la Transición (I)

Dos documentales que cuestionaron el relato oficial de la Transición fueron prohibidos y ocultados al gran público

La época de la “Transición Española” está siendo criticada en los últimos años como un proyecto que acumuló varios déficits que son en parte responsables de la situación actual. Independientemente del debate entre si “se hizo lo que se pudo” o no, estos documentales contribuyen a cuestionar el relato que se reproduce por televisión cada cierto tiempo, y especialmente el 23-F, según el cual los el rey y los políticos son (casi) los únicos protagonistas del proceso.

Esta serie de entradas pretende poner en relevancia materiales que dan voz al pueblo, que cuestionan el tan manido “consenso” y que muestran una ciudadanía activa en la lucha social y poco representada por las élites políticas del momento. La emisión de la mayoría de estos documentales fue prohibida en su momento (incluso una vez muerto el dictador), por lo que sólo se pudieron ver más adelante, en una época social diferente en la que pasaron inadvertidos. Sin embargo, hoy se vuelven imprescindibles para contextualizar las críticas actuales a la “Transición” y extraer mejores enseñanzas frente a la crisis actual.

En esta primera parte se enlazan dos documentales sobre los momentos previos e iniciales de la Transición, en los que gran parte de la población luchaba muy activamente y con ilusión por construir democracia a nivel local sin apoyo de las instituciones. Una ilusión quizá demasiado alta frente a lo que las élites de la época ofrecieron tras la muerte del dictador.

La ciudad es nuestra(1975) de Tino Calabuig y Miguel Ángel Cóndor describe las luchas de las asociaciones de vecinos en los últimos años del franquismo. A través de los testimonios directos de los implicados, se muestran las primeras resistencias los desalojos por especulación, los inicios de las conquistas en materia de servicios sociales e infraestructuras públicas, así como centros comunitarios y culturales autogestionados. Está rodada en los barrios madrileños de Orcasitas, El Pilar y el Pozo del tío Raimundo.


 

Votad, votad malditos! de Llorenç Soler es un documental experimental rodado en 1977 que refleja opiniones de la ciudadanía obrera en Barcelona ante los primeros comicios tras la muerte de Franco. A medio camino entre el documental y el reportaje, trata de mostrar la propaganda electoral como un producto comercial alejado de una ciudadanía que presentó unos niveles de abstención inesperados.

<

*Material recogido de las investigaciones realizadas por Germán Labrador (Princeton University) sobre la cultura en la Transición Española.

aportacion la marea

Jorge Gaupp-Berghausen

Comentarios

7 respuestas a “Los documentales prohibidos de la Transición (I)”

  1. » «Votad vota…» Se ha cancelado la cuenta de YouTube asociada a este vídeo debido a varias notificaciones de terceros de infracción de los derechos de copyright.»

    ¿ Adónde se puede encontrar este documental?

  2. ¿Qué transición, transición a qué?, lo que nos costó a muchos recibir «ídem»(muchos)palos,a otros años de cárcel y algunos hasta la vida, luchando por la libertad y la democracia. Ahora, el PP nos está haciendo volver a las catacumbas, perdiendo derechos a diario y solo piensan en más y más ajustes y recortes entre la clase más desfavorecida. Los herederos del franquisto están abusando del poder que tienen y todos juntos los tenemos que parar, si hace falta echándonos todos a la calle como en los años 70 previos a esa transición.

  3. De aquellos polvos estos lodos.
    La gente que vivimos la Transición estábamos pletóricos de entusiasmo creyendo que iba en serio la Transición y la Democracia. ¡Ilusos de nosotros!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.