lamarea.com

viernes 14 diciembre 2018

Internacional

La derecha venezolana y Capriles, en la escuela de Pinochet

Henrique Capriles es un alumno aventajado de esa derecha que aspira a tomar por asalto las reivindicaciones populares y convencer a un sector de las clases trabajadoras de ser sus representantes

<em>La derecha venezolana y Capriles, en la escuela de Pinochet</em>

Fue en los años sesenta del siglo pasado, en plena Guerra Gría, cuando la derecha latinoamericana cambió su estrategia política para enfrentar los proyectos de liberación nacional antiimperialistas y anticapitalistas. Ya no les bastaba comprar votos o acudir al fraude. Tales mecanismos se mostraban ineficaces ante una sociedad movilizada y participativa. El fraude electoral no era una buena salida, aunque sus huellas alcanzan nuestros días. México, Paraguay, Honduras, Haití, sin ir más lejos.

Los nuevos líderes de la derecha política, al menos en Chile, pusieron la vista en otro objetivo, deshacerse de los decimonónicos partidos liberales y conservadores. Se hacía imperioso crear nuevas organizaciones con capacidad de abrir brecha en los territorios patrimonio de la izquierda. Así volvieron la vista hacia la clase trabajadora, campesinos, estudiantes, amas de casa, pobladores y sectores medios profesionales. Uno de los primeros en ver esta necesidad, fue el chileno Jaime Guzmán, ideólogo del gremialismo, corriente crítica de la democracia representativa. Abogado, anticomunista, católico practicante, conservador devoto de Jose Antonio Primo de Rivera y Francisco Franco. El ha sido el maestro donde se ha visto reflejada la nueva derecha latinoamericana del siglo XXI. Sus enseñanzas llegan hasta la FAES y el PP en España.

Jaime Guzmán encabezó la lucha contra el gobierno de la Unidad Popular y su presidente Salvador Allende. Organizó el movimiento desestabilizador y dio los argumentos para legitimar la dinámica golpista. Sus dirigentes impulsaron las huelgas de estudiantes, el paro de comerciantes, camioneros y mineros. Siendo el impulsor de las primeras marchas de mujeres contra el gobierno de la Unidad Popular conocidas como “caceroladas” o manifestaciones de “ollas vacías”. Alma mater de la trama civil del golpe, fue asesor de Pinochet y la Junta Militar hasta su asesinato. Impulsor de la constitución de 1980, definió a Chile como una democracia autoritaria y protegida. Nunca le importó la violación de los derechos humanos y lo justificaba como un peaje para vencer la amenaza comunista.Sus propuestas eran realmente revolucionarias. Fue capaz de aunar voluntades para emprender la labor desestabilizadora. Desabastecimiento, sabotaje, mercado negro, campañas del miedo, huelgas, toma de universidades, etc.

De esta manera, la nueva derecha entendió que luchar contra los gobiernos democráticos, nacionales, antiimperialistas y socialistas, conlleva tomar por asalto las reivindicaciones populares y convencer a un sector de las clases trabajadoras de ser sus representantes. Es la manera más eficaz de traspasar la linea que divide izquierda y derecha. Hoy, tiene alumnos aventajados, entre ellos resalta el venezolano Henrique Capriles Radonski, heredero de esta escuela. Capriles cuenta para elaborar su estrategia golpista con Jovino Novoa, ex-subsecretario de interior de Pinochet, senador de la derecha chilena y discípulo aventajado de Jaime Guzmán. No es casualidad que hoy se oponga a la ley habilitante como ayer lo hiciera con la Constitución, fuera uno de los impulsores del golpe de Estado de abril de 2002 y no olvidemos articulador del proceso desestabilizador que se lleva a cabo desde su derrota electoral.

¿Sabes que 'La Marea' rechaza la publicidad sexista y la del Ibex35?

Un medio debe ser tan libre como coherente.

Protege nuestra independencia.

SuscríbeteHaz una donación

Etiquetas

Valora:

(Ninguna valoración todavía)
Cargando…
Marcos Roitman Rosenmann

Marcos Roitman Rosenmann

1 comentario

  1. María
    María 13/10/2013, 21:30

    Y mamá U.S.A. apoyando a sus queridos hijos

    Responder a este comentario

Escribir un comentario

No se publicará tu dirección de email.
Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

LM66 – Diciembre 2018

Cómprala 4 €

Última hora

Tus artículos

Quorum Global o cómo construir en común

"Las recetas aplicadas hasta ahora no han conseguido el giro de timón que necesitamos. Debemos aprender a escucharnos y a detectar temas, valores y actitudes colectivos", asegura el autor

Los socios/as escriben

¿Es tan sorprendente?

Reflexión tras las elecciones andaluzas: "Lo peor es que la izquierda no se plantea en profundidad los motivos de ese resurgir de la extrema derecha".