lamarea.com

lunes 19 noviembre 2018

Internacional

Los republicanos fuerzan la clausura parcial del gobierno de EEUU

El ala radical del partido conservador en la Cámara de Representantes, bajo control de ese partido, quiere postergar la aplicación de la reforma de salud de Barack Obama

01 octubre 2013
13:49
Compartir

DAVID BROOKS // En una espectacular exhibición de disfuncionalidad política nacional, los representantes del pueblo norteamericano—reprobados por la mayoría de éste— provocaron la clausura parcial del gobierno de Estados Unidos esta noche, al no aprobar el presupuesto federal.

Aunque aún no se ha descartado un acuerdo temporal en las próximas horas, que dejaría funcionando al gobierno durante unos días o semanas más, la tensión se ha intensificado en círculos políticos y financieros al aproximarse la primera clausura parcial del gobierno federal en 17 años. La oficina del presupuesto de la Casa Blanca emitió órdenes al filo de la medianoche de ayer a las agencias del gobierno federal para proceder a una “clausura ordenada”.

A partir de la medianoche buena parte del gobierno suspendió actividades, con 800.000 empleados federales “no esenciales” enviados a casa, mientras millones más tendrán que trabajar sin recibir sus salarios. Aunque el masivo aparato militar estará en gran parte exento (algunos civiles que trabajan en el sector serán afectados), así como el sistema postal, la Patrulla Fronteriza, controladores aéreos y otros servicios considerados “esenciales”, cerrarán edificios federales, los museos públicos, monumentos nacionales incluyendo la Estatua de la Libertad y el Monumento a Washington, parques nacionales y la mayoría de operaciones del Departamento de Educación, NASA y otras agencias.

La pugna sobre el presupuesto federal gira en torno a la demanda de un poderoso sector de republicanos en la Cámara de Representantes, la cual está bajo control de ese partido, de postergar la aplicación de la reforma de salud de Barack Obama, ya que según ellos aún no está lista para funcionar, mientras el Senado, bajo control demócrata, y la Casa Blanca rehúsan aceptar tal condición y acusan a los republicanos de extorsión al emplear el voto del presupuesto para promover sus políticas sobre otros asuntos.

Pero el objetivo real y poco oculto del ala conservadora radical, el llamado Tea Party, del Partido Republicano, es la anulación completa de la reforma de salud —la cual ya fue promulgada en ley hace tres años y refrendada por la reelección de Obama y por fallos de la Suprema Corte— y con ello la derrota política de Obama. Los republicanos han intentado 44 veces debilitar o anular la reforma en los últimos años, reportó CBS News.

En la tarde del lunes, el presidente Obama declaró que una clausura del gobierno tendría un efecto negativo sobre la recuperación económica y afirmó que nada de esto tiene que suceder, ya que “todo es prevenible si la cámara opta por hacer lo que el Senado ya hizo, y eso es el simple acto de financiar nuestro gobierno sin hacer demandas ajenas y controvertidas en el proceso”.

Luego alegó: “una facción de un partido en una de las cámaras, en una de las ramas del gobierno, no debe clausurar a todo el gobierno sólo para luchar una vez más los resultados de una elección. No deberían poder demandar un pago de rescate por cumplir con su trabajo”.

De hecho, ésta ya no es sólo una pugna política entre demócratas y republicanos, sino una batalla interna entre los republicanos. Los republicanos tradicionales de hecho rechazan la opción de provocar un cierre parcial del gobierno como arma, ya que los costos políticos podrían ser muy altos para el partido.

El veterano senador republicano John McCain advirtió que la pugna “ya no es percibida como una entre las posiciones de demócratas y republicanos, sino como un conflicto entre republicanos… Algo que sólo puede debilitar al partido”, y junto con otros senadores y políticos republicanos instó a sus colegas en la cámara baja a abandonar esta estrategia. El influyente representante republicano Peter King afirmó que romperá filas con su partido esta noche sobre el asunto, y acusó que el partido ha sido “secuestrado” por ultraconservadores como el senador Ted Cruz.

Esta facción aseguró que no negociará más sobre estos puntos, pero con o sin acuerdo de último momento, los republicanos amenazan continuar con esta disputa en el marco del próximo debate para elevar el techo de la deuda federal antes del 17 de octubre, algo que si no se logra tendrá efectos económicos más severos –incluso hasta detonar otra recesión– que la clausura del gobierno, advierten economistas.

En las últimas horas antes de que concluyera el año fiscal la medianoche de este lunes y con todo apuntando a una clausura parcial del gobierno federal, cada lado acusó al otro de no respetar la voluntad y los intereses del “pueblo”. Pero “el pueblo” desaprueba a todos los legisladores. Según un promedio de las encuestas más recientes, sólo 15 % del público aprueba al Congreso y 77% los desaprueba (en algunas, como la más reciente de CNN, sólo 10%, el porcentaje más bajo registrado por ese medio), continuando la tendencia de algunos de los niveles más bajos jamás vistos.

Con la clausura parcial del gobierno, el Congreso permanecerá abierto y los legisladores recibirán sus salarios.

[Artículo publicado originalmente en La Jornada]

¿Sabes que 'La Marea' rechaza la publicidad sexista y la del Ibex35?

Un medio debe ser tan libre como coherente.

Protege nuestra independencia.

SuscríbeteHaz una donación

La Jornada

La Jornada

0 comentarios

No hay comentarios

There are no comments at the moment, do you want to add one?

Escribir un comentario

Escribir un comentario

No se publicará tu dirección de email.
Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

LM65 – Noviembre 2018

Cómprala 4 €

Última hora

Tus artículos

Quorum Global o cómo construir en común

"Las recetas aplicadas hasta ahora no han conseguido el giro de timón que necesitamos. Debemos aprender a escucharnos y a detectar temas, valores y actitudes colectivos", asegura el autor

Los socios/as escriben

“Próximo año en España”, desde Berlín

La asamblea de Izquierda Unida en Berlín organiza un tour para recordar a los brigadistas y exiliados de la guerra civil española.