La Venezuela bolivariana enfrenta una peligrosa campaña de desestabilización

El objetivo de la oposición es crear un clima de caos que permita a la vez ganar las próximas elecciones municipales, así como deformar la imagen externa del país.

JEAN ORTIZ // Una vasta campaña de desestabilización económica y política se ha puesto en marcha en Venezuela, muy similar a la experimentada en el Chile de Salvador Allende: sabotajes eléctricos, económicos, violencia callejera, organización de escasez de productos básicos, de una especulación sin cuartel…

El objetivo de la oposición es crear un clima de caos que permita a la vez ganar las próximas elecciones municipales, y deformar la imagen externa de un país que se convertiría en “peligroso”, “inseguro”, “liberticida”.

El gran partido de oposición: Fedecamaras, el equivalente al MEDEF, flanqueado por la derecha, por la extrema derecha y por los tres partidos afiliados a la Internacional Socialista, están unidos en esta estrategia para suscitar en último término, si es necesaria, una intervención de los EEUU, no necesariamente militar.

El otro eje de esta extrategia “a la chilena” es la eliminación física del nuevo presidente Nicolás Maduro, que ha adquirido un peso y una dimensión que inquietan al “imperio”. Washington y sus países satélite consideraban que este “vulgar conductor de autobús”, este “sindicalista de base” sería incapaz de tomar el relevo de Chávez.

Es verdad que el reto era y sigue siendo enorme, pero Nicolás Maduro ha resultado ser competente, lúcido, enégico e innovador. Ha establecido “el gobierno de la calle” y su ataque eficaz a la inseguridad, la corrupción… Él es, por tanto, el hombre a abatir para liquidar la revolución.

El asunto del AIRBUS 319 CJ, comprado en 2002 a la empresa Airbus, es muy preocupante. El avión presidencial ha permanecido recientemente cinco meses en Francia para una revisión. Volvió a Venezuela con una fuga de combustible y “un problema en un ala”.

Estas anomalías (¿sabotajes?) fueron detectadas por la Seguridad y los técnicos venezolanos. Un portavoz de Airbus ha respondido a Caracas que el avión había sido revisado efectivamente en Francia pero que Airbus “no se ocupa del mantenimiento”. ¿Entonces que? Una respuesta poco satisfactoria….

Todo el mundo conoce la competencia del personal de Airbus y su nivel de exigencia. ¿Qué ha pasado entonces? La dirección de Airbus debe explicar los hechos de manera transparente. Si no, podría verse acusada de complicidad de sabotaje y de tentativa de homicidio sobre la persona del presidente venezolano, y se encontraría en problemas.

Este nuevo asunto del avion presidencial venezolano, después de aquel del avión del presidente boliviano Evo Morales, debe suscitar una solidaridad redoblada de los demócratas franceses con esos países y esos pueblos ocupados en la construcción, en un marco democrático, pluralista y pacífico de un “socialismo de hoy”.

[Artículo publicado originalmente en L’Humanité]

L'Humanité

PUBLICIDAD
Banner
Comentarios

7 respuestas a “La Venezuela bolivariana enfrenta una peligrosa campaña de desestabilización”

  1. El problema de algunos que se consideran de izquierdas es que se instalan en la demagogia y ahí se quedan.Soy de izquierads y no tengo empacho en afear al gobierno de Venezuela lo que hay que afearle. Han logrado cosas (sobre todo teniendo en cuenta de donde se partia, es decir, de la miseria) pero hace ya mucho que viven de las “rentas ideológicas y de la porpaganda”. El caos de Venezuela es futo principalemnte de la incompetencia del gobierno de Chavez y de Maduro.

  2. Joseph Stigliz, Nobel de Economía, vaticinó que intentarían asesinar a Chávez por el tema del petróleo venezolano que querían los yankis.
    No lo consiguieron. Al menos no violentamente.
    Seguro que, como es propio de derechas y neoliberales, están llevando a cabo una guerra fría y sucia para ver si pueden con Maduro.
    Lo que sí escandaliza que haya tambien implicados en ello 3 partidos afiliados a la Internacional Socialista.
    Así que no sólo aquí los socialistas han sido traidores al pueblo. Y tambien a sí mismos si es que eran socialistas.

  3. Venezuela produce menos alimentos y manufacturas que antes de la llegada de Chávez, con graves problemas de suministro eléctrico y menor producción petrolera y con la práctica mayoría de las empresas productoras de los sectores principales nacionalizadas.

    ¿Desestabilización? NO. Lo único que hay es la inutilidad del Gobierno de Maduro que busca el enemigo extranjero para evitar reconocer lo inútil que es

    • No no sé si se produce más o menos, o si hay más problemas con la electricidad. Lo que sí sé es que antes de que Chávez ganara las elecciones había cuatro millones de venezolanos sin cédula de identidad. Estoy convencido, Andrés, que sabrás lo que eso significa: imagina tu vida sin cédula de identidad (y en tu propio país), ¿qué sería? … yo te lo digo: nada. Un ser prescindible.

      Despreciar todo lo que han hecho los gobiernos bolivarianos en materia social es lo más patético de la oposición a los bolivarianos.

    • ¿Quién ha dicho que vaya a caer? Y no se especula solo con papel higiénico…. Maduro ni Chávez son de mi devoción por sus formas, pero antes ellos que Capriles. Es una pena que Venezolanos simpatizantes de Capriles no vean lo que pasa en Europa.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

PUBLICIDAD
Banner