lamarea.com

miércoles 14 noviembre 2018

Sociedad

España, a la cola de la UE en presencia de la escuela pública

Una de las razones de la pobre presencia de la enseñanza estatal es la fuerte implantación del modelo concertado, que en España llega al 24’6%

26 septiembre 2013
11:59
Compartir

Una de las principales razones en las que se basa el ministro de Educación, José Ignacio Wert, para emprender su reforma educativa, es la necesidad de igualar las tasas de abandono escolar temprano -muy altas en España- con las de la media de la UE. Para ello, la Lomce plantea un paquete de medidas que incluirá la capacidad de ceder suelo público a la escuela privada, es decir, un nuevo estímulo para que este sector se ensanche aún más, mientras los recortes en educación no cesan.

La presencia de la escuela estatal en España es de las más bajas de la UE -un 68’1% de alumnos va a centros públicos en los niveles de primaria y secundaria-, sólo por encima de Malta (67%) y Bélgica (42’5%). Muy lejos queda la media de la UE, que se sitúa en el 84’2%, y aún más lejos de países como Alemania (92’5%), Italia (91’9%) o Finlandia (91%). Estos datos pertenecen al Informe 2013 sobre el estado del sistema educativo, que fue aprobado este martes por el Consejo Escolar del Estado y se hará público próximamente.

Una de las razones de la pobre presencia de la enseñanza pública es la fuerte implantación del modelo concertado, que en España llega al 24’6%. En Alemania, por ejemplo, sólo el 7’5% de alumnos va a centros privados sostenidos con fondos públicos. El caso más sangrante es Bélgica, que tiene un 57’5% de alumnos en centros de este tipo.

Euskadi y Madrid, a la cabeza de la enseñanza privada

Por comunidades, Euskadi (con un 48’2%) y la Comunidad de Madrid (45’5%) se llevan la palma en cuanto a penetración de la escuela privada, ya sea independiente o sostenida con fondos públicos. Ésta última región presenta el porcentaje más elevado de enseñanza privada independiente (16’1%).

El Gobierno madrileño (PP) ha llevado a cabo, desde su llegada al poder en la Comunidad de Madrid, una serie de políticas que tienden a favorecer a la escuela concertada. Además de los recortes a la escuela pública, la Consejería de Educación cede suelo público, desgrava impuestos, rebaja pagos a la administración a las entidades privadas que gestionan escuelas sostenidas con fondos estatales, entre otras medidas.

El resultado de estas políticas es que la capital madrileña sólo cuenta con un 37’6% de alumnos matriculados en centros públicos, tal y como reflejó un estudio de CCOO hace unos meses, una cifra seguida de cerca por Valencia, gobernada también por el PP, en que la red concertada y privada ocupa ya un 55% de los centros.

Eduardo Muriel es periodista de La Marea – Contacto: emuriel@lamarea.com

¿Sabes que 'La Marea' rechaza la publicidad sexista y la del Ibex35?

Un medio debe ser tan libre como coherente.

Protege nuestra independencia.

SuscríbeteHaz una donación

Eduardo Muriel

Eduardo Muriel

1 comentario

  1. gatopeich
    gatopeich 30/09/2013, 18:10

    Interesante artículo.

    Me gustaría aclarar que lo que en Irlanda, donde vivo y soy padre, se clasifica como “público” es más bien “concertado”, ya que el 98% de los centros se trata de colegios gestionados por la Iglesia y subvencionados por el estado más aportaciones de los padres. El resto son cooperativas “Educate Together”, con un esquema similar de gastos, aunque no hacen rezar a los niños dos veces al día.

    Responder a este comentario

Escribir un comentario

No se publicará tu dirección de email.
Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

LM65 – Noviembre 2018

Cómprala 4 €

Última hora

Tus artículos

Quorum Global o cómo construir en común

"Las recetas aplicadas hasta ahora no han conseguido el giro de timón que necesitamos. Debemos aprender a escucharnos y a detectar temas, valores y actitudes colectivos", asegura el autor

Los socios/as escriben

Nicaragua: La corrupción de lo mejor

"Durante estos años en España se hablaba muy poco de Nicaragua. Sólo llegaban el color de las banderas rojinegras y el discurso revolucionario de Ortega".