lamarea.com

martes 17 julio 2018

Tus artículos

El fascismo existe (y el antifascismo también)

Bastante a menudo, la prensa habla de la amenaza fascista en Grecia —tildando, sin complejos, a Amanecer Dorado de neonazi— o del Frente Nacional francés, aunque aquí suele utilizar eufemismos

31 julio 2013
18:52
Compartir

Bastante a menudo, la prensa habla de la amenaza fascista en Grecia —tildando, sin complejos, a Amanecer Dorado de neonazi— o del Frente Nacional francés, aunque aquí suele utilizar eufemismos como “extrema derecha”. En cambio, parece que el fascismo actual en el Estado español levanta poco interés, y el antifascismo, aún menos.

Sin embargo, por debajo del radar de la prensa madrileña, lejos del Congreso e incluso de la Puerta del Sol, recientemente han sucedido hechos importantes referentes al fascismo y, aún más interesante, al antifascismo.

Hablemos primero de Catalunya. Algunos habrán oído hablar de Plataforma per Catalunya, dirigido por el histórico franquista, Josep Anglada. Su partido es, por ahora, la segunda fuerza municipal en su Vic natal, y a veces se refiere a esta ciudad como a “un feudo de PxC”. Sorprenderá, entonces, el hecho de que el Ayuntamiento de Vic acabe de decidir “denunciar las actividades racistas y xenófobas de Plataforma per Catalunya (PxC) en la ciudad de Vic y hacer propuestas para mejorar la cohesión social”. Todos los partidos democráticos de la ciudad respaldan la decisión.

Las tensiones en el consistorio entorno a la aprobación de la moción —PxC caldeó el ambiente, trayendo desde fuera de Vic a una quincena de nazis vestidos al estilo de Amanecer Dorado— atrajeron alguna atención mediática, pero lo demás, ninguna.

La segunda ciudad que suele sufrir el sobrenombre de “feudo de PxC” es El Vendrell; igual que en Vic, aquí los fascistas trajeados tienen cinco concejales. Pues en El Vendrell, se celebró hace unos días una manifestación en la que un millar de personas muy diversas demostraron su rechazo al fascismo y racismo de PxC. Una rueda de prensa anterior contó con la participación de diputados/as de todo el arco parlamentario progresista, así como de destacados activistas de los movimientos sociales.

Muestras de unidad de este tipo son incomprensibles en Madrid; esto debe explicar el silencio mediático.

¿A qué se deben estas movilizaciones tan amplias y plurales? En gran parte, a un movimiento catalán que lleva casi tres años de existencia: Unitat Contra el Feixisme i el Racisme (UCFR). Esta plataforma unitaria abarca más de 350 entidades, desde el conjunto de partidos progresistas, sindicatos y movimiento vecinal, hasta colectivos radicales y collas castelleres. A diferencia del antifascismo clásico, cualquiera que quiera trabajar de manera unitaria contra el fascismo tiene cabida en UCFR; ésta no se posiciona sobre la cuestión nacional, sobre el (anti)capitalismo… ni tan siquiera sobre las leyes respecto a la inmigración. Eso sí, denuncia los abusos racistas y, sobre todo, denuncia a los grupos fascistas.

Desde la creación de UCFR, se ha logrado lo impensable: en Catalunya el voto a los fascistas ha bajado; del 2,4% en las autonómicas de 2010 al 1,6% en los comicios del noviembre pasado. UCFR ha repartido cientos de miles de octavillas que dicen, básicamente, “PxC son fascistas, no los votes”. Las burlas con las que Anglada recibió la creación de UCFR pasaron rápidamente a insultos, acusaciones, e incluso a denuncias legales (hace poco un activista de UCFR en El Vendrell fue llevado ante los tribunales por PxC, por haberlos tildado de fascistas y racistas; la denuncia fracasó).

Pero nada de esto merece la atención de la prensa.

Entre los movimientos sociales, sin embargo, alguna gente sí empieza a hacer caso. Hace pocas semanas en Sevilla, se presentó Unidad Contra el Fascismo y el Racismo de Andalucía (UCFRA) ante unas 70 personas de diferentes organizaciones políticas, sociales y sindicales. A la prensa este acto tampoco le interesó, pero sí a cierto grupo fascista, disfrazado de movimiento estudiantil, que tuiteó amenazas en su contra (también tuitearon para negar que son fascistas). Otro peligro fascista  en Sevilla, más disfrazado, es el “Partido por la Libertad”, inspirado por el propio Josep Anglada y liderado por otro fascista conocido. UCFRA surge con la misma visión unitaria que UCFR en Catalunya, y con el objetivo de desenmascarar a estos grupos por lo que son, para así evitar que se arraiguen en la capital andaluza.

La prensa suele tener una actitud bipolar ante los fascistas: o los ignora, esperando que así desaparecerán, o bien los trata como a una opción política más, y les da publicidad gratis. La existencia de este antifascismo amplio y unitario, dedicado a desvelar mediante propaganda y actividades lo que se esconde tras las máscaras, permite a la prensa tratar el tema sin hacer de altavoces xenófobos. Y podrían hablar directamente de estas iniciativas unitarias contra la extrema derecha.

Así podrían dejar de afirmar que el auge de los fascistas es “imparable”. El antifascismo unitario está en marcha en Gran Bretaña desde hace años, donde han frenado a la extrema derecha una vez tras otra. Existe en Grecia, y le está complicando mucho la vida a los nazis en ese país.

Pero, claro, todo esto ocurre muy lejos de las redacciones madrileñas. Se me ocurren dos soluciones, ambas positivas. Por un lado, la prensa podría prestar más atención a estos temas. Por otro, los movimientos sociales de Madrid podrían iniciar un movimiento amplio y unitario capaz de frenar al fascismo. La necesidad existe, sólo hace falta la voluntad de unir esfuerzos, más allá y por encima de las siglas y programas de cada uno. Se ha demostrado que funciona. Aunque esto no lo sabrías nunca por la prensa.

David Karvala es activista de Unitat Contra el Feixisme i el Racisme. Catalunya

¿Sabes que 'La Marea' rechaza la publicidad sexista y la del Ibex35?

Un medio debe ser tan libre como coherente.

Protege nuestra independencia.

SuscríbeteHaz una donación

David Karvala

David Karvala

6 comentarios

  1. antoni
    antoni 03/08/2013, 10:37

    Perdón! No es fascista el segundo comentario, sino el segundo comentarista: “antiantifa”

    Responder a este comentario
  2. antoni
    antoni 03/08/2013, 10:34

    Ànim ucfr! Pediré a mis colegas qe se adhieran. Abajo el fascismo, sea ultracapitalista o “anticapitalista”! (como el del segundo comentario)

    Responder a este comentario
  3. David Karvala
    David Karvala 02/08/2013, 11:51

    Por cierto, “antiantifa” es una bandera de los nazis.

    Responder a este comentario
  4. David Karvala
    David Karvala 02/08/2013, 11:49

    Es como decir, “un paraguas está muy bien contra la lluvia, pero no me protege contra los mosquitos, ni me quita el hambre.” Pues claro, es un paraguas.
    El movimiento unitario contra el fascismo no es una navaja suiza; es una herramienta para una cosa específica. Se puede decir lo mismo de la PAH; defiende muy bien la gente amenazada con desalojo por impago de la hipoteca, pero no acaba con el capitalismo financiero. Estas buenas soluciones parciales y puntuales, y luchas concretas, no quitan la necesidad de otras luchas y otros movimientos de largo plazo, pero son necesarias.

    Responder a este comentario
  5. Antiantifa
    Antiantifa 02/08/2013, 01:19

    La prueba evidente de que el Antifascismo ha pasado a convertirse en una opcion del Sistema para protegerlo y defenderlo.
    No lucha Contra el Capital ni la Usura ni la dictadura del Dinero y de los Mercados.. su Unica preocupacion es proteger el Cortijo de los Politicos,que PPSOE,iU,ERC,BNG etc sigan repartiendo el Poder
    Poco deben importar el Racismo o la Xenofobia cuando es ESTE Sistema Internacionalista de Libre Mercado Sin fronteras y “No otro” el que provoca el Odio y el conflicto..
    Todo este Odio lo provoca la Injusticia Social y No PxC o cualquier otro partido odentitario.
    El Antifa se ha convertido en la Respuesta Ilegal del Sistema donde Policias y Jueces No llegan para Reprimir,detener o condenar.
    El Antifa No quiere Cambiar el Mundo sino mantener un Sistema de esclavitud de Mano de Obra extranjera,de Multiculturalismo sometido al Poder de Gobiernos Globalizados que han acabado con las fronteras y los Estados Soberanos.

    Responder a este comentario
  6. parado
    parado 01/08/2013, 21:00

    ¿plataformas unitarias para condenar el racismo y nada más? Si tenemos en cuenta la escuela que tenemos defensora de un Estado-nación o en la que se inculca tener un Estado porque somos nación, pues tenemos xenofobia y racismo, más si tenemos en cuenta el papel asignado a los países meridionales de la UE como fortalezas frente a la inmigración, crisis económica y manipulación mediática.
    Es positivo que baje el espectro electoral de PxC bueno tal vez, sino los votos se los llevará el PP catalán u otros grupos que hacen de hermano menor de los neofranquistas.
    Vamos que a la mal derecha llamada democrática, le viene que ni pintado que exista un grupo fascista o de ultraderecha, e incluso a la socialdemocracia para que todo el tinglado se mantenga.
    Curiosa noticia, pues hoy mismo he leído con una serie de organizaciones en Grecia han realizado un mapa interactivo donde señalan los ataques racistas y critican la política de Nueva Democracia de que dice que acabará con estos ataques cuando luego confía a la policía, cuyo 50% ha votado a Amanecer Dorado, ciertas políticas de control de inmigración, motivo por el cual mucha gente vota a este partido con grandes alianzas con el poder político y económico de la oligarquía griega, y que a Europa, le interesa sino las muestras europeistas contra los gitanos y los inmigrantes en general, que han quedado fuera de la salud universal entre otras cosas.
    Para evitar la xenofobia y el racismo, no bastan plataformas unitarias de denuncia, sino medidas contundentes políticas e ideológicas en varios ámbitos, desde la escuela hasta en la calle, como hace el antifascismo griego contrarrestando con contra-manifestaciones y creando grupos de defensa con los inmigrantes en las calles de Atenas por ejemplo, donde se ve claramente en multitud de vídeos en Internet, la connivencia entre la policía, con los nazis griegos.
    No es solo una cuestión electoral, sino evitar que se apropien de las calles y los barrios como hicieron los nazis y los fascistas en los años 30, y eso lo quieren hacer ahora con la connivencia del Estado y sus cuerpos de ¿seguridad?

    Responder a este comentario

Escribir un comentario

No se publicará tu dirección de email.
Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

LM62 – Julio/Agosto 2018

Cómprala 4 €

Última hora

Tus artículos

El circo de la miseria

Jon Baldwin reflexiona sobre los medios de comunicación de masas en el caso de los seiscientos inmigrantes que llegaron a bordo del Aquarius: "estos seiscientos son los primeros seiscientos, que yo recuerde, convertidos en atracción de circo, en carnaza mediática".

Los socios/as escriben

A quienes están por venir: ¡salud y revolución! (y 7)

En la séptima y última entrega de su serie de ficción, Álex Gaita nos trae unos extractos del Cuaderno de Información y Logística del colectivo Shevek de preparación para el Servicio Exterior.

Ya tenemos anarquismo, ¿cómo repartimos los cuidados? (6)

En la sexta y penúltima entrega de su serie de ficción, Álex Gaita nos trae unos extractos del Cuaderno de Convivencia de la biblioteca y centro social Emma Goldman, en Nuevo Tecpatán.