lamarea.com

martes 25 septiembre 2018

Internacional

La plaga del hambre no abandona el Sahel

Las crisis alimentarias son un problema recurrente en esta región de África, agudizado por la inestabilidad politica y el cambio climático

11 julio 2013
13:07
Compartir
La plaga del hambre no abandona el Sahel
Una agricultora mauritana. Pablo Tosco/ Intermón Oxfam

MADRID// Hace algo más de un año desde que se declaró el fin de la hambruna en el Sahel, que pudo ser atajada a tiempo gracias a una intensa campaña por parte de las ONG que trabajan en la zona y la respuesta solidaria tanto de los gobiernos donantes como de los particulares. Sin embargo, los habitantes, tanto de esa zona como del Cuerno de África, siguen siendo víctimas de crisis alimentarias recurrentes.

“Es un problema estructural agudizado por el cambio climático“, explica la responsable del Magreb y África Occidental de Intermón Oxfam, Rosa Sala. “Sufren ciclos alternos de sequías e inundaciones que cada vez son más frecuentes. Antes se producían cada ocho años, mientras que las dos últimas grandes sequías se produjeron en 2010 y 2012“.

El Sahel es una zona cuya supervivencia depende tanto de la agricultura como de la ganadería. Durante 2012 la temporada de lluvias –de junio a octubre- fue bastante buena, lo que permitió que la cosecha fuera abundante. Sin embargo, en 2013 ha comenzado con un mes de retraso y, de no enmendarse, 2014 podría llegar a ser otro año especialmente complicado.

En Burkina Faso, por ejemplo, los campesinos han tenido que volver a comprar semillas para resembrar ya que, debido a la escasez de lluvia en junio, se perdió lo sembrado en mayo. “Hay familias que no pueden permitirse el lujo de volver a comprar semillas y, en muchos otros casos, las que pueden pagar son de mala calidad lo que dará como resultado una cosecha más escasa“, cuenta Sala. “Aunque comience a llover en julio, ya sabemos que 2014 va a ser un año muy complicado para los habitantes de este país“.

Según se explica en un informe elaborado de manera conjunta por todas las ONG que trabajan en el Sahel, está previsto que para 2030 la población de África Occidental se duplique hasta alcanzar los 500 millones. Más personas para repartir una exigua cosecha que puede elevar considerablemente el precio de las semillas y del producto final. Estos precios también pueden verse modificados al alza en un año de malas cosechas, aunque hay otros factores que pueden contribuir a su incremento.

Rosa Sala cuenta que “la especulación en los mercados financieros de ámbito mundial tienen un efecto indirecto pero tangible. Aunque los motivos más directos son los conflictos propios de la zona”. Por ejemplo, la guerra de Malí o el terrorismo en Nigeria, que cortan las vías de comunicación y dificultan el comercio, por lo que la escasez de alimentos en el lugar de destino también eleva los precios. “Además, hay que tener en cuenta el precio de la gasolina. Si se encarece el transporte, el precio del grano también será más elevado“.

Ganaderos y mujeres

Según el informe elaborado para evaluar el estado del Sahel, otro de los grandes problemas de la zona tiene que ver con la falta de atención que se les presta a los ganaderos. A pesar de ser una vía de supervivencia importante del subsector agrícola, apenas recibe una parte marginal del presupuesto que se le dedica a este sector. En Níger, por ejemplo, la ganadería representa casi el 22% de las exportaciones y, junto con la cosecha de alimentos, es el que más contribuye a la reducción de la pobreza en este país. Sin embargo, el presupuesto que se le destina desde el Gobierno de este país apenas superó un 2,3% en 2006 y cayó al 1,7% en 2009.

Otra de las grandes trabas para paliar la pobreza de la zona tiene que ver con la falta absoluta de protagonismo que tienen las mujeres en esta zona. Generan el 80% de la producción de alimentos, pero solamente el 10% de ellas tiene acceso al crédito y el 8% posee terrenos para cosechar. “Existe la creencia generalizada de que las mujeres no son de fiar, cuando los datos demuestran que son ellas quienes devuelven los créditos con mayor asiduidad“, se lamenta Sala. “Hemos calculado que, si pudieran acceder a terrenos y créditos en las mismas condiciones que los hombres, la producción se incrementaría en un 30% y más de un millón de personas dejarían de pasar hambre.

Inversiones de calidad

Según Rosa Sala “no sirve de nada quejarse únicamente en los años de crisis agudas. Los gobiernos regionales, apoyados por las subvenciones de los donantes del norte, tienen que llevar a cabo un cambio de orientación en sus políticas agrícolas para que el Sahel pase de tener una economía dependiente a una autónoma“.

El hecho de invertir de manera constante en un modelo estructural que ayude a sacar la economía del Sahel adelante, no sólo contribuye a mejorar la vida de la gente sino que, para los gobiernos donantes, es mucho más barato. En Níger, epicentro de la crisis alimentaria de África Occidental, se invirtió el 30% más de dinero para paliar las crisis de 2010 y 2012 que el total de lo destinado al sector rural entre 2007 y 2010.

Para ello, concluye el informe, es necesario que dejen de efectuarse grandes inversiones en agricultura orientadas a la exportación, que beneficia a las empresas que se dedican a ello, pero no termina con el hambre de la gente. Estas inversiones se realizan por intereses políticos, y únicamente enriquecen a los latifundistas y grandes propietarios de ganado. Sin embargo, “la economía local, los agricultores y ganaderos locales, producen el 85% de lo que se consume. Una verdadera democracia debería anteponer las necesidades de la población al beneficio de unos pocos“, dice Sala.

¿Sabes que 'La Marea' rechaza la publicidad sexista y la del Ibex35?

Un medio debe ser tan libre como coherente.

Protege nuestra independencia.

SuscríbeteHaz una donación

Maria Cappa

Maria Cappa

1 comentario

  1. Flanagan
    Flanagan 11/07/2013, 18:07

    ***La plaga del hambre no abandona el Sahel***
    ——————
    Aquí la cofradía Pepé tampoco nos abandona y va a terminar dejando la superficie del Estado Español con mas desolación que cualquier *desierto remoto y montañas lejanas* de aquellas que evocaba Asnar.

    Hoy han decidido en la cofradía del bajo palio franquista; organización Pepé, enmudecer el Parlamento del Pueblo Español para que su pusilánime chamán no tenga que dar explicaciones de sobres recibidos e impagos a Hacienda ante el Juez.

    Se han creído que la mayoría absoluta va mas allá de la política y que el poder que les ha conferido el Pueblo para gobernar, ha sido una cesión incondicional, una transacción especulativa.

    Las *cosas importantes* de las que se va a hablar ahora serán las fiestas del pulpo gallego y los asados al aire libre en Lalín al son de gaitas y muñeiras.

    Posiblemente veamos mas fotografías del chamán paseando en el barco Moropa mientras mira a la cámara con ese aire de estar pensando: ¡Que se jodan!

    Responder a este comentario

Escribir un comentario

No se publicará tu dirección de email.
Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

LM63 – Septiembre 2018

Cómprala 4 €

Última hora

Tus artículos

10 años después de la crisis financiera: nuestros ‘dirigentes’ nos han fallado, el futuro depende de nosotros 

"El 15 de septiembre se cumplirán 10 años desde que la quiebra de Lehman Brothers abrió una caja de Pandora", afirman.

Los socios/as escriben

Nicaragua: La corrupción de lo mejor

"Durante estos años en España se hablaba muy poco de Nicaragua. Sólo llegaban el color de las banderas rojinegras y el discurso revolucionario de Ortega".