La Generalitat Valenciana pretende desalojar a una familia con dos menores enfermos

Ocho días. Es el plazo que, desde el IVVSA (Instituto Valenciano de la Vivienda), han otorgado a Gloria y Javier para que abandonen su casa, en los bloques portuarios del Cabanyal. El matrimonio ocupa este inmueble desde hace cuatro años. En este tiempo han intentado, sin éxito, negociar un alquiler solidario con la Generalitat Valenciana, titular del IVVSA.

De llevarse a cabo el desahucio, previsto para el jueves 13 de junio, la familia se vería en una situación de extrema gravedad social: sin alternativa habitacional ni subsidios ni trabajo. Y con tres menores, dos de ellos enfermos. Por un lado Eloy, de 12 años, con asma crónico desde que nació. “Debe tener condiciones de salubridad y llevar la medicación pertinente de forma seguida”, detalla su informe médico.

Y, en segundo lugar, Isaac, de 17 años. Su caso es más delicado. Hace una semana abandonó la Unidad de Psiquiatría del hospital La Fe tras un mes ingresado por un “cuadro psicótico agudo”. Los médicos que lo tratan explican que, en caso de verse en la calle, las consecuencias para su salud “serían imprevisibles”.

aportacion la marea

Sergi Tarín

PUBLICIDAD
Banner
Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

PUBLICIDAD
Banner