lamarea.com

miércoles 21 febrero 2018

Sociedad

Un año después de expulsarles, España busca a cinco argelinos que denunciaron agresiones de la policía

Los abogados presentarán un escrito para que puedan comparecer ante el juzgado por videoconferencia

07 marzo 2013
15:54
Compartir

VALENCIA// Hace casi un año varios internos del Centro de Internamiento de Extranjeros (CIE) de Zapadores en Valencia denunciaron malos tratos y golpes por parte de la policía. En su momento, declararon ante la justicia. Pero hoy, casi un año después, les ha convocado para volver a declarar el 19 de abril. El problema es que los denunciantes están en Argelia, donde fueron expulsados pocos días después de poner la denuncia.

Los cinco chicos -tres de ellos afirmaron que eran menores- habían llegado en una patera con diez personas más a las costas de Almería el 8 de abril de 2012, tras jugarse la vida en una travesía de 20 horas.

Ahora, el juzgado número 4 de Valencia les ha citado para que ratifiquen las denuncias que realizaron en su momento y donde los cinco denunciantes coincidieron en la descripción del agente agresor y en la narración de los hechos. En aquel momento, el juez consideró que las lesiones eran de “poca entidad” y rechazó el habeas corpus por lo que los argelinos fueron expulsados. La investigación siguió su curso.

Pese a que el equipo jurídico de la campaña CIEs No pidió la suspensión de la expulsión ya que el hecho de que no estuviesen en España “ocasionaría la impunidad evidente de los hechos, la falta de castigo en su caso del presunto agresor y la violación de derechos constitucionales y procesales”.

Ester Izquierdo, miembro de la comisión jurídica de la campaña CIEs No, reclamó que a través del consulado español en Argelia “se les localice, declaren por videoconferencia y se les empiece a tomar declaración a los policías”. “Que se continúe investigando”, sentenció.

Relato de los hechos

En su primera declaración, los denunciantes afirmaron que la noche del 28 al 29 de abril, mientras permanecían en sus celdas, dos agentes de la policía entraron a registrar con el pretexto de que olía a humo porque estaban fumando. Salieron sin encontrar nada, pero a los pocos minutos, según consta en su declaración ante el juzgado de guardia, uno de los agentes -de complexión fuerte- volvió y arremetió de inmediato contra ellos. El policía les golpeó repetidamente con su porra, infligiéndoles contusiones de hasta 15 centímetros en la cara, el cuello, el torso y los brazos, según su denuncia.

A continuación, se les citó a declarar y se ordenó abrir una investigación para determinar responsabilidades penales. Los argelinos denunciaron que, al día siguiente, y como represalia, les impidieron beber agua en la comida, no les facilitaron jabón y les obligaron a permanecer encerrados durante muchas horas, sin facilitarles la medicación que paliara el dolor provocado por las lesiones. A los pocos días fueron expulsados.

¿Sabes que 'La Marea' rechaza la publicidad sexista y la del Ibex35?

Un medio debe ser tan libre como coherente.

Protege nuestra independencia.

SuscríbeteHaz una donación

Toni Martínez

Toni Martínez

1 comentario

  1. Antonio
    Antonio 07/03/2013, 20:42

    Algo común en esta dictadura, los testigos del asesinato de migrantes con una lancha este invierno, también van a ser expulsados

    Responder a este comentario

Escribir un comentario

No se publicará tu dirección de email.
Los campos obligatorios están marcados con *

LM57 – Febrero 2018

Última hora

Tus artículos

‘Homo Lubitz’, de Ricardo Menéndez Salmón

Reseña de la última novela de Menéndez Salmón, una obra que "nos adentra en un mundo donde se ejerce una nueva dimensión de lo atroz, esa dimensión no representable ni imaginable y que, al mismo tiempo, nos muestra una visión de futuro de nuestra especie", según Portela.

Los socios/as escriben

“La desigualdad es más profunda que el tema salarial si la llevamos a la desigualdad de género y la de clase”

La escritora y directora Irene Hernanz reconoce también su admiración por el bilingüismo en Cataluña.

Año nuevo… Seguimos como siempre

"¿Vamos a seguir un año más diciendo prácticamente lo mismo, repitiendo el discurso que está llevando a un progresivo declive del impulso transformador de la sociedad?".