lamarea.com

domingo 20 mayo 2018

Sociedad

El día que febrero fue primavera en Valencia

Hoy, 15 de febrero, se cumple un año de las protestas de los estudiantes de la ‘primavera valenciana’, que acabaron con cargas policiales a menores por el centro de la ciudad.

15 febrero 2013
07:00
Compartir
El día que febrero fue primavera en Valencia
Se cumple un año de la primavera valenciana. GERMAN CABALLERO

VALENCIA // Miércoles 15 de febrero de 2012. Un grupo de escolares del Instituto Lluís Vives de Valencia cortan el tráfico de una de las arterias principales de la ciudad. Son cerca de las 15.00 horas y, como cada día desde hace varios, protestan así contra los impagos del Consell que preside Alberto Fabra. La idea es cortar el tráfico durante 5 ó 10 minutos y volver a clase. Pero ese día la policía no está dispuesta a permitirlo.

Efectivos de la policía nacional intervienen para quitar a los niños y jóvenes de la calzada. Las imágenes son tremendas, mochilas por el suelo, escolares agarrados a las piernas de policías de más de un metro ochenta y un menor detenido. Acaba de encenderse la mecha de un movimiento que pronto se denominó como primavera valenciana.

Hoy se cumple un año de esas imágenes y por ese motivo una manifestación va a recorrer las calles del centro de Valencia. El lema de la marcha tiene una triple vertiente: por un lado, pedir la dimisión de la delegada del Gobierno, Paula Sánchez de león; por otro, criticar la brutalidad policial; y, finalmente, mostrar le rechazo a los recortes en educación. Con esta manifestación comenzarán los actos de conmemoración de esos últimos 15 días de febrero.

Una semana de detenciones y cargas policiales

Y es que el día 15 solo fue el pistoletazo de salida de unas jornadas en las que el centro de la ciudad se convirtió en una batalla campal entre policía y estudiantes. Aún hoy se recuerda las imágenes de varias menores entrando en un supermercado con el miedo en la cara mientras varios policías las perseguían porra en mano. Era el año 2012.

Tras las protestas del 15, el día siguiente se repitió la concentración ante el instituto. Esta vez se saldó con la detención de ocho jóvenes por “resistencia y desobediencia a la autoridad” que protestaban por la detención el día anterior de su compañero. En ese momento, las protestas se extendieron por toda la ciudad. Por la tarde, ante la Delegación del Gobierno, siguieron las cargas policiales y las detenciones.

Las protestas continuaron al día siguiente ante la comisaría de policía donde estaban detenidos los menores y los jóvenes. Allí los antidisturbios cercaron a los manifestantes y comenzaron una identificación masiva que acabó con nuevas detenciones, esta vez por “delitos de desorden público, resistencia y desobediencia a la autoridad”.

El peor día fue el lunes 20. De nuevo una concentración ante el Lluís Vives acaba a golpes cuando los jóvenes intentan cortar el tráfico en la Gran Vía Fernando el Católico. La Policía actúa de forma desproporcionada. Se suceden las imágenes de lecheras con sirenas por cualquier calle y policías saltando de ellas porra en mano. La situación se ha desbocado totalmente.

A estas alturas, las protestas ya superan a la comunidad educativa. Se producen las primeras concentraciones de la ciudadanía escandalizada por la brutalidad policial de estos días.

Los estudiantes, el enemigo

Y por si no fuera suficiente sale a escena Antonio Moreno, jefe superior de la Policía de Valencia. En una rueda de prensa, justifica la actuación policial alegando que “las concentraciones son ilegales al no estar debidamente comunicadas”. A continuación, preguntado por el número de efectivos, lanza una frase lapidaria, “no es prudente decir al enemigo cuáles son nuestras fuerzas y debilidades”. Moreno fue ascendido meses después y trasladado.

Sus palabras tuvieron su efecto. Periodistas agredidos, encierros en la Facultad de Geografía, manifestaciones, quema de contenedores. El encargado de apagar el fuego había echado más gasolina a las calles.

La ciudadanía reacciona y los días siguientes las calles de Valencia se llenan de protestas tanto por los recortes sociales como por la brutalidad policial. Salen personas de todas las edades con sus libros en la mano. La policía baja su intensidad, llegan refuerzos de otros lugares, furgonetas antidisturbios de Zaragoza.

Una semana después de esa sentada el 15 de abril, como si de un parte de guerra se tratase, la batalla campal entre jóvenes estudiantes y policías se salda con 40 arrestados y multitud de heridos de diversa consideración.

Hoy, un año después siguen en pie varios procedimientos judiciales de aquellos días, multas, sanciones administrativas y una querella contra Sánchez de León y los mandos que ordenaron las cargas policiales esos días.

El Vives se ha convertido ya en un símbolo de resistencia por eso todas las actividades conmemorativas girarán en torno al Instituto. El recuerdo de esa semana de carreras y cargas policiales estará muy presente.

¿Sabes que 'La Marea' rechaza la publicidad sexista y la del Ibex35?

Un medio debe ser tan libre como coherente.

Protege nuestra independencia.

SuscríbeteHaz una donación

Toni Martínez

Toni Martínez

2 comentarios

  1. Flanagan
    Flanagan 15/02/2013, 13:23

    Y a propósito de Bár Cenas ya que estamos en la cuna del Gürtell:

    Imposible despedir a Bar Cenas y Tapaschoricez de Gürtelez.

    Los 22 millones de euros en Suiza no son solo suyos y ya se sabe, aunque no se hayan revelado nombres de la alta mangancia pepera, que parte de esa pasta sacada de los hígados del Pueblo en paro y abocado al sucidio está a nombre de Barba Sucia el loco y otros guindas goberneros mas.

    Para estos guindas; carteristas de El Rastro, el haber obtenido mayoría absoluta ha sido la salvación y la esperaban para inmediatamente promulgar la ilegal ley de amnistía fiscal para Pepe.

    Para comprenderlo de manera ilustrativa; es como si en fútbol dos peperos ataran al portero contrario a un poste para meter unos goles.

    Flor y Asno acompaña la fanfarria de ventilador acusando a Rubalcaba de los robos a mano armada del peperío.

    Hay un gabinete especializado en 13 rue de la Morgue para confabular propaganda contra la izquierda. Ya han aireado lo de los ERES andaluces que aún está sin sentenciar y arremeten contra Rubalcaba para echarle la culpa de que Rajoy no tire de la cadena en el Congreso.

    Sacarán de nuevo el caso Faisán inventado para socavar el prestigio internacional de Rubalcaba como ministro de Interior venciendo a ETA, al que si hubiera sido francés le habrían concedido la Legion de Honor en Francia por tal servicio al Pueblo, y han ido a sobornar a quién sea para demostrar que Blanco lo que bebía era tinto en la gasolinera de marras.

    ¡Coño, lo que se aprende en los colegios caros de pago del Clero! Todo menos a ser decentes.

    Responder a este comentario
  2. 4lex
    4lex 15/02/2013, 10:28

    Hace años se hablaba de “la generación de jóvenes más preparada de la historia de España”. Quizá académicamente era cierto, pero la juventud que está creciendo con el movimiento 15M me parece que va a estar mejor preparada en conciencia democrática, libertad, derechos y responsabilidades.

    Responder a este comentario

Escribir un comentario

No se publicará tu dirección de email.
Los campos obligatorios están marcados con *

LM60 – Mayo 2018

Cómprala 4 €

Última hora

Tus artículos

Las CUP, Torra y los carnés de izquierdista

La prioridad de las CUP no es la investidura de un presidente los textos del cual han causado náuseas a la mayoría de sus integrantes, como se pretende. La prioridad de las CUP, junto a ERC y Junts per Catalunya, es la lucha contra un estado y una mayoría política que tiene fobia a la diversidad existente en su propio territorio.

Los socios/as escriben

“La imagen se ha convertido en una obsesión, el contenido se ha quedado a un lado”

El escritor y músico Iñaki Domínguez lanza su nuevo libro sobre “visionarios, locos y criminales del siglo XX”.