Rouco Varela: “El Estado no es el dueño de la escuela”

El presidente de la Conferencia Episcopal Española defiende que la Iglesia "ha sido la educadora de Europa a lo largo de muchos siglos, antes que el Estado".

MADRID // El presidente de la Conferencia Episcopal Española, Antonio María Rouco Varela, no quiere que nadie meta mano a las escuelas de la Iglesia. “El Estado no es el dueño de la escuela”, ha espetado en un foro celebrado en Málaga y organizado por la CADENA COPE, según recoge el diario andaluz Sur.

Rouco ha defendido que “estatalizar la escuela va en contra de los derechos fundamentales de la persona y de las familias” y ha roto una lanza por la educación que ha dado la jerarquía católica en el pasado: “La Iglesia ha sido la educadora de Europa a lo largo de muchos siglos, antes de que el Estado entrara en el terreno de la formación y de las escuelas”.

Estas palabras llegan el mismo día que se han hecho públicas dos sentencias del Tribunal Supremo que retiran la subvención a colegios que segregan por sexo en sus aulas.

En su discurso, ante un centenar de personas entre los que se encontraban el obispo malagueño, Jesús Catalá, el alcalde, Francisco de la Torre, y algunos representantes del Gobierno conservador, Rouco también ha señalado que la crisis “causa mucho dolor”, pero que está causada, sobre todo, por una “crisis demográfica”.

Beneficios a la educación religiosa

La reforma educativa que prepara el ministro José Ignacio Wert contempla la inyección de dinero público a colegios privados y concertados que segreguen por sexos. Además, la asignatura de religión volverá a las aulas en base a los acuerdos con la Santa Sede del año 1979.

El borrador de la Ley Orgánica de Mejora de la Calidad Educativa (Lomce), contempla una materia alternativa a la asignatura de religión, que en ningún caso pueda suponer “discriminación alguna” para los que elijan la primera.

La asociación Europa Laica ha denunciado ya en varias ocasiones que mantener la asignatura de religión cuesta unos 500 millones de euros, según sus cálculos, y, además de un fuerte “adoctrinamiento”, supone la pérdida de aproximadamente 1.000 horas lectivas para cada niño en toda la etapa obligatoria.

PUBLICIDAD
Banner
Comentarios

7 respuestas a “Rouco Varela: “El Estado no es el dueño de la escuela””

  1. No quiere que nadie meta mano a las escuelas de la iglesia, pues que se financien ellos, como debiera haber sido siempre en lugar de haberse establecido los concientos. Quien quiera educación privada, que se la pague, pero sin conciertos ni subvenciones como cuando yo era pequeño. Cuando hacemos uso de sanidad privada, qué hacemos, pues pagar la factura íntegramente… pues lo mismo con la enseñanza. Y me río de la educación que impartía la jerarquía eclesiástica, sobre todo durante el franquismo, fabricar cristianitos sumisos…

  2. El dueño de la escuela es el Pueblo Soberano, Rosko; que es además quien conforma el Estado laico y tú te callas porque si crees que tienes derecho a imponer tu trola milenaria entonces también estarán justificadas las imposiciones de todas las demás sectas.
    Ilegalización del cuento criminal vaticano que no ha hecho mas que daño a la evolución humana.

  3. Evidentemente la cultura en Europa la aporto los monasterios tras la caida del imperio romano a mano de los barbaros, pero que el peligro de ser ellos los unicos que guardaban los conocimientos tambien les ha permitido tergiversar las cosas a su conveniencia, la iglesia debe dedicarse a ayudar a la gente pobre y repartir las riquezas que tienen, dar la palabra del señor y dejar la politica a los hombres en vez de estar metiendo el hocico en todos lados menos donde deben

    • Y todo lo que se ha perdido en hogueras de esta misma gente en esos monasterios? Hay muchas cosas que no se han salvado gracias a ellos, sino a la tradición popular y algunos que se jugaban el cuello. La iglesia debería disloverse

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.