lamarea.com

domingo 22 octubre 2017

Sociedad

CIE: opacidad, sufrimiento, y ausencia de derechos

Más de 130 organizaciones piden el cierre de los Centros de Internamiento de Extranjeros en unas jornadas de “formación, reflexión y acción” en Barcelona. La iniciativa llama a rodear esta tarde el CIE de la Zona Franca.

15 diciembre 2012
15:22
Compartir
CIE: opacidad, sufrimiento, y ausencia de derechos

BARCELONA // “Por decir cualquier cosa te pueden apalear, así que acabas por no decir nada. Es como si fuéramos unos perros feos que nadie quiere”. Es la traumática experiencia de Abdul contada en primera persona tras su paso por el Centro de Internamiento de Extranjeros (CIE) de la Zona Franca de Barcelona. La recoge el documental de 15Mbcn_tv ‘Sobran Razones’, que ayer abrió las jornadas de formación, reflexión, y acción Tanquem els CIE (cerremos los CIE), en la Universidad Pompeu Fabra. Tres días de ponencias, mesas redondas y talleres con juristas, expertos y activistas que tendrán como uno de sus puntos álgidos la convocatoria de esta tarde para rodear el CIE de la Zona Franca, y exigir su cierre.

Más de 130 organizaciones del tejido asociativo, sindical y vecinal han apoyado en un manifiesto conjunto la clausura de estos centros, convertidos en cárceles inmersas en un limbo legal, opacas, y que encierra a personas por una mera falta administrativa: no tener ‘papeles’. Idrissa Diallo, un joven guineano de 21 años, murió en este centro el pasado 6 de enero. Organizaciones como Médicos del Mundo, la Asociación Española para el Derecho Internacional de los Derechos Humanos o Pueblos Unidos denunciaron que se quejó de fuertes dolores y de problemas respiratorios en repetidas ocasiones y no fue atendido debidamente. Su caso aun está por aclarar, como el de la congoleña Samba Martine, madre de 34 años, que tras ser diagnosticada erróneamente hasta nueve veces en los servicios sanitarios del CIE de Aluche, en Madrid, falleció en el hospital.

Bajo el dictado del ‘sheriff’

Varios ponentes denunciaron ayer la falta de garantías de los derechos de los internos, que viven en condiciones deplorables a la espera de ser expulsados, y la “arbitrariedad” con la que se rigen los CIES. “El CIE de la Zona Franca funciona bajo lo que dictamina el ‘sheriff’ –en referencia al director-, hay un margen de arbitrariedad total”, aseguró Andrés García, miembro de la Coordinadora Catalana para la Prevención de la Tortura. Los CIE nacieron en España en 1985. No hubo ningún atisbo de regulación hasta 1999, cuando una breve orden ministerial (el rango jurídico más bajo) impuso una leve normativa. El reglamento actual, explicaron los ponentes, sigue sin ofrecer garantías a los internos, y prima la seguridad sobre los derechos humanos.

El Gobierno prepara ahora un reglamento que, advierten las ONG, lejos de solucionar las deficiencias incluye retrocesos en algunos aspectos. “Por primera vez se contempla la entrada de armas por parte de la policía”, explicó Cristina Manzanedo, de Pueblos Unidos. “No hay ningún avance en el derecho de comunicación de los internos y en el derecho a recibir visitas hemos ido hacia atrás”, afirma sobre un borrador en el cual “no se han tenido en cuenta ninguna de las propuestas que hemos realizado”. Además, subrayó Manzanedo, se potencia la privatización de la atención médica y de la seguridad de los centros.

Inseguridad jurídica

El abogado y miembro de la campaña CIES-NO de Valencia, Francisco Solans, subrayó las deficiencias en el establecimiento de la figura del juez de control de los CIE. “Supuso una responsabilidad añadida para los jueces de instrucción, que tienen una elevada carga de trabajo, pero sin proveerlos de más medios”, relató. Además, puso en relieve el “estrecho margen” del juez de vigilancia para atender los casos que se producen dentro de los centros. La inconcreción jurídica provoca divergencias como que las entidades hayan logrado una visita semanal en el CIE de Madrid pero las puertas permanezcan cerradas hasta para el Síndic de Greuges (defensor del pueblo) en el de Barcelona, donde, denunciaron los ponentes, impera la “opacidad”.

El control de las ONG, clave

Para Andrés García, el trabajo realizado por las asociaciones ha servido para “poner en relieve el maltrato y la tortura que existe en los centros”, y ha supuesto un elemento de presión clave para avanzar en los medios de control. En ese sentido, las visitas de las entidades al interior de los centros se revelan como fundamentales para aportar luz sobre lo que allí sucede. “Tenemos una memoria tan frágil que nos hace olvidar lo que sucedió aquí en los años 40 y 50, y el dolor que somos capaces de generar como sociedad”, manifestó Jordi Mir, miembro de la Cátedra UNESCO de Estudios Interculturales, a la vez que citaba una frase del filósofo y catedrático recientemente fallecido, Francisco Fernández Buey: “Hemos aprendido a tolerar lo intolerable”.

Las jornadas pretenden rescatar del olvido colectivo a las personas que permanecen encerradas en los centros, y retornar a la agenda política y mediática el debate sobre la legitimidad y necesidad de los CIE. La iniciativa Rodea el CIE debe servir, apuntó Mir, para “hacer visible la opacidad”.

Brais Benítez

Brais Benítez

2 comentarios

  1. SATÁN
    SATÁN 16/12/2012, 14:36

    “como el de la congoleña Samba Martine, madre de 34 años, que tras ser diagnosticada erróneamente hasta nueve veces en los servicios sanitarios del CIE de Aluche, en Madrid, falleció en el hospital.”
    ESTO NO SÓLO PASA EN LOS CIE…EL PLANTEL DE MÉDICOS ULTRA CATÓLICOS QUE PADECEMOS EN ESPAÑA USA LA SANIDAD PARA ELIMINAR EL GEN ROJO…SOMOS DEMASIADO ESTÚPIDOS Y CONFIADOS. HACE MUCHO QUE TENEMOS A LOS ASESINOS BIÉN UBICADOS.

    Responder a este comentario
  2. Flanagan
    Flanagan 16/12/2012, 12:35

    La banda del Pepe está subvencionando al facherío mediático por bajo cuerda y ya no me fio ni de la tía que se apareció en formato fantasma en la rama de una higuera a los pastorcillos portugueses.
    Tal vez cosas del cabreo y de la edad, porque he cumplido 82 años y vengo luchando contra el fascismo desde que tenía quince, pero desde entonces no he visto evolución en España. Todavía nos mandan los idiotas por malvados y un ente inexistente así en los cielos como en la tierra, sustentado por fanáticos pederastas que nos presentan a un dios tan poderoso y vengativo que el diablo queda a la altura del betún, porque ¿donde está la diferencia? Si no te jode dios te jode el diablo.
    Analicemos *sin acritud* con la mente serena porque la taquicardia nos puede enviar a un hospital privatizado, futuro de tanatorio, la involución a la que nos ha llevado al Pueblo Español la mano de la harka Pepe desde que el enano saltarín bigotudo sin memoria, profuso escribidor en papel higiénico y limpiabotas de Bush, liberó terrenos públicos regalándolos a la especulación para formar aquel falso boum de *prosperidad* (motivo también del efecto llamada a los parias africanos) que junto con nuestra contribución a la guerra masacre contra el inocente Pueblo de Irak, conformó un conjunto de burradas peperas apostadas en la sombra para legarlas al gobierno socialdemócrata que saliera de las urnas y que fue el de Zapatero.
    Aún estamos sufriendo esa animalada pepera del *atado y bien atado franquista* a la que Maricomplejines con su banda llama descaradamente *la herencia recibida*.
    ¿De quién Mangajoy? ¿El socialismo crea herencias capitalistas?
    Eres el hazme reir de Europa con tu voluminosa cartera de contenido falso haciéndote filmar por el cámara seguidor especial de tus horas para representar el teatro de tu denuedo ante los demás mandatarios para que te vean los TDLC.
    La actuación ante la gran mesa de reuniones vacía cuando dejaste la cartera en una silla, me produjo risa porque ningún mandatario lleva cartera a esas reuniones, ya que es acompañado por el ministro o alto funcionario relacionado con el asunto que se vaya a tratar y ese es el que porta la documentación en una cartera.
    Me pregunto para qué podrías servir si no te hubieran lanzado al trono de La Moncloa cinco millones de votos desesperados adicionales a los votos fascistas.

    Responder a este comentario

Escribir un comentario

No se publicará tu dirección de email.
Los campos obligatorios están marcados con *

Última hora

LM53 – Octubre 2017

Tus artículos

Damos asco. Carta a nuestros hijos e hijas

"Me da mucho miedo lo que veo, pero me invade la esperanza cuando te veo. Sé que en ese cuerpo diminuto caben cosas como el respeto y la dignidad", escribe Noelia Ordieres.

Diálogo

"Mañana, o pasado, cuando nos despertemos, tendremos que volver a convivir entre nosotros. ¿Seréis capaces de miraros a la cara después de generar tanto odio?", se pregunta el autor