La ONU abre la puerta a los palestinos

Una gran mayoría de los países en la Asamblea General, entre ellos España, vota a favor de la resolución que da a la ANP el estatus de entidad observadora.

Casi 65 años después de la histórica votación en Naciones Unidas que creó el Estado de Israel, partiendo en dos entidades el protectorado británico, la Asamblea General aprobó el jueves una resolución que otorga a la Autoridad Nacional Palestina (ANP) el estatus como entidad observadora en la ONU. Es un paso simbólico muy importante después de varios intentos fallidos por parte de los palestinos para lograr este grado de reconocimiento diplomático.

La resolución fue aprobada por una amplia mayoría de 138 países, con solo nueve votos en contra, incluyendo la propia Israel y su aliado leal Estados Unidos, y 41 abstenciones. El Gobierno de España votó a favor, como también lo hicieron Francia e Italia, mientras Alemania y el Reino Unido se abstuvieron.

La decisión del máximo órgano de la ONU reafirma “el derecho del pueblo palestino a la autodeterminación e independencia en un Estado de Palestina a partir de las fronteras de 1967″.
Antes de la votación, el presidente de la ANP, Mahmud Abás, había pedido a la Asamblea que expedite “el certificado de nacimiento de la realidad de un Estado palestino”. Los palestinos ya habían ganado acceso a representación en la Unesco y en la Corte Penal Internacional.

El secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, celebró el resultado e hizo una llamada a israelíes y palestinos para que intensifiquen los esfuerzos de lograr la paz que se vio enturbiada por el ataque a la franja de Gaza hace pocos días. «Creo que los palestinos tienen su legitimo derecho a tener su propio estado independiente e Israel tiene derecho a vivir con seguridad dentro de sus fronteras», dijo Ban.

aportacion la marea

admin_lamarea

PUBLICIDAD
Banner
Comentarios

4 respuestas a “La ONU abre la puerta a los palestinos”

  1. Israel es un pais ficticio y ilegal completamente derrotado ética y moralmente ante la historia y la opinión pública internacional.

    Para justificarse, el te rro ris mo de Estado fabrica te rro ris tas: siembra o di o y cosecha coartadas. Todo indica que esta ca rn ice rí a de Gaza, que según sus autores quiere acabar con los te rro ris tas, logrará multiplicarlos.

    Desde 1948, los palestinos viven condenados a hu mi lla ción perpetua. No pueden ni respirar sin permiso. Han perdido su patria, sus tierras, su agua, su libertad, su todo. Ni siquiera tienen derecho a elegir sus gobernantes. Cuando votan a quien no deben votar, son castigados. Gaza está siendo castigada. Se convirtió en una ra tone ra sin salida, desde que Hamas ganó limpiamente las elecciones en el año 2006. Algo parecido había ocurrido en 1932, cuando el Partido Comunista triunfó en las elecciones de El Salvador. Bañados en san gre, los salvadoreños expiaron su ma la conducta y desde entonces vivieron sometidos a dic ta du ras militares. La democracia es un lujo que no todos merecen.

    Son hi jos de la impotencia los cohetes caseros que los militantes de Hamas, acorralados en Gaza, disparan con chambona puntería sobre las tierras que habían sido palestinas y que la ocupación israelí usurpó. Y la desesperación, a la orilla de la locura suicida, es la ma dre de las bravatas que niegan el derecho a la existencia de Israel, gritos sin ninguna eficacia, mientras la muy eficaz gue rra de exterminio está negando, desde hace años, el derecho a la existencia de Palestina. Ya poca Palestina queda. Paso a paso, Israel la está borrando del mapa.

    Los colonos invaden, y tras ellos los soldados van corrigiendo la frontera. Las balas sacralizan el despojo, en legítima defensa. No hay gue rra agresiva que no diga ser gue rra defensiva. Hitler invadió Polonia para evitar que Polonia invadiera Alemania. Bush invadió Irak para evitar que Irak invadiera el mundo. En cada una de sus guerras defensivas, Israel se ha tragado otro pedazo de Palestina, y los almuerzos siguen. La devoración se justifica por los títulos de propiedad que la Biblia otorgó, por los dos mil años de persecución que el pueblo ju dí o sufrió, y por el pánico que generan los palestinos al acecho.

    Israel es el país que jamás cumple las recomendaciones ni las resoluciones de las Naciones Unidas, el que nunca acata las sentencias de los tribunales internacionales, el que se burla de las leyes internacionales, y es también el único país que ha legalizado la tor tu ra de prisioneros. ¿Quién le regaló el derecho de negar todos los derechos? ¿De dónde viene la impunidad con que Israel está ejecutando la ma tan za de Gaza? El gobierno español no hubiera podido bombardear impunemente al País Vasco para acabar con ETA, ni el gobierno británico hubiera podido arrasar Irlanda para liquidar a IRA. ¿Acaso la tragedia del Ho lo ca usto implica una póliza de eterna impunidad? ¿O esa luz verde proviene de la potencia mandamás que tiene en Israel al más incondicional de sus va sa llos?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

PUBLICIDAD
Banner