lamarea.com

miércoles 19 septiembre 2018

Internacional

La UE tira la toalla en el primer intento de pacto presupuestario

La propuesta de la Comisión de un recorte de 80.000 millones de euros hubiera perjudicado a España que pasa a ser contribuyente neto en el próximo ejercicio.

23 noviembre 2012
21:30
Compartir

BRUSELAS // Uno de los grandes dijo hace unos pocos días que “ya no se valora por lo que uno vale sino por lo que uno cuesta”, y ésta ha sido la máxima que ha prevalecido en el Consejo Europeo que los líderes de los Estados miembros han celebrado ayer y hoy en Bruselas y que ha acabado sin acuerdo.

Con Reino Unido a la cabeza, los países que más contribuyen al arca común llegaron a la capital europea con las armas en alto y dispuestos a recortar hasta dejar bajo mínimos la propuesta de la Comisión Europea para el Marco Financiero Plurianual 2014-2020 (MFP), en la que se pedía cerca de un billón de euros como presupuesto, cerca del 1,03 % del PIB europeo. En el otro lado del ring, se situaban los autodenominados “Amigos de la Cohesión”, con Polonia como líder, preparados para prestar batalla con el fin de no perder ni un euro de las ayudas que reciben, sobre todo, en materia de Cohesión.

España será contribuyente neto en el próximo MFP y, por ello, ha optado por tejer alianzas con unos y otros con el objetivo de mejorar las partidas de Cohesión y Agricultura, que se habían visto gravemente afectadas en un primer borrador redactado por el presidente del Consejo Europeo, Herman Van Rompuy. Estaríamos hablando de unos 20.000 millones menos en el caso español.

987.000 millones de euros

La propuesta inicial de la Comisión Europea, encargada de redactarla, era que los Estados miembros aportasen sobre un billón de euros como techo de gasto del Marco Financiero Plurianual para 2014-2020, es decir, lo máximo a lo que la UE se puede comprometer durante estos siete años. A su vez, la previsión de gasto real rondaría 987.000 millones de euros (el 1,03 % del PIB de la UE). En otros números, 80 céntimos al día por ciudadano. Esto se traduciría en un techo de gasto anual de 147.000 millones de euros (1.06 % de RNB), con un gasto real de 141.000 millones, lo que comparado con el anterior MFP (2007-2013) significa un 5 % más.

Contra esta proposición, Van Rompuy presentó hace unos días un primer borrador en el que se recortaban 80.000 millones de euros, que levantó ampollas entre todos los líderes de la UE por diferentes motivos. Países como Reino Unido habían amenazado con vetar el presupuesto si no se recortaba más, sobre todo, en administración y pensiones europeas, la bestia negra del primer ministro británico, David Cameron, en esta cumbre. Estados como Dinamarca o Holanda, poco beneficiados por las políticas de Cohesión y Agricultura, mostraron su desacuerdo con unos presupuestos poco “modernos” que no invertían en ciencia y desarrollo. Polonia y la gran mayoría de los países del Este avisaron de que no iban a aceptar ser las más afectadas por los recortes en plena crisis. Alemania, maestra de la austeridad, quería un 10 % en recortes a lo propuesto por la CE, mientras que Francia también optaba por un presupuesto más recatado aunque no tanto como sus colegas alemanes o ingleses.

Con un escenario tal, la batalla europea estaba servida, aunque al final ha sido menos de la esperada. Van Rompuy inició la jornada de ayer con 27 reuniones bilaterales con los líderes de la UE y a lo largo del día se fueron filtrando amenazas y propuestas entre los diferentes equipos diplomáticos y la prensa presente en la Cumbre: Cameron avisaba de que el cheque británico, la cantidad que Reino Unido recibe a cambio de su aportación al presupuesto comunitario al no beneficiarse de igual manera de las políticas europeas, no era negociable y añadió que hasta que no se recortaran 30.000 millones de euros más no habría posibilidad de acuerdo. Por su parte, Francia ponía los puntos sobre las íes y dejaba claro que una mejora en la partida de la Política Agraria era necesaria si se quería empezar a discutir en serio, dado que junto con España es de las grandes beneficiadas. Y así, todos los países exigiendo un “qué hay de lo mío”.

El Parlamento Europeo tiene derecho de veto

Mención especial para el Parlamento Europeo que por primera vez tiene poder de veto y representa un verdadero contrapoder en las negociaciones, ya que para esta institución cualquier recorte de la propuesta de la Comisión Europea es inadmisible. El presidente del PE anunció en rueda de prensa que “cuánto más se alejen los Estados miembros de la propuesta de la CE más posibilidades tendrá de obtener un veto por parte del Parlamento”.

Con todo ello y tres horas de retraso, Van Rompuy empezó la primera reunión de la cumbre con todos los líderes donde entregó un nuevo borrador que mejoraba las partidas de Cohesión (11.000 millones) y Agricultura (7.700 millones más) y recortaba en Crecimiento y Empleo (13.000 millones), Infraestructuras (5.000 millones) y Seguridad y Política Exterior (1.600 millones), nada en Administración. Sin embargo, el jefe del Consejo Europeo no ha tenido mucha más suerte en este segundo intento, ya que todos los Estados miembros han vuelto a rechazar la propuesta con una claridad tal que ha obligado al líder europeo a tirar la toalla y convocar una nueva cumbre para el año siguiente.

Así, Francia, España e Irlanda han constituido hoy una alianza para recuperar 6.000 millones más para Agricultura. Reino Unido no dará un paso adelante hasta que no se recorte de manera creíble en administración y pensiones, y en la misma línea le siguen Holanda, Suecia o Alemania. Esta última siempre que no toquen demasiado la partida de la Cohesión donde tiene regiones implicadas. Ante ellas, aparte del bloque de Europa del Este, también está Italia y Francia, que no ven necesarios más recortes de los propuestos por Van Rompuy.

“España sale mejor de lo que llegó”, dice Rajoy

Mariano Rajoy se ha limitado a señalar que “España sale mejor de lo que llegó” y que espera que se sigan acercando posturas en las próximas negociaciones. También ha querido quitar hierro al asunto del desacuerdo señalando que hay muchos puntos de vista diferentes y que en las anteriores negociaciones nunca se consiguió un consenso a la primera. Preguntado por si firmaría lo conseguido, no ha querido manifestarse al respecto y ha fiado el resultado final a que las negociaciones sigan por la misma línea, aunque ha señalado que las cifras no son inamovibles.

Ante el fracaso, el presidente del Consejo Europeo ya ha barajado optar por más recortes, más allá de los 80.000 millones de tijeretazo necesarios para llegar a un posible acuerdo. “No excluyo que en fases siguientes pueda presentarse un presupuesto con más recortes, pero en la fase actual he querido mantener la rebaja de 80.000 millones”, ha afirmado Herman Van Rompuy en la rueda de prensa tras el final de la cumbre.

¿Sabes que 'La Marea' rechaza la publicidad sexista y la del Ibex35?

Un medio debe ser tan libre como coherente.

Protege nuestra independencia.

SuscríbeteHaz una donación

Etiquetas

Valora:

(Ninguna valoración todavía)
Cargando…

Artículos relacionados

 
Pablo Garrigós

Pablo Garrigós

5 comentarios

  1. 4lex
    4lex 26/11/2012, 16:15

    ento -> neto
    (en la portada)

    Responder a este comentario
  2. gerard borja gimeno duran
    gerard borja gimeno duran 24/11/2012, 13:15

    que gran eres pablo!! dasí poc t’escoltaré en hora 25 de la cadena ser!! jejej

    Responder a este comentario
  3. guanche
    guanche 24/11/2012, 11:01

    La moneda única según Maastricht, es el fin de la autonomía política para decidir sobre las condiciones de vida de la ciudadanía. La moneda única, según Maastricht, es la imposición de los poderosos a través de los mecanismos del llamado mercado libre y de la práctica independencia de los poderes públicos del sistema de bancos centrales, paso previo al banco central europeo.

    Cuando el BCE se constituya, tomará decisiones, y los políticos no podrán tomar decisión. Es decir, los elegidos por el pueblo para que tomen decisiones según el programa que han presentado, no podrán tomar decisiones, porque las tomarán los que están controlando el BCE, gente que no ha sido elegida por ningún pueblo europeo.

    La moneda única, según Maastricht, es poner como primer objetivo los ajustes contables macroeconómicos y relegar a un segundo lugar los derechos sociales recogidos en nuestra Constitución y en la declaración universal de los derechos humanos.

    –http://canariasenlanube.wordpress.com/

    Responder a este comentario

Escribir un comentario

No se publicará tu dirección de email.
Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

LM63 – Septiembre 2018

Cómprala 4 €

Última hora

Tus artículos

10 años después de la crisis financiera: nuestros ‘dirigentes’ nos han fallado, el futuro depende de nosotros 

"El 15 de septiembre se cumplirán 10 años desde que la quiebra de Lehman Brothers abrió una caja de Pandora", afirman.

Los socios/as escriben

Nicaragua: La corrupción de lo mejor

"Durante estos años en España se hablaba muy poco de Nicaragua. Sólo llegaban el color de las banderas rojinegras y el discurso revolucionario de Ortega".