“Tener dos papás, es constitucional. Tener dos mamás, es constitucional”

La comunidad gay en Sevilla celebra el fallo del Constitucional a favor del matrimonio entre personas del mismo sexo en el centro de la ciudad y exige al PP que pida disculpas

SEVILLA // Pocos minutos antes de las siete de la tarde se confirmaba la noticia. El Tribunal Constitucional rechazaba el recurso del PP contra el matrimonio homosexual. Nada más conocerla, un grupo de cuatro amigos salían de la sede de la Fundación Triángulo en Sevilla, cargados con banderas arcoíris, megáfono y dos pancartas con un mensaje tan escueto como contundente: “Matrimonio=Matrimonio”.

A lo largo del camino, hasta llegar a Plaza Nueva, donde había ya convocada una concentración para las 20.00 horas, los cuatro amigos no dejaron de mover sus banderas y corear la misma consigna una y otra vez. “Tener dos papás, es constitucional. Tener dos mamás, es constitucional”. Lo cuatro rebosaban felicidad.

Muchos viandantes sonreían al cruzarse con ellos, pero no todos. Su alegría motivó algún que otro debate. “Un matrimonio es un hombre y una mujer, y punto”, decía un tanto ofuscado un hombre de unos 60 años a su acompañante, obviando que en España un matrimonio es, desde hace 7 años, la unión de dos personas, independientemente de su sexo.

Al llegar a la céntrica Plaza Nueva, a las puertas del Ayuntamiento de Sevilla, los cuatro activistas de la Fundación Triángulo se unían al resto de personas que ya bailaban y ondeaban sus banderas al ritmo de la música house que salía de un equipo de megafonía. Los abrazos no cesaban, las sonrisas de los activistas tampoco.

Mar Cambrollé, presidenta de la Asociación de Transexuales de Andalucía y de la Coordinadora Girasol declaraba a los medios que “en España el estado de derecho ha funcionado” y pidió al Partido Popular “una disculpa pública a las más de 22.000 familias a las que han tenido en vilo”.

Con una bandera gigante llegaba José Antonio Campillo, de 63 años e histórico activista por los derechos LGTB en Andalucía, que mientras desdoblaba la bandera explicaba que “el matrimonio no es más que un pistoletazo de salida hacia la igualdad real”.

Fueron unas 40 personas las que se dieron hoy en Sevilla para la esperada celebración, que estuvo vigilada de cerca por tres furgonas de la Policía Nacional.

francisco artacho

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

PUBLICIDAD
Banner