La presión de sindicatos y oposición obliga a Rajoy a prorrogar la ayuda de los 400 euros

El PSOE había amenazado al Gobierno con recoger un millón de firmas en contra de la supresión del Plan Prepara, que recoge este subsidio // Rajoy no descarta un nuevo rescate a la economía española pero dice que no hay "novedades"

MADRID // El amago del Gobierno del Partido Popular de anular la ayuda de 400 euros a los parados de larga duración se ha quedado en eso gracias a la presión de los sindicatos y la oposición, que habían amenazado con hacer de esta batalla un nuevo catalizador del clamor popular contra los recortes. A apenas 24 horas de que el miércoles expirara el Plan Prepara- el programa de formación para desempleados que recoge esta ayuda- el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, ha anunciado que su Gabinete prorrogará el programa. Su anulación hubiera representado dejar sin ingresos de ningún tipo a los 600.000 parados que, según los sindicatos, agotan cada año la prestación contributiva.

El Ejecutivo había lanzado el globo sonda de la posible anulación de la ayuda, sin querer en ningún momento aclarar la incertidumbre de si el subsidio sería prorrogado o no, unas dudas que Rajoy ha despejado hoy en Mallorca, tras su reunión con el jefe del Estado, Juan Carlos de Borbón. En esta decisión muy probablemente han pesado las amenazas de sindicatos y oposición. El PSOE anunció el pasado lunes que si el Gobierno suprimía el Plan Prepara, recogería un millón de firmas para exigir que se mantuviera el programa a través de una iniciativa legislativa popular.

Rajoy tampoco ha querido aumentar la crispación con los sindicatos. Las dos centrales mayoritarias, CCOO y UGT le exigieron, también el lunes, que no hundiera aun más en la miseria a los desempleados que dependen por completo de esa magra ayuda vinculada a cursos de formación para encontrar empleo.

El presidente del Gobierno ha precisado en Mallorca que la prórroga del plan se aprobará en el consejo de ministros del día 24, con efectos retroactivos. También ha dicho que la ayuda no sólo se mantendrá, sino que se mejorará. Lo que no ha detallado es cómo, pues su equipo ha recortado también los fondos destinados a inserción laboral y eliminado 1.500 puestos de orientadores profesionales que antes prestaban asesoramiento a los desempleados en las oficinas del Servicio Público de Empleo Estatal.

“Este Gobierno ha intentado siempre de preservar a aquellas personas en situación mucho más difícil, como los parados de larga duración con familiares a su cargo”, ha asegurado Rajoy, subrayando a su vez que ésta es la segunda vez que su Gobierno prorroga esta ayuda, que ha definido como “pequeña”.

Sin “novedades” sobre el rescate

En su comparecencia ante la prensa en Mallorca, Rajoy aludió también a la posibilidad de que España pida un segundo rescate a la Unión Europea, en esta ocasión para la economía en su conjunto y no sólo para el sector bancario. El jefe del Ejecutivo no descartó tal posibilidad, aunque aseguró que no hay “ninguna novedad” al respecto y que no tomará una decisión hasta conocer las medidas que tiene previsto adoptar el Banco Central Europeo (BCE) en política monetaria.

Esta entidad, agregó Rajoy, “puede comprar bonos en el mercado secundario o conceder créditos a entidades financieras que luego compren deuda pública».  “Sólo habrá rescate si es necesario”, reiteró.

Como ya sucediera con el rescate a los bancos, Rajoy llevaba semanas negando por activa y por pasiva la necesidad de un rescate hasta que el pasado 3 de agosto dio de nuevo un giro de 180 grados y abrió la puerta a esa posibilidad. Este cambio ocurrió al día siguiente de que el presidente del BCE, Mario Draghi, anunciara que la entidad que preside sólo comprará deuda pública española (lo que relajaría la presión de los mercados a la economía española) si nuestro país acude al fondo de rescate europeo. Esto quiere decir, que España debería someterse a la autoridad de Bruselas en materia económica y casi con toda probabilidad adoptar nuevos y duros recortes.

admin_lamarea

PUBLICIDAD
Banner
Comentarios

2 respuestas a “La presión de sindicatos y oposición obliga a Rajoy a prorrogar la ayuda de los 400 euros”

  1. “El PSOE había amenazado al Gobierno con recoger un millón de firmas”… ya y el gobierno ante eso se acojinó. Venga ya hombre.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.