lamarea.com

domingo 18 febrero 2018

Sociedad

La marcha minera termina con una batalla entre policías y manifestantes

Los enfrentamientos dejan al menos 76 heridos y siete detenidos. Los mineros regresan a sus casas, tras caminar más de 400 kilómetros en 20 días y sin lograr un acuerdo con el Gobierno.

11 julio 2012
14:49
Compartir
La marcha minera termina con una batalla entre policías y manifestantes
Manifestación de los mineros a su paso por la castellana camino del Ministerio de Industria. FERNANDO SÁNCHEZ

MADRID // La gran manifestación en Madrid de apoyo a los mineros terminó con un balance de 43 civiles y 33 policías heridos leves, además de siete detenidos, según informaron la Jefatura Superior de Policía de Madrid y Emergencias Madrid. Los enfrentamientos, que empañaron la gran participación que tuvieron tanto ésta como la marcha nocturna de la noche anterior, comenzaron sobre las 13.30 horas en las inmediaciones del Ministerio de Industria, en la zona norte del Paseo de la Castellana.

La sede del ministerio estaba rodeada por un vallado metálico que impedía acercarse a sus inmediaciones en un radio de 30 metros. Pero, tras pasar los 200 mineros y miles de manifestantes por delante del edificio en dirección al escenario, situado más al norte, algunos participantes comenzaron a lanzar petardos y piedras a los agentes.

En esa zona, estaba previsto terminar la marcha sobre el escenario, situado a apenas 100 metros del ministerio. Sin embargo, a pesar de la batalla que se desató entre policías y manifestantes con pelotas de goma, piedras y petardos, los líderes sindicales fueron subiendo al estrado para dar sus enérgicos discursos, ajenos a los enfrentamientos.

Contundencia policial

Los antidisturbios cargaron con contundencia y dejaron víctimas como una señora de unos 50 años que, con un pecho morado como consecuencia del impacto de una pelota de goma, trataba de calmar su crisis de ansiedad en el interior de un bar frente al ministerio.  Sus acompañantes le cuidaban: “Tranquila, ya viene la ambulancia”.

Pocos minutos después, dos hombres pasaban con un tercero en volandas, con la rodilla ensangrentada, cubierta por una camiseta y pidiendo a gritos una ambulancia. Otra joven, con la cabeza ensangrentada, trataba de abrirse paso entre los fotógrafos.

“El culpable de la violencia es el que la genera”, se oía a algunos líderes sindicales a través de los altavoces del escenario.

Cecilio Silveira, profesor retirado de 63 años y participante en la marcha de apoyo a los mineros, iba más allá: “Esto es el inicio de una nueva lucha de clases que, si no se combate, llevará a la pobreza a las generaciones más jóvenes. Estamos en una guerra declarada por el capitalismo contra los trabajadores, los parados y los jubilados”. El pronóstico del veterano profesor –antes de que comenzasen las cargas- era que pronto llegará a España “el hambre y la radicalización de la extrema derecha e izquierda”, como ha ocurrido en Grecia.

A su lado, Soledad Obispo, de 63 años, se mostraba optimista con el apoyo social que han recibido los mineros. “Con la llegada de los mineros, hemos pasado de levantar las manos en las asambleas del 15M, a levantar los puños”, celebraba.

Ambiente festivo

Antes de los enfrentamientos, la manifestación se había desarrollado en un ambiente festivo, con reivindicaciones pacíficas, bocinazos y continuas detonaciones de petardos y cohetes. Decenas de colectivos sociales de Madrid y otras comunidades autónomas se sumaron a los mineros para mostrarles su apoyo.

Desde Asturias, llegaron decenas de autobuses, que habían salido hacia Madrid en torno a las 4 de la madrugada y emprendieron el camino de regreso tras las cargas policiales. En uno de ellos, viajaron Loli Piñera y su hijo, Dario Orrio, de Pola de Siero. El chico, de 25 años, trabaja en la construcción y viajó a Madrid para “defender el futuro del carbón”. “Si cierran las minas, me quedaré sin trabajo porque todos mis clientes son mineros”, explicó.

¿Sabes que 'La Marea' rechaza la publicidad sexista y la del Ibex35?

Un medio debe ser tan libre como coherente.

Protege nuestra independencia.

SuscríbeteHaz una donación

Daniel Ayllón

Daniel Ayllón

11 comentarios

  1. No se esperaba menos...
    No se esperaba menos... 15/07/2012, 12:20

    Ante un pueblo tan adormecido, verles medio despertar, es peligroso, hay que callarles, aunque sea a golpe de porra, pues venga, porras al aire… Y asi fué.
    Pero esa reaccion, muy propia de quienes “gobiernan” nos tiene que animar, aun mas y todos a la calle.
    Hemos de recuperar,en lo posible, la Democracia perdida que queremos y nadie sabe adonde se fué…Salud compañeros.
    Que no puedan callarnos nunca, es nuestro deber este y siempre, cueste lo que cueste.

    Responder a este comentario
  2. Vasil
    Vasil 14/07/2012, 21:14

    El uniformado azul se siente muy seguro armado hasta los dientes y con el beneplácito legal para zurrar al personal. Por eso hay que organizarse y dejarse de monsergas tipo “pedir responsabilidades”, hay que organizarse y contraatacar ya veréis como corren ellos, porque además son muy cobardes. Como decía Gorki “coged cualquier cosa que os sirva como arma y con ella responder a la agresión”.

    Todo el apoyo a los mineros: http://www.larioja.com//v/20120712/espana/vuelven-casa-pero-mantienen-20120712.html

    Responder a este comentario
  3. Consol
    Consol 14/07/2012, 11:42

    Creo que el pueblo deberíamos empezar a pedir responsabilidades a esos policías que masacran a los que defienden los suyo, ¿haya algo más loable?. También se deberían exigir responsabilidades políticas y administrativas. Los políticos, los funcionarios y los policías están al servicio del pueblo, eso es lo que debemos exigir el cumplimiento de su deber.

    Responder a este comentario
  4. 4lex
    4lex 12/07/2012, 07:48

    Información: @eldiario.es estuvo retuiteando muy bien todos los incidentes de ayer 11J, para quien se haya perdido los testimonios en primera persona.

    Responder a este comentario
  5. TeBe1982
    TeBe1982 11/07/2012, 22:47

    Si de verdad sois, o pretendéis ser un periódico serio, por favor haceros eco de esta noticia e imagen:

    Agresión a una niña por parte de la policía antidisturbios, durante las concentraciones de los mineros en la mañana de hoy.
    Se ve claramente la herida provocada por la bola de goma que le han disparado a la niña en la espalda.

    Esto es más que válido para exigir la dimisión de Cifuentes:
    https://twitter.com/joseortuno1974/status/223080350321090561/photo/1

    Responder a este comentario
  6. Vero
    Vero 11/07/2012, 22:29

    Y ahora mismo parece que sigue, porque se dirigen 8 furgones de antidisturbios a la plaza de Jacinto Benavente con las sirenas puestas y en dirección contraria a toda velocidad.

    Supongo que no saben que se han equivocado, que la furia la deberían pagar con quien les ha bajado el sueldo y quitado las pagas, un día se darán la vuelta hacia el Congreso, a por los verdaderos delincuentes.

    Responder a este comentario
  7. Doclusifer
    Doclusifer 11/07/2012, 19:30

    el fascismo PPeril manda a sus perros a pegar, estos perros que no tiene extra de navidad y que todo les es mas caro, LA DERECHA ES SIEMPRE RETRASADA

    Responder a este comentario
  8. Oscar
    Oscar 11/07/2012, 18:25

    “Cuando la Fe no basta para salvar vidas, hay que actuar”.. película de Ricardo darín.

    Responder a este comentario
  9. Manolo
    Manolo 11/07/2012, 17:35

    Parece que los recortes también están afectando al cerebro de los maderos.

    Responder a este comentario

Escribir un comentario

No se publicará tu dirección de email.
Los campos obligatorios están marcados con *

LM57 – Febrero 2018

Última hora

Tus artículos

‘Homo Lubitz’, de Ricardo Menéndez Salmón

Reseña de la última novela de Menéndez Salmón, una obra que "nos adentra en un mundo donde se ejerce una nueva dimensión de lo atroz, esa dimensión no representable ni imaginable y que, al mismo tiempo, nos muestra una visión de futuro de nuestra especie", según Portela.

Los socios/as escriben

“La desigualdad es más profunda que el tema salarial si la llevamos a la desigualdad de género y la de clase”

La escritora y directora Irene Hernanz reconoce también su admiración por el bilingüismo en Cataluña.

Año nuevo… Seguimos como siempre

"¿Vamos a seguir un año más diciendo prácticamente lo mismo, repitiendo el discurso que está llevando a un progresivo declive del impulso transformador de la sociedad?".