lamarea.com

lunes 24 septiembre 2018

Economía

Som Energia: la eléctrica de los ciudadanos

La cooperativa catalana de consumo y venta de energía renovable apuesta por un cambio de modelo, basado en comercializar electricidad procedente de fuentes renovables sin que ello suponga un sobrecoste para el consumidor.

28 junio 2012
00:52
Compartir
Som Energia: la eléctrica de los ciudadanos
El equipo de la cooperativa Som Energia, que defiende un nuevo modelo energético. Arnau Bach

BARCELONA // Cuando Djore Kasimir era pequeño y vivía en Alemania, todos sus compañeros de clase soñaban con ser ingenieros nucleares. Su padre lo era. Ya fuera por rebelión o por conciencia, el caso es que él decidió seguir el camino contrario, y en los años 70 formó parte del movimiento antinuclear austríaco. El mismo que forzó un referéndum sobre la centralde Zwentendorf, que ya estaba construida pero que gracias a la oposición de los ciudadanos nunca entró en funcionamiento.

“Toda mi vida he ido encaminándome hacia esta dirección, pero cuando hace unos años me instalé en Vilanova i la Geltrú (Barcelona), vi que no podría consumir energía limpia porque no había opciones”, explica. Por eso cuando se enteró de la iniciativa de Som Energia,no se lo pensó dos veces. Som Energia es la primera cooperativa española de consumo, producción y comercialización de energía renovable.La idea inicial surgió en la primavera de 2010 en las aulas de la Universitat de Girona, cuando un profesor de economía holandés llamado Gijsbert Huijink propuso a sus alumnos buscar un modelo energético
participativo basándose en las experiencias exitosas que ya están en marcha en otros países europeos. En diciembre de ese mismo año se celebraba la asamblea constitutiva con la participación de 150 socios.

Desde entonces, la cooperativa se ha mantenido fiel a sus dos compromisos principales. Por una parte, pretende comercializar electricidad procedente de fuentes renovables –etiquetada como clase A– sin que eso suponga un sobrecoste para el consumidor. “Ya vale de atacar a la conciencia de la gente vendiéndoles la idea de que, si quieren energía verde, tienen que pagarla más cara. Nosotros no queremos entrar en ese juego”, afirma rotundo Marc Roselló, presidente de Som Energia.

El objetivo a largo plazo, sin embargo, es el de ir removiendo conciencias para trabajar juntos por un nuevo modelo energético, sin esperar a que los gobiernos se decidan a tomar la iniciativa. “Renovable, por sí sola, no deja de ser una terminología”, asegura Roselló. “Apostamos por las renovables porque queremos una sociedad más justa, más horizontal, con más participación y más controlada por nosotros mismos. No queremos dejarlo a expensas de los políticos, que a su vez están a expensas de las empresas”.

Además de las asambleas generales, existen otros espacios de participación más constantes, como son los grupos locales de socios, que ayudan de forma voluntaria con las tareas de difusión.

“El modelo energético que perseguimos tiene puesta la mirada en el entorno local. Hay empresas que han hecho inversiones en renovables a gran escala, pero nosotros apostamos por el modelo cercano a las personas.De ahí la importancia de la participación de estos pequeños grupos”, explica el autríaco Kasimir, que pertenece al grupo local del área del Garraf y el Penedès. Este organismo organiza periódicamente encuentros medioambientales y distribuye folletos informativos para captar nuevos socios.

Som Energia cree firmemente que, si los ciudadanos van poco a poco invirtiendo una pequeña cantidad de dinero, es posible poner en  marchaproyectos de generación de energía a partir de fuentes renovables (biogás, solar, eólica y otras) de manera independiente. De hecho, la cooperativa catalana ya ha empezado a hacerlo, y desde el mes de marzo cuenta con una cubierta fotovoltaica cerca de Lleida.

Modelo de autofinanciación

Tienen en proyecto incluso una planta de biogás. “Todo con el modelo de autofinanciación o de inversiones a partir de los socios, que tienen una pequeña rentabilidad por hacer esta inversión. Lo que nos gustaría es que el porcentaje de renovables vaya aumentando progresivamente. Cuantos más seamos, más rápido podremos hacerlo”, concluye Kasimir.

Socio con 100 euros

Som Energia ya tiene 2.700 socios que han entrado con una aportación inicial de capital social de 100 euros. Eso da derecho a un voto en las asambleas generales. No gasta en publicidad, no hay grandes sueldos a directivos y sí oficinas modestas y eficientes.

¿Sabes que 'La Marea' rechaza la publicidad sexista y la del Ibex35?

Un medio debe ser tan libre como coherente.

Protege nuestra independencia.

SuscríbeteHaz una donación

Anabel Herrera

Anabel Herrera

5 comentarios

  1. Ptc
    Ptc 10/04/2015, 01:47

    La energia renovable es sin lugar a dudas la energia del futuro, un claro ejemplo es la hidraulica.

    Responder a este comentario
  2. Jordi
    Jordi 30/06/2012, 20:40

    Aquñi va una guía de consumo de electricidad verde, muy divulgativa e interesante. Está en catalán.
    http://oec.blog.pangea.org/2012/06/21/que-es-lelectricitat-verda-i-com-fer-ne-us-una-breu-guia-dorientacio/
    Por supuesto, Som Energia aparece como comercializadora. Contra la dictadura financiera, el cooperativismo aparece como instrumento básico en la democratización de la economía real.

    Responder a este comentario
  3. jubilado
    jubilado 30/06/2012, 15:24

    Ese es bel camino, dar alternativas desde la ciudadania fuera de las mafias electricas , dentro de lo posible.

    Responder a este comentario

Escribir un comentario

No se publicará tu dirección de email.
Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

LM63 – Septiembre 2018

Cómprala 4 €

Última hora

Tus artículos

10 años después de la crisis financiera: nuestros ‘dirigentes’ nos han fallado, el futuro depende de nosotros 

"El 15 de septiembre se cumplirán 10 años desde que la quiebra de Lehman Brothers abrió una caja de Pandora", afirman.

Los socios/as escriben

Nicaragua: La corrupción de lo mejor

"Durante estos años en España se hablaba muy poco de Nicaragua. Sólo llegaban el color de las banderas rojinegras y el discurso revolucionario de Ortega".