Internacional

La ONU reclama una investigación internacional sobre la violación de derechos humanos en Yemen

La escasez de agua y los ataques a infraestructuras civiles agravan la situación de más de 3 millones de desplazados internos en el país

26 agosto 2016
09:38
Compartir
La ONU reclama una investigación internacional sobre la violación de derechos humanos en Yemen
Una ojeadora de la organización de las Naciones Unidas junto a unos misiles. ONU

MADRID // La guerra civil en Yemen ya ha obligado a desplazarse a más tres millones de personas, lo que supone más del 10% de la población. La escasez de agua y combustible, así como los ataques a centros sanitarios  y a instalaciones civiles como mercados, almacenes de alimentos y colegios agravan la situación de la población en el país. Precisamente ayer, un nuevo bombardeo de la coalición encabezada por Arabia Saudí contra un mercado dejó al menos ocho personas muertas y a otras siete heridas que se suman a las miles que ya han fallecido desde marzo de 2015, cuando Arabia Saudí lanzó una campaña militar de bombardeos aéreos contra los rebeldes hutíes. Según la ONU y otras organizaciones de derechos humanos, el balance de víctimas mortales supera las 9.000.

La ONU y la organización Human Rights Watch exigieron ayer una investigación internacional sobre las violaciones de derechos humanos que se están comitiendo en Yemen desde marzo de 2015, y que sus responsables sean perseguidos judicialmente. Asimismo, un informe de las Naciones Unidas, publicado el 19 de agosto, señala que 3.154.572 personas han abandonado sus casas desde el comienzo del conflicto en 2015. De ellos, sólo algo más de 900.000 han retornado, por lo que aún quedan más de dos millones de refugiados internos. El informe cita el acceso a necesidades básicas como alimento, vivienda y agua como las amenazas más acuciantes para los desplazados yemeníes. Otras violaciones de derechos denunciadas por la ONU son los arrestros arbitrarios, el reclutamiento forzado de niños-soldado, los arrestos arbitraros y los asesinatos selectivos.

Escasez de agua

Yemen es uno de los países más secos del mundo. Según datos del Banco Mundial, tan sólo recibe 162 litros por metro cuadrado de lluvia de media al año (la cuarta parte que España). “El agua en Yemen está en el subsuelo, y las bombas necesarias para extraerla necesitan combustible, así que la falta de petróleo ha supuesto una situación trágica”, explicó a La Marea Juan Prieto, el coordinador de Médicos Sin Fronteras en el país. La ONU también cifra en 7,6 millones los yemeníes que sufren malnutrición.

A la escasez de combustible se suma ahora la necesidad de compartir un bien vital muy escaso. “Esa gente vivía en su casa, con sus pozos, con sus bombas de agua, y ahora están en condiciones de desplazamiento, lo cual significa que los recursos acuíferos se tienen que compartir. En la mayoría de los casos no llegan a quien más vulnerable está”, añadió Prieto. Según la ONU, 7.6 millones de yemeníes sufren malnutrición.

Ataques a infraestructuras civiles

La semana pasada, Médicos Sin Fronteras anunció la evacuación de su personal de los hospitales que apoyaba en el norte de Yemen. La decisión se tomó tras el bombardeo del centro sanitario de Abs por parte de la coalición liderada por Arabia Saudí, que acabó con la vida de 19 personas.

Juan Prieto explicó que los centros de salud no son los únicos objetivos de los bombardeos y los combates de tierra: “Hablamos de mercados, hablamos de hospitales, hablamos de colegios, así como reuniones del día a día de población. Todo el mundo está con bastante miedo a que ese tipo de concentraciones sean atacadas”.

La evacuación de Médicos Sin Fronteras deja a la población del norte de Yemen sin asistencia sanitaria. El coordinador de la ONG explicó que se cerrarán centros de maternidad “donde nacían alrededor de 100 niños a la semana”, así como centros de urgencias, quirófanos y centros de apoyo psicosocial”. Prieto aseguró que su organización seguiría trabajando en la capital, Sana’a, y el sur del país, y que apoyaría al Ministerio de Salud yemení si éste decide mantener los hospitales septentrionales activos.

Santiago Sáez

Santiago Sáez

Última hora

Opinión

El Brexit es una operación comercial

La primera ministra Theresa May afirma que el Brexit sirve para que el Reino Unido se convierta en "una nación de comercio grande y global. Una de las defensoras más firmes del libre comercio en todo el mundo”

La suprema tontería radiactiva del Supremo

La producción de energía nuclear es peligrosa y genera residuos letales, pero el Tribunal Supremo ha decidido dar un balón de oxígeno a las empresas privadas que producen ese tipo de energía y ha franqueado el camino para el proyecto del PP de construir un cementerio radiactivo en Cuenca.

Colabora con La Marea

LOS SOCIOS/AS ESCRIBEN

Renovarse o morir

El capitalismo no se ha refundado sino que se ha reforzado; y mientras que la izquierda está en un acelerado declive, resurge la extrema derecha.

La nueva prensa independiente

El autor recomienda varios medios como regalo alternativo estas navidades: "Aunque algunos ya están asentados, también hay periódicos a los que les falta aún un empujoncito para alcanzar la tan ansiada estabilidad económica".

TUS ARTÍCULOS

El estilo y la elegancia de España en el siglo XXI

"Raphael se mantiene en el candelero, El Corte Inglés sigue publicitándose por primavera esta vez por cuenta del Santander, los Borbones en el poder son ahora dos, Operación Triunfo sigue de gira y parece que al fin el 'atado y bien atado' cobra sentido", reflexiona Francisco Pérez Cabrera.

Todos los derechos, todas las mujeres (trans, cis, putas, feministas, bolleras…)

"¿Son las feministas, que han luchado durante siglos para que ninguna persona pueda decidir sobre los cuerpos de las mujeres y sus vidas, las que pueden decirle ahora a otras mujeres que no pueden hacer con el suyo lo que les plazca?", se pregunta Yskal, de Hetaira.

Burla a las víctimas del Yak-42 y de la guerra de España de 1936

"En un mismo día y en escenarios distintos encontramos una respuesta similar por parte del PP", reflexiona Víctor Rodríguez Corbacho.